San Rafael, Mendoza viernes 02 de diciembre de 2022

Una moneda común – Por:.Beatriz Genchi

Los primeros billetes argentinos de circulación masiva según un informe de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios se remontan a los primeros tiempos del Banco de Buenos Ayres inaugurado en 1822 (hoy conocido como Banco Provincia) cuando se puso en circulación el primer billete local: el Peso Moneda Corriente ($m/c). Esta moneda tenía la característica de ser inconvertible lo que significaba que no pueden cambiarse libremente por oro o por el que sea el patrón vigente en el período a la paridad oficial.

Estuvo vigente desde el 9 de enero de 1826 hasta el 4 de noviembre de 1881. Los billetes eran fabricados en Inglaterra, y algunos de ellos incluían los rostros de figuras de la independencia americana (como George Washington) y leyendas políticas a favor del gobierno de Juan Manuel de Rosas.

Otras de las primeras monedas nacionales fue el Peso Fuerte ($F). A diferencia del peso corriente, esta moneda sí era convertible: su equivalencia era de 17 pesos fuertes por onza de oro.

Circulaban también en el territorio argentino monedas de otros países, principalmente durante la década de 1860. La mayor parte tomaba como patrón de conversión la Plata de Bolivia.

El 5 de noviembre de 1881, durante la primera presidencia de Julio Argentino Roca, se sancionó la Ley 1130 de Unificación Monetaria Nacional. Esta Ley determinó que la unidad monetaria de la Argentina fuese el Peso Moneda Nacional (m$n) y que los bancos debían renovar toda su emisión de billetes. De esta forma se emitió una moneda común para todo el territorio nacional unificándose el sistema monetario. La moneda resultante estuvo vigente hasta el 31 de diciembre de 1969.

Con el objetivo de equilibrar la circulación monetaria a nivel provincial, el Congreso Nacional sancionó, en noviembre de 1887, la Ley 2216 de Bancos Nacionales Garantidos. Esta Ley establecía que todos los bancos estaban autorizados a emitir billetes siempre que realizaran un depósito en oro en el tesoro nacional, que funcionara como respaldo. A cambio de esos depósitos, los bancos recibían títulos de deuda interna por parte del Estado nacional.

 El 7 de octubre de 1890 el presidente de la Nación, Carlos Pellegrini, creó la Caja de Conversión, unificando todas las emisiones del papel moneda nacional.

En el año 1935 se fundó el Banco Central de la República Argentina (BCRA) que reemplazó a la Caja de Conversión y asumió su calidad de autoridad monetaria de la Nación. El primer billete íntegramente impreso en el país data del año 1951, tras la incorporación de técnicos italianos a la Casa de Moneda argentina. Con el paso de los años, de la mano de la inflación la moneda fue perdiendo poder de compra: los precios expresados en Moneda Nacional eran cada vez mayores. En este contexto, el 15 de abril de 1969 se decidió reemplazar el signo monetario, emitiéndose el Peso Ley 18.188, cuyo período de vigencia abarcó desde el 1° de enero de 1970 hasta el año 1983. Con la nueva moneda se dispuso la supresión de dos ceros en las monedas y billetes. De esta forma 1 peso Ley 18.188 fue equivalente a 100 pesos Moneda Nacional. Una de los principales motivos por el que se llevó adelante este cambio fue que las cantidades usuales de dinero que se manejaban no entraban en las máquinas de calcular de la época. Los nuevos billetes fueron fabricados con papel de fibra de lino, mientras que las monedas se confeccionaron con aluminio y magnesio. En el año 1983, se decidió reemplazar el Peso Ley por una nueva moneda, debido principalmente a la alta variación de precios registrada entre los años 1975 y 1982. Durante estos años el tipo de cambio respecto al dólar se devaluó en más de 200000% (doscientos mil por ciento). Durante la confección de los nuevos billetes Pesos Ley a comienzos de la década de 1970, se continuó la emisión de los billetes de moneda nacional, pero resellados con los nuevos valores en Pesos Ley

Fue así que, en el mes de junio de 1983, se reemplazó el Peso Ley por el Peso Argentino ($a). La equivalencia establecida fue de 10.000 Pesos Ley 18.188 por cada peso argentino. Sin embargo, durante estos años la inflación fue en promedio de 650% anual por lo que rápidamente el Peso Argentino perdió su valor. La moneda rigió por solo dos años, hasta junio de 1985. Se trata de la moneda nacional con menor período de vigencia. Durante el gobierno de Raúl Alfonsín se decidió un nuevo cambio en la moneda oficial como parte del plan económico que pretendía contener la inflación. De este modo en 1985, se estableció al Austral (₳) como nueva moneda nacional, siendo equivalente a 1000 pesos argentinos. A pesar de los esfuerzos del gabinete económico, el programa de estabilización denominado Plan Austral no logró sus objetivos y volvieron a registrarse muy elevadas tasas de inflación y depreciación de la moneda local frente a las principales divisas. Sirva de referencia que en el año 1989 el Austral se desvalorizó un 4700% respecto al dólar. Los billetes del Austral tenían imágenes de presidentes argentinos, ordenados cronológicamente. El billete de un austral tenía la imagen de Bernardino Rivadavia; y el 500.000 austral –el de mayor denominación– el de Manuel Quintana. En el año 1991, durante la presidencia de Carlos Menem, se instauró la que es hasta el momento la moneda nacional vigente: el Peso ($) en reemplazo del Austral. De esta forma, el Decreto 2128 de 1991 estableció que desde el primero de enero de 1992 la relación de conversión fuese de 10.000 australes por peso. El 27 de marzo se promulgó la Ley de Convertibilidad Nº 23.928, en la que se determinó la convertibilidad del Peso con el dólar a una relación de un peso por cada dólar. Los billetes que se emitieron contenían la leyenda “convertibles de curso legal”, que perduró hasta el año 2002, cuando la Ley 25.561 derogó los artículos 1° y 2° de la Ley de Convertibilidad, eliminándose la relación de uno a uno entre el Peso y la divisa estadounidense. Algunos billetes de moneda nacional tuvieron imágenes llamativas, como el billete de 1000 con la imagen de un canguro, un animal excéntrico para la Argentina.

El Peso fue emitido en cinco distintas series, la primera de ellas en 1992, y la más reciente en 2016, año en el que se decidió reemplazar las imágenes de personajes destacados de la historia nacional por motivos de la fauna autóctona argentina y regiones del país. Y se introdujo la modalidad del diseño vertical en su anverso.

A su vez, en esta serie se incrementó el valor del billete de mayor denominación de cien a mil pesos.

Gentileza:

Beatriz Genchi
Museóloga – Gestora cultural.
bgenchi50@gmail.com

Puerto Madryn – Chubut.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail