San Rafael, Mendoza miércoles 24 de abril de 2024

Cuáles son los ejercicios cardiovasculares básicos que reducen el riesgo de gripe y neumonía

Es esencial mantenerse activo ya que la inactividad física es un factor de riesgo de mortalidad por influenza y neumonía (Getty Images)Es esencial mantenerse activo ya que la inactividad física es un factor de riesgo de mortalidad por influenza y neumonía (Getty Images)

Los científicos detectaron beneficios incluso en adultos con niveles de actividad aeróbica por debajo de las recomendaciones internacionales

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere que los adultos realicen al menos de 150 minutos semanales de actividad física aeróbica de intensidad moderada y por lo menos dos secuencias semanales de actividades de fortalecimiento muscular como prevención para episodios de dolencias cardiovasculares.

La inactividad física es un factor de riesgo de enfermedad grave por COVID-19 y potencialmente de mortalidad por influenza y neumonía. Basados en estos análisis, ahora una nueva investigación que acaba de publicarse en BMJ Journals Sports Medicine, confirmó que las personas con mayores niveles de práctica de ejercicio aeróbico o cardiovascular tienen menor probabilidad de morir por gripe.

Las personas que cumplieron con las pautas de actividad física aeróbica y actividad de fortalecimiento muscular tuvieron un riesgo 48% menor de muerte por neumonía e influenza durante un promedio de 9,2 años de seguimiento en comparación con quienes no hicieron ninguna, según informó un equipo de trabajo liderado por Bryant Webber, especialista de la División de Nutrición, Actividad Física y Obesidad de los CDC en Atlanta, en Estados Unidos.

Realizar actividad física fortalece la respuesta inmunitaria y ayuda a evitar futuras complicaciones (iStock)Realizar actividad física fortalece la respuesta inmunitaria y ayuda a evitar futuras complicaciones (iStock)

“Teniendo en cuenta los mecanismos biológicos plausibles y la consistencia con estudios previos, esta asociación protectora puede justificar esfuerzos clínicos y de salud pública adicionales para disminuir la prevalencia de la inactividad aeróbica y de fortalecimiento muscular inadecuada”, afirmó Webber.

Pero los investigadores también encontraron un beneficio con la actividad aeróbica en niveles por debajo de las recomendaciones de las pautas. Los adultos que realizaban de 10 a 149 minutos de actividad física de moderada a vigorosa a la semana experimentaron un riesgo significativamente 21% menor de muerte por neumonía e influenza en comparación con las personas que no realizaban actividad física.

Este beneficio alcanzó su punto máximo con una reducción del riesgo del 50% para aquellos con 301 a 600 minutos de actividad semanal, sin una reducción adicional del riesgo para aquellos que realizan más de 600 minutos de actividad.

Moverse siempre beneficia

Los participantes que reportaron dos sesiones de entrenamiento vinculado al fortalecimiento muscular por semana tenían un 47% menos de riesgo de mortalidad por influenza y neumonía en comparación con los que hicieron menos de dos. Sin embargo, participar en siete o más episodios por semana se vinculó con un riesgo de mortalidad 41% mayor.

El ejercicio cardio regular, como trotar, nadar o andar en bicicleta, podría reducir el riesgo de morir a causa de la infección por influenza, y hacer ejercicio en el gimnasio también podría ayudar (Getty Images)El ejercicio cardio regular, como trotar, nadar o andar en bicicleta, podría reducir el riesgo de morir a causa de la infección por influenza, y hacer ejercicio en el gimnasio también podría ayudar (Getty Images)

Aproximadamente la mitad de los más de 500.000 participantes (51%) del estudio no cumplieron ninguno de los objetivos semanales, mientras que solo el 19% lo hizo con ambos.

En general, aquellos que cumplieron con las pautas aeróbicas tuvieron un 36% menos de riesgo de mortalidad por influenza y neumonía en comparación con las personas sin actividad, mientras que cumplir con ejercicios de incremento muscular no se asoció con una diferencia significativa en el riesgo de mortalidad.

Los científicos señalaron que sus hallazgos de reducción de la mortalidad probablemente se deban al hecho de que el ejercicio está relacionado con la mejora de varias condiciones de salud, incluida una respuesta inmunitaria fortalecida.

“La actividad física se asocia con una menor incidencia de varias comorbilidades, incluido el accidente cerebrovascular y la enfermedad coronaria, que aumentan el riesgo de mortalidad entre los adultos hospitalizados con neumonía adquirida en la comunidad. Los ensayos clínicos han demostrado que los programas de entrenamiento aeróbico mejoran la expectoración en personas con fibrosis quística y el consumo máximo de oxígeno en aquellos con EPOC” explicó.

La OMS recomienda realizar 150 minutos semanales de actividad física aeróbicaLa OMS recomienda realizar 150 minutos semanales de actividad física aeróbica

Los resultados del estudio se basan en hallazgos previos que muestran que el ejercicio fue beneficioso después de una embolia pulmonar y puede tener beneficios cardiorrespiratorios para pacientes sometidos a quimioterapia. Para este estudio de cohortes, Webber y sus colegas incluyeron a 577.909 adultos que participaron en la Encuesta nacional de entrevistas de salud de Estados Unidos entre 1998 y 2018 y fueron seguidos durante un promedio de 9,23 años; el 52,2% eran mujeres y el 69,2% eran blancos.

Los participantes se clasificaron en cinco categorías basadas en el volumen de actividad aeróbica y de fortalecimiento muscular autoinformada. Durante el seguimiento se observaron 81.431 muertes, con 1.516 de ellas por neumonía e influenza. Webber y su equipo notaron que la actividad física se midió en intervalos de 10 minutos o más, lo que significa que no se incluyeron episodios más cortos.

Esto, junto con las posibles brechas en los datos de mortalidad, la posibilidad de que las condiciones de salud subyacentes hayan causado cambios en la actividad física de un individuo y otros factores, pueden haber afectado los resultados del estudio. El equipo de trabajo de esta investigación se completó con los especialistas Brezo C. Yun y Geoffrey P. Whitfield.

Fuente:https://www.infobae.com/salud/2023/05/23/cuales-son-los-ejercicios-cardiovasculares-basicos-que-reducen-el-riesgo-de-gripe-y-neumonia/

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Sé el primero en comentar en «Cuáles son los ejercicios cardiovasculares básicos que reducen el riesgo de gripe y neumonía»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*