San Rafael, Mendoza viernes 23 de febrero de 2024

Cómo funciona el Programa Provincial de Prevención y Atención Integral del Maltrato a la Niñez y Adolescencia

Desde 1998, Mendoza cuenta con un espacio de prevención y herramientas para detectar situaciones de maltrato. La línea 102 recibe denuncias por casos de violencia.

El Programa Provincial de Prevención y Atención Integral del Maltrato a la Niñez y Adolescencia (PPMI) es referente institucional dentro de la Subsecretaría de Salud en lo que atañe a la prevención y atención del maltrato a niños, niñas y adolescentes.

El espacio está compuesto por distintas áreas: Prevención y Capacitación; Asistencia; Docencia e Investigación; Estadística y Epidemiología; Grupos, Administración y Personal; Línea 102 y Dispositivos grupales. Éstos sectores buscan dar una atención integral y territorial a dichas situaciones complejas haciendo eje en distintos abordajes, no sólo terapéuticos sino también comunitario, científico, educativo.

La titular del programa, Silvina Mollo, señaló que “lo que tenemos en Mendoza, a diferencia del resto del país, es una estructura con una cantidad de instituciones y circuitos que están preparadas para poder identificar, detectar las situaciones de violencia que afectan a niños y niñas, y poder contenerlos y tomar medidas. Y añadió: “Hay diferentes circuitos y diferentes vías en función de la responsabilidad que cada uno tenga, por el lugar que ocupamos de dar cuenta de estas situaciones”.

Cuando un niño llega al hospital

“En el programa hay un equipo en la mayoría de los hospitales regionales y en los centros de salud, para poder atender casos de violencia. No solo trabajamos en la atención, sino también en la capacitación, en la prevención y en la promoción. La mayoría de los profesionales que trabajan en las guardias o en los controles de niño sano tienen conocimientos básicos de algunos indicios o indicadores de lo que pueden ser situaciones de violencia, y más de violencia física, que afectan a los niños y niñas”, explicó Silvina Mollo.

La funcionaria señaló que “todos los niños y niñas que son atendidos a través del programa, tienen un registro en el sistema Sanet y en las historias clínicas de las instituciones. Si nosotros queremos saber si ese niño tuvo otros ingresos en otros hospitales o centros de salud de la provincia, podemos verlo mediante el sistema”.

“Entre las instituciones existen protocolos y circuitos que se respetan. Nadie trabaja solo ante una sospecha de maltrato o gusto. Trabajamos coordinados institucionalmente”, remarcó la titular del PPMI.

Denuncias al 102 y 911

La línea 102 recibe los avisos para proteger los derechos de los niños, niñas y adolescentes. “Si alguien sospecha de un caso, puede llamar de forma confidencial, comentar la situación, edades y dirección exacta del lugar donde se está cometiendo el delito. Se debe tener en cuenta que es delito cuando hay lesiones o abuso sexual. En ese caso, se avisa a la fiscalía para que intervenga la Justicia y se definan la situación penal” .

“·El llamado al 911 debe hacerse cuando el vecino o cualquier persona presencia el acto de violencia, y en ese momento se comunica con la Policía”, señaló.

Equipos interdisciplinarios

La complejidad de las situaciones de maltrato que afectan a niños, niñas y adolescentes hace que se requieran equipos interdisciplinarios especializados en la temática desde el ámbito de la salud, articulando interinstitucionalmente distintas estrategias de intervención para la atención y la restitución de los derechos vulnerados.

Es competencia del PPMI, el diagnóstico y tratamiento de niñas, niños y adolescentes en situación de maltrato físico, psicológico, negligencia, abuso sexual y síndrome de Munchaussen by proxy por parte de su familia, tutores o cuidadores, de acuerdo con la Ley 6551.

Asumiendo la complejidad de la problemática, las intervenciones de los equipos interdisciplinarios se definen específicamente desde el ámbito de la Salud Mental y con modalidad interdisciplinaria e intersectorial, con una finalidad terapéutica.

Unidades especializadas departamentales y Hospital Notti

Las unidades especializadas departamentales se ubican en efectores públicos de salud de toda la provincia de Mendoza (hospitales y centros de salud), consolidando una red provincial y /o sistema de protección de derechos que interactúa y permite ajustar la direccionalidad de las acciones y las necesidades de la comunidad.

  • Capital: CIC, Centro de Salud N° 1.
  • Las Heras: Hospital Carrillo (Internación y Ambulatorio), Hospital. Chrabalowski, Hospital Gailhac, Centro de Salud N°25, Centro de Salud N°139.
  • Godoy Cruz: Centro de Salud N°30, Centro de Salud N°168, Centro de Salud N°4.
  • Guaymallén: Hospital Notti (Internación y Ambulatorio), Centro de Salud N°16, Centro Infanto –juvenil N°8, Centro de Salud Puente de Hierro.
  • Luján: Centro de Salud N°31, Centro de Salud N°39.
  • Maipú: Hospital Metraux, Centro de Salud Mental y Familiar.
  • Lavalle: Hospital Sícoli, Centro de Salud Jocolí, Centro de Salud Costa de Araujo.
  • Rivadavia: Hospital Saporitti.
  • La Paz: Hospital Illia.
  • Santa Rosa: Hospital Raffo.
  • Junín: Centro de Salud N°162.
  • San Martín: Hospital Perrupato.
  • Tunuyán: Centro Infanto-Juvenil.
  • Tupungato: Hospital Las Heras.
  • San Carlos: Microhospital de La Consulta, Centro de Salud Chilecito, Centro de Salud El Cepillo.
  • San Rafael: Hospital Schestakow.
  • General Alvear: Hospital Enfermeros Argentinos
  • Malargüe: Hospital Regional.

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Sé el primero en comentar en «Cómo funciona el Programa Provincial de Prevención y Atención Integral del Maltrato a la Niñez y Adolescencia»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*