San Rafael, Mendoza martes 28 de mayo de 2024

Suarez anunció la creación de la empresa de energía Impulsa Mendoza SA

Lo hizo durante una nueva edición del Foro de Inversiones y Negocios, organizado por el Consejo Empresario Mendocino y el Gobierno de Mendoza. El empresariado pidió a la Nación que “no postergue” a la provincia por ser gobernada por un partido político distinto.

En el marco de las actividades de la Vendimia, se desarrolló el 4° Foro de Inversiones y Negocios, en el que participaron empresarios, autoridades nacionales y provinciales. La apertura estuvo a cargo del presidente del Consejo Empresario Mendocino (CEM), Eduardo Pulenta, y del Gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez, quienes destacaron la importancia del encuentro para el presente y el futuro de la provincia.

En esta oportunidad, el mandatario anunció la creación de Impulsa Mendoza SA, que fue publicada hoy en el Boletín Oficial, “con el objetivo de promover un desarrollo sustentable e inclusivo mediante la transformación de nuestros recursos naturales en forma prudente, convirtiendo a Mendoza en un eslabón clave para de la transición energética”. Explicó que los objetivos son los mismos de cuando se decidió rescatar los de VALE.

“Esto es poner en valor nuestros recursos naturales con pleno respeto del ambiente, dentro del marco legal vigente y con las vocaciones territoriales de cada pueblo, buscando movilizar al sector privado desde su posición actual de incertidumbre a una plataforma de certezas”, afirmó Suarez. Asimismo, comentó que la nueva institución será capitalizada con los activos no estratégicos para el proyecto de Potasio Río Colorado recibidos por parte de la transferencia de acciones de la VALE, que quedarán así en manos de la Provincia. “Esto significa que no se ha gastado y no se gastará ni un solo peso de nuestro erario en su funcionamiento”, afirmó Suarez.

Según explicó a los presentes, la empresa podrá actuar sola o en sociedad, dependiendo del tipo de proyecto, y que se busca movilizar al sector privado, “imaginando las alternativas necesarias para que pueda participar desde diversos roles como inversora”.

Cuando se creó PRC, que era la empresa que se quedaba con los activos VALE, y como la compañía no lo había podido vender ni avanzar en 10 años, la Provincia tomó la decisión de quedarse con el emprendimiento y salir a buscar un socio.

La Provincia avanzó y hoy hay tres ofertas, las cuales se evaluarán para determinar cuál será la que le conviene más a la provincia de Mendoza. Las tres tienen algo en común, un porcentaje de las acciones se quedan en Mendoza. Ya no tendremos el 100% de la mina de Potasio Río Colorado, sino una parte y eso es parte de lo que tendrá Impulsa Mendoza.

Como explicó el ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié, “a su vez, el emprendimiento anterior de VALE era tan grande, que no pudieron avanzar como sucedió con el tema de los trenes”. Además, dijo que la Provincia cuenta ahora con activos como máquinas, locomotoras y vagones, los cuales quedan para Mendoza.

El funcionario comentó que también se ha avanzado en acciones que los privados no realizaron, como la exploración de minerales de la provincia. “El dinero lo hicimos con PRC, por lo cual ahí tenemos un activo como son las acciones de Hierro Indio, que hoy forman parte de la empresa, pero aclaró que cuando se lo entregue a un tercero, no se podrá transferir e irán a Impulsa Mendoza.

“Quedará eso, más el dinero de cuando nos quedamos con PRC. La empresa VALE nos pagó también para el mantenimiento durante seis años. Esos activos y otros más pasarán a Impulsa Mendoza, que buscará lugares para invertir en las zonas, que se cumpla la 7722, que la gente la quiera y que vayamos buscando nichos para trabajar”, sostuvo el ministro.

Por su parte, Pulenta, quien abrió el foro con su discurso, mencionó los casos de éxitos de inversiones que se concretaron en Mendoza y pidió apoyo al Gobierno nacional para avanzar, porque “somos parte de un país que nos tiene que ayudar a traer inversiones y a salir al mundo con nuestros productos, un mundo que está abierto al intercambio pero que compite fuertemente”.

Ante esto, el empresario sostuvo que “el Estado nacional debe apoyar al sector privado con una fuerte política exterior para lograr tratados de libre comercio y, por otro, una política tributaria y un régimen laboral que le permita al sector productivo ser competitivo y asegurar un crecimiento competitivo de la economía en su conjunto”.

Pulenta fue más allá y dijo que el hecho de que la provincia sea gobernada por un color político distinto a la Casa Rosada “no puede ser razón para postergaciones de parte del Gobierno nacional”. Además, mencionó el postergado laudo presidencial sobre Portezuelo del Viento: “Van en contra del interés de nuestra provincia, sin fundamentos técnicos que lo avalen. Son decisiones inconsultas y reñidas con el derecho y el federalismo que afectan las incumbencias provinciales”.

Pulenta sostuvo que, con profesionalismo y seriedad, Mendoza tiene que seguir avanzando en actividades en las que hay mucho por desarrollar, que traigan riqueza a nuestra provincia y permitan financiar grandes obras hídricas, viales y de infraestructura, entre otras. Dio como ejemplo la minería y dijo que “constituye un desafío pendiente, porque es un tema que increpa a toda nuestra sociedad y a su dirigencia, en el que tenemos que ser capaces de poder debatir sin tabúes, con serenidad y solidaridad hasta encontrar un camino hacia un desarrollo sustentable”.

Inversión y empleo

Ante un auditorio a pleno, Suarez aseguró que no hay progreso colectivo ni creación de empleo de calidad sin inversión, por eso reiteró que, “frente al actual contexto de complejidades macroeconómicas, la Provincia está enfocada en crear condiciones diferenciales para garantizar y promover un clima de negocios generador de oportunidades”.

Mencionó que esto se logra con la construcción de un Estado más inteligente, ordenado, austero, previsible, que brinde servicios de calidad y que sea menos costoso para el contribuyente. Hizo hincapié en que esto se logra “fundamentalmente a través de la construcción de un Estado que sirva para agilizar en vez de obstaculizar y para incentivar en vez de condicionar, que motive al ecosistema emprendedor, que estimule la innovación y genere condiciones de competitividad”.

El Gobernador admitió que queda mucho por hacer y afirmó: “Podemos decir con absoluta seguridad que la marca Mendoza en un activo de confianza, porque la Provincia está bien administrada y que, como garantía inmediata, puede mostrar que tiene un programa fiscal que viene siendo cumplido rigurosamente en una de las coyunturas más difíciles de nuestra historia económica. Un programa que garantiza el equilibrio fiscal, los incentivos a nuestra economía y a la inversión pública, como da muestra clara nuestro presupuesto”.

Ante esto, Suarez sostuvo que nuevamente este año “vamos a mantener el equilibrio de las cuentas públicas y continuar con la reducción de la carga impositiva” y aseguró que seguirá fomentando la inversión pública y privada como impulsor del crecimiento económico y va a posibilitar la administración sostenible de la deuda pública.

“No podríamos estar manteniendo el camino de reducción de impuestos provinciales si antes no se hubiera adecuado el nivel de gasto público y se hubieran administrado de modo correcto los recursos del Estado”, afirmó el mandatario y remarcó que “estamos determinados a hacer que el equilibrio fiscal sea una política de Estado. De hecho, el presupuesto que estamos ejecutando es el sexto que se presenta con superávit, lo que permite que ese excedente por sobre los gastos corrientes se pueda sumar a la ejecución de infraestructuras, también claves para estimular la inversión privada, tanto en materia de energía como de sostenibilidad hídrica, de conectividad, de caminos, etcétera”.

Dio como ejemplo la inversión en la transición energética, con la intención de ir hacia una “matriz más amigable con el ambiente, porque se trata de una responsabilidad primaria con las generaciones futuras, pero también porque es una oportunidad de negocios”.

Comentó que esa transición ya ha comenzado en Mendoza: “Como se sabe, una de las tendencias principales es el remplazo de los combustibles fósiles por electricidad limpia en los sistemas”, sostuvo. Y explicó que en Mendoza se han instalado 158 megavatios de potencia desde 2016 hasta la fecha, lo que representa un crecimiento del 11% del parque generador, “que había estado aletargado desde la entrada en operación de Potrerillos”.

Además, comentó que en este proceso se ha facilitado la inversión privada con 200 millones de dólares en 12 proyectos que hoy entregan electricidad al sistema. A esto, Suarez le sumó la construcción de un fondo para la transición energética que actualmente está ejecutando una importante obra de transporte eléctrico, el proyecto Cruz de Piedra-Gran Mendoza, “que había estado en planes durante varias décadas pero que durante mi mandato se ha encarado. Quizá el paso más importante es que se ha logrado una herramienta para tener autonomía administrativa de la Nación para poder construir las autopistas de la electricidad”.

Durante su discurso, Suarez destacó la resolución del conflicto “heredado del pasado con las concesionarias eléctricas”, por lo cual remarcó que “hoy en día tenemos más generación, estamos ampliando el transporte y hemos saneado la distribución eléctrica”.

Además, dijo que esto permite pensar en el largo plazo e hizo mención a la inversión en el inventario de proyectos hidroeléctricos, bancos de agua que además entregan energía limpia y flexibilidad al sistema eléctrico. “Hemos avanzado decididamente en la realización del proyecto El Baqueano, que es la única opción que nos queda para ganar tiempo luego de lo que ha sido el vergonzoso destrato que el Gobierno nacional le ha dado a Mendoza con Portezuelo del Viento”, sostuvo el Gobernador.

Asimismo, afirmó que el Gobierno provincial aspira a que la presa sobre el río Diamante sea la que inicie la puesta en marcha de la “rueda virtuosa de la generación hidroeléctrica que venimos buscando”, con la esperanza de que Mendoza no vuelva a abandonarla. Comentó que ya están concluidos los estudios básicos y se están terminando de obtener los permisos. “Esperamos iniciar el proceso licitatorio a la brevedad. Como está a la vista, estos proyectos complejos necesitan un marco de seguridad jurídica absoluta y en eso estamos”, aseguró el Gobernador.

Otros proyectos

Además, Suarez mencionó el avance de los proyectos Uspallata y Cerro Negro, ambos sobre el río Mendoza, para que la renta de El Baqueano se pueda volcar a Uspallata y “volvamos a tener un proyecto hidroeléctrico nuevo cada cinco años”.

Con la construcción de diques, Suarez afirmó que las obras permitirán aumentar la capacidad de almacenamiento de agua en tiempos de crisis hídrica y generar energía limpia, “en estos momentos en que el cambio climático exige descarbonizar nuestra matriz. Pero, además, será una oportunidad laboral y de desarrollo para miles de mendocinos”.

Otro asunto de igual magnitud al que hizo referencia es haber revertido la tendencia declinante en la producción de hidrocarburos. Dijo que la extracción de petróleo es una actividad fundamental para la economía de Mendoza, que “debe explotarse al máximo, justamente para direccionar los recursos de la renta petrolera hacia la matriz renovable que la remplace”.

Suarez explicó que los yacimientos tienen un declive natural y para mantener el nivel de producción se requieren inversiones constantes. “En Mendoza hemos implementado medidas de estímulo para la reinversión, lo que nos ha permitido sumar nuevos actores”, remarcó. Comentó además que el resultado es que en 2022 se inició el proceso para crear una nueva área de explotación, es decir, se logró que un área de exploración lograra cubicar sus reservas, aumentando el número de áreas a 43, incrementando los activos energéticos de Mendoza, “algo que parecía que ya no iba a suceder, de manera que es una gran noticia”.

Nombró asimismo el trabajo realizado en conjunto con YPF para comenzar la campaña de exploración sobre el recurso no convencional en la formación norte de Vaca Muerta, en Malargüe. Dijo que se prevé una inversión para esta etapa de 17 millones de dólares que, de dar resultado favorable, puede abrir camino a un desarrollo masivo que impactará positivamente en la economía de toda la provincia, particularmente en el Sur. “Como resulta evidente, el sector petrolero tiene mucho para darle aún al desarrollo y al crecimiento de Mendoza”, aseguró.

En cuanto al proyecto Cerro Amarillo, tramitado en las últimas horas, fue considerado por el mandatario como “muy importante para la provincia”. Comentó que se trata de la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental para la exploración de cobre dentro del marco normativo vigente en la provincia. “Esto nos pone dentro de un nuevo mapa productivo porque, como ustedes saben, el cobre es uno de los materiales fundamentales para la transición energética. Por eso esperamos que en los próximos meses se inicien los trabajos de exploración en Malargüe”.

También hizo mención al avance del proyecto Hierro Indio y comentó que en enero de este año, de la mano de PRC y de un inversor privado, se comenzó la exploración, “con la firme esperanza de que en poco tiempo podamos estar anunciando la apertura de las labores mineras”.

Ver aquí para leer la publicación realizada hoy en el Boletín Oficial.

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Sé el primero en comentar en «Suarez anunció la creación de la empresa de energía Impulsa Mendoza SA»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*