San Rafael, Mendoza sábado 04 de febrero de 2023

Sarampión, una “amenaza inminente” en todo el mundo

Un niño con sarampión es atendido por su médico.Un niño con sarampión es atendido por su médico.
Un informe de la OMS y los CDC señala que la interrupción de las campañas de vacunación durante la pandemia puede provocar un resurgir de infecciones

El Covid se está convirtiendo en un importante aliado de otras enfermedades, como el sarampión. La pandemia está ayudando a dar alas al trastorno, tal y como advierte un reciente informe que han elaborado en conjunto la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control de Enfermedades estadounidenses (CDC en sus siglas en inglés).

Según sus datos, la cobertura vacunal contra el sarampión “ha disminuido de forma sostenida desde el comienzo de la pandemia”, lo que está convirtiendo a esta enfermedad en una “amenaza inminente” a escala global.

“En 2021, casi 40 millones de niños no recibieron su dosis de la vacuna contra el sarampión“, señalan los organismos, que advierten que se trata de una cifra sin precedentes. En total, 25 millones no recibieron la primera dosis de la pauta vacunal, mientras que otros 14, 7 millones se quedaron sin la segunda.

“Este descenso supone un importante retroceso en el avance mundial hacia el logro y el mantenimiento de la eliminación del sarampión, y deja a millones de niños expuestos a la infección“.

Los citados organismos señalan que que en 2021 hubo nueve millones de casos de sarampión que provocaron 128.000 muertes en todo el mundo.

“Un total de 22 países sufrieron grandes brotes causantes de perturbaciones. La disminución de la cobertura vacunal, el debilitamiento de la vigilancia del sarampión y las continuas interrupciones y retrasos de las actividades de inmunización debido al Covid-19, además de la persistencia de grandes brotes durante el año 2022, hacen que el sarampión sea una amenaza inminente en todas las regiones del mundo”, han señalado.

El sarampión es una enfermedad viral altamente contagiosa cuyos síntomas son fiebre elevada, tos y exantema generalizado. El cuadro dura entre 7 y 10 días de evolución y puede causar complicaciones graves.

En la década de los 60, antes del desarrollo de la vacuna, 135 millones de niños de todo el mundo se infectaban cada año por el virus del sarampión, y se producían entre siete y ocho millones de muertes como consecuencia de la enfermedad.

La vacuna triple vírica, que se administra en dos dosis, protege frente al sarampión, la rubeola y la parotiditis. En España, actualmente la primera dosis se recibe a los 12 meses y la segunda entre los tres y los cuatro años.

El pasado mes de abril, la Organización de Naciones Unidas (ONU) ya alertó de que los casos de sarampiónsubieron un 79% en los primeros dos meses de 2022.

El organismo advirtió entonces de que a la pandemia de Covid puede seguirle una “tormenta perfecta” de brotes de otras enfermedades.

Ya antes de la llegada del Covid-19 el sarampión había experimentado un importante resurgimiento. La OMS señaló que en 2019 los casos de la enfermedad infecciosa triplicaron a los del año anterior. Entre las causas citadas entonces figuraban la falta de acceso a servicios de salud y vacunación; brotes en zonas en conflicto o en grandes comunidades desplazadas o la “desinformación y la falta de concienciación sobre la necesidad de vacunarse“, en alusión a fenómenos como los movimientos antivacunas. Durante los primeros meses de la pandemia, la circulación del virus se resintió, pero el impacto de la llegada del SARS-CoV-2 en los programas de vacunación está dándole alas de nuevo.

“ES CRUCIAL VOLVER A INMUNIZAR”

“La paradoja de la pandemia es que mientras las vacunas contra el Covid se desarrollaron en un tiempo récord y se desplegaron a través de la mayor campaña de vacunación de la historia, los programas de inmunización sistemáticos se vieron gravemente alterados, y millones de niños se quedaron sin recibir vacunas que salvan vidas contra enfermedades mortales, entre ellas el sarampión», ha señalado en un comunicado el director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. «Es absolutamente crucial volver a poner en marcha los programas de inmunización. Detrás de cada dato estadístico de este informe hay un niño en riesgo de contraer una enfermedad prevenible”.

Para que exista inmunidad de grupo frente al sarampión se necesita una cobertura vacunal igual o superior al 95%. Sin embargo, según los datos de la OMS y los CDC, ahora mismo estamos muy lejos de ese porcentaje, si bien hay grandes variaciones entre países: a escala global sólo el 81% de los niños reciben su primer dosis frente al sarampión y el 71% las dos. “Esa tasa de cobertura mundial de la primera dosis de la vacuna contra el sarampión es la más baja desde 2008″, reza el texto.

En 2021, añaden, casi 61 millones de dosis de vacunas contra el sarampión se pospusieron o no se administraron debido a los retrasos que el Covid causó en las campañas de inmunización de 18 países.

“La caída drástica que han registrado las tasas de vacunación contra el sarampión debería activar todas las alarmas. Mientras no volvamos a poner en marcha las iniciativas de vacunación a nivel mundial habrá decenas de millones de niños en riesgo de contraer esta enfermedad, que si bien es mortal también es totalmente prevenible. No tenemos tiempo que perder. Debemos ponernos a trabajar con urgencia para asegurarnos de que las vacunas capaces de salvar vidas llegan hasta el último niño”, ha señalado en un comunicado al respecto de los datos Elizabeth Cousens, presidenta y directora ejecutiva de la Fundación de las Naciones Unidas.

En España, según los datos del Plan Estratégico para la Eliminación del sarampión y la rubeola, la cobertura de vacunación con la triple vírica (sarampión, rubeola, parotiditis) a nivel nacional fue en 2021 del 95,4% con la primera dosis y del 91,2% con la segunda. Aunque las cifras son ligeramente inferiores a las de años anteriores debido al impacto de la pandemia, siguen siendo unas tasas elevadas de vacunación.

La OMS cambia el nombre de la viruela del mono por ‘mpox’ para evitar el “lenguaje racista y estigmatizante”

En el año 2021 en nuestro país únicamente se confirmaron dos casos en adultos extranjeros no vacunados, relacionados entre sí, y con origen importado de Afganistán. Los dos requirieron hospitalización.

Según los datos acumulados hasta agosto, este año no se ha registrado ningún caso de la enfermedad en España.

Fuente:https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2022/11/28/63838f75fc6c83b6478b45a9.html

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail