San Rafael, Mendoza 13 de abril de 2024

Después de 18 años, el agua avanzó hacia el Desaguadero e Irrigación explica la situación

Después de 18 años, el agua avanzó hacia el Desaguadero e Irrigación explica la situación

Llegó a 60 kilómetros. Sin embargo, no alcanzó a llegar al límite con San Luis.

El agua vuelve a dónde tradicionalmente pasó. Y así como días atrás ocurrió en la cuenca del río Mendoza, donde zonas del secano mendocino no veían escurrir agua desde hace un largo tiempo, el jueves pasado, en el Este de nuestra Provincia, ocurrió lo mismo.

El agua avanzó por el río Tunuyán, cuenca del río Tunuyán Inferior, y llegó hasta el frente del distrito de Vila Antigua, en La Paz. Así lo aseguró el Jefe de Distribución de esta cuenca, Ivo Lucentini, quien comentó que esto no ocurría desde el año 2006.

“Seguimos su curso y tuvimos esa gran postal del avance del río, frente al distrito paceño de Villa Antigua, luego de haber recorrido hasta el momento unos 120 kilómetros de distancia. Quedaban unos 60 kilómetros más por recorrer para llegar al río Desaguadero. Pero el agua no alcanzó. Desde el mismo jueves tuvimos que empezar a erogar. Además, desde donde llegó el agua hasta Desaguadero, el río comienza a ensancharse y necesita más caudal”, explicó.

El Subdelegado de Aguas del río Tunuyán Inferior, Juan Pablo Villarruel, se refirió también a la gran temporada que está transcurriendo. “Los cauces de toda la Provincia han tenido una abundancia que hace varios años no se registraba. Situación que va a permitir recargar los acuíferos subterráneos y abastecer los cultivos de la zona como hace tiempo no se hacía. Ahora se ve con mayor frecuencia agua en la red de riego y una porción de esa agua está siendo erogada al río como regulación del nivel del embalse”.

“La situación de los regantes en la cuenca del Inferior, en general es de satisfacción. Se festeja poder tener el agua continua en un canal, cada 12 o 16 días un turno. Hemos venido con una escasez dramática hasta la temporada pasada, en la que se pasaba hasta 30-35 días sin turnado. Con estas olas de calor, de haber tenido una oferta de agua como la de la temporada pasada la situación sería dramática”, manifestó el ingeniero.

“El río Tunuyán, particularmente en diciembre, se comportó como un año hidrológico abundante. Creemos que esto está relacionado con la temperatura en alta montaña, por lo que hubo más deshielos de lo que se pronosticó y esa tendencia podría irse normalizando en los meses sucesivos. Diciembre ha sido un mes con afluentes muy altos, algo que realmente nos ha sorprendido”.

Verano sin muertos de calor
El Subdelegado de Aguas recordó a la población que bañarse en cauces de riego está prohibido.

“La ola de calor que hemos experimentado por estos días, hace que mayores y menores de edad se tienten con bañarse en cauces públicos; canales, hijuelas y también en el río. Hemos tenido una serie de sucesos de este tipo en la zona Este, en San Martín y Rivadavia, lamentablemente. No es la primera vez que esto sucede. Hay lugares habilitados para realizar estas prácticas, como en el dique Tiburcio Benegas, con las instalaciones que se han puesto en funcionamiento recientemente. Son negligencias y el riesgo está latente, por eso tenemos que seguir concientizando a las personas”, sostuvo.

“Ahora más que nunca, por el caudal que llevan los cauces, seamos responsables y acudamos a los lugares que están habilitados para evitar tragedias”.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Sé el primero en comentar en «Después de 18 años, el agua avanzó hacia el Desaguadero e Irrigación explica la situación»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*