San Rafael, Mendoza 22 de junio de 2024

Con crédito del Fondo para la Transformación, pyme gastronómica logró abrir sus puertas

El restobar Ruka, de Malargüe, es un emprendimiento familiar que se puso en funcionamiento con el aporte de la línea Inversión del FTyC.

Los hermanos Milena, Adriana y Juan José Henríquez, jujeños de nacimiento y malargüinos por adopción, están unidos por el amor familiar y por un espíritu emprendedor. Inquietos, a pesar de ser profesionales y tener sus trabajos estables, decidieron llevar adelante un proyecto que les asegurase un futuro mejor.

Así, con ahorros propios -incluso vendiendo sus autos-, compraron un terreno en las afueras de la ciudad de Malargüe para erigir un emprendimiento gastronómico.

Con mucho sacrificio, créditos personales mediante, fueron edificando de a poco su sueño: primero las bases, luego las paredes, hasta llegar al dintel.

Sin embargo, a pesar del tremendo esfuerzo, no podían seguir, porque la plata se había acabado y, buscando alternativas, llegaron al Fondo Provincial para la Transformación y el Crecimiento (FTyC).

De esta manera, gracias a un crédito de 6,4 millones de pesos de la línea Inversión del ente oficial, los Henríquez y sus respectivas parejas pudieron culminar las obras y, en octubre del año pasado, abrir el restobar Ruka.

“El Fondo financió nuestro sueño, fue el empuje que necesitábamos para abrir nuestro negocio”, afirmó Milena.

Ruka, que en el idioma mapuche significa casa, terminó siendo también una peña. “Queremos que los clientes estén cómodos como en su casa”, explica el concepto de su negocio la jujeña y malargüina por adopción.

La idea principal era trabajar con turistas. De hecho, en plena temporada veraniega fueron visitados por varios contingentes que fueron arrimados por agencias de turismo, pero la clientela se amplió con comensales lugareños.

Por supuesto que en la carta no faltan las empanadas y manjares norteños aunque, obviamente, en el menú no están ausentes las exquisiteces mendocinas, como guisos de lenteja con chivo o carne a la olla.

Sea la comida que sea, siempre puede estar maridada con muy buenos vinos mendocinos, aunque el que lo desee puede probar ricas cervezas, algunas locales.

Ruka abre de miércoles a domingos de 21.30 a 2.30 y viernes y sábado se puede disfrutar de espectáculos musicales a cargo de artistas malargüinos de géneros tan diversos como folclore, rock o cumbia.

Cómo recibir asistencia financiera

Si necesitás apoyo crediticio como el que recibieron los hermanos Henríquez, el FTyC tiene disponible su línea Inversión.

A través de esta operatoria podés ampliar o modernizar tu pyme con un crédito con una tasa de interés que parte, hoy, del 24,98% anual, con un plazo de devolución de cinco años, incluido uno de gracia.

El crédito puede garantizarse con prenda, hipoteca o aval de Sociedad de Garantía Recíproca (SGR). Asimismo, en todas las operatorias existe la posibilidad de solicitar hasta un millón de pesos con garante propietario o con bono de sueldo.

Tramitación rápida, ágil y segura

En este enlace tenés todos los detalles de las líneas del Fondo. Además, podés recibir asesoramiento por WhatsApp para tramitar tu crédito de manera sencilla, rápida y sin riesgos. También podés acudir a la sede central del FTyC, en Montevideo 456, segundo piso, Ciudad de Mendoza o a las delegaciones del interior.

GALERÍA

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Sé el primero en comentar en «Con crédito del Fondo para la Transformación, pyme gastronómica logró abrir sus puertas»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*