San Rafael, Mendoza miércoles 17 de julio de 2024

Notre Dame – Por:.Beatriz Genchi

Notre-Dame es el título, dignidad o nombre que los católicos que hablan francés dan a la Virgen María y se traduce como “Nuestra Señora”.En Europa, hay más de 30 catedrales de Notre Dame,  entre ellas se encuentran la catedral de Notre Dame de Reims en Francia, la catedral de Notre Dame de Amiens, la catedral de Notre Dame de Rouen, la catedral de Notre Dame de Chartres y la catedral de Notre Dame de Strasbourg. Pero por esas cosas de la vida cuando solo decimos, Notre Dame todos sin excepción,  hablamos de la misma.

Notre Dame es una de las catedrales de estilo gótico más antiguas y grandes del mundo. El incendio que sufrió en abril de 2019 causó daños en algunas partes de su estructura y permitió descubrir uno de sus secretos: el uso de hierro en su construcción. Analizamos esta y otras curiosidades que esconde uno de los templos más emblemáticos de París.

Su construcción comenzó a mediados del siglo XII y se extendió a lo largo de 200 años. Esta estructura destaca por sus altas torres, vidrieras y detalles ornamentales. Entre los elevados arcos de piedra y el techo de la catedral, contaba con un espacio apodado como “el bosque” por la gran cantidad de vigas de madera que contenía. Cada una provenía de un árbol diferente y supuestamente se talaron 1.300 robles para crearla.

Se trata, ante todo, de un monumento emblemático en la historia de Francia. Además de inspirar a múltiples artistas como Víctor Hugo, en ella sucedieron múltiples acontecimientos importantes: de la coronación de Napoleón en 1804 a la celebración de una misa ‘Te Deum’ durante la liberación de París de las fuerzas alemanas el 26 de agosto de 1944 y las misas de los presidentes de la República; Charles de Gaulle, Georges Pompidou y François Mitterrand.

“Notre Dame ha atravesado los siglos y sobrevivido tanto a guerras como a revoluciones, oponiéndose a los cambios de nuestras sociedades con un rostro inmutable”, indica el Ministerio de Cultura de Francia.

La catedral, que ha sido el escenario de múltiples restauraciones, sufrió uno de los eventos más trágicos de su historia. Un incendio comenzó en el techo y se extendió rápidamente, destruyendo la emblemática aguja del templo y el techo y causando múltiples daños en su interior.

Desde el Ministerio de Cultura describen así las emociones que suscitó el fuego: “Aturdimiento, asombro, convulsión internacional, drama, desastre, tragedia, catástrofe, trauma, tristeza, luto… no han faltado palabras para describir el sentir de todos durante esta onda expansiva cuyas consecuencias no hemos terminado de medir”.

Las altas bóvedas sufrieron daños importantes por el fuego, lo que supuso una amenaza para su estabilidad. Un informe pericial realizado el 23 de abril de 2019 indica que los boquetes de las bóvedas, la atmósfera húmeda tras el calor del fuego y sobre todo el polvo cargado de plomo que invadió el órgano perjudicaron su buena conservación. Desde la mañana siguiente del incendio se tomaron medidas de urgencia y varios arquitectos e ingenieros trabajan para restaurar la estructura.

El incendio y los trabajos de restauración llevaron a un sorprendente hallazgo: Notre Dame fue la primera catedral gótica que usó hierro en su construcción. Un grupo de científicos analizó grapas de hasta medio metro utilizadas para reforzar las piedras y otros elementos del edificio más alto de su época. “El hecho de que la estructura se quemara hizo que se nos aparecieran algunas grapas que antes no se podían ver”, explica al portal New Scientist Maxime L’Héritier, uno de los investigadores.

Algo muy innovador para la época. “Te das cuenta de que estaban haciendo cosas que eran como el Empire State Building alrededor de 1930, o como el Burj Khalifa en Dubai, cosas realmente extraordinarias para la época”, explica al portal New Scientist Robert Bork, profesor de historia del arte de la Universidad de Iowa. El experto asegura que es algo comparable con “el lanzamiento a la luna en la década de 1960 y con algunas de las grandes iniciativas de alta tecnología actuales”.

Las propuestas de restauración fueron muchas y de lo más variopinto. Hubo quienes plantearon sustituir el techo por una gran piscina o quienes pretendían recuperar la experiencia del «bosque».

Desde que se produjo el fuego, el edificio ha estado cerrado al público. El presidente francés, Emmanuel Macron, prometió tras el incendio que la reconstrucción se haría en cinco años. Si todo sale según lo previsto, estaría lista para recibir a nuevos visitantes en 2024. Con casi 14 millones de visitantes al año, según destaca el Ministerio de Cultura, antes de esta tragedia era el monumento más visitado de Francia y Europa. Hagamos votos para que así sea!

Gentileza;

Beatriz Genchi

Museóloga-Gestora Cultural-Artista Plástica.

bgenchi50@gmail.com

Puerto Madryn – Chubut.

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Sé el primero en comentar en «Notre Dame – Por:.Beatriz Genchi»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*