San Rafael, Mendoza lunes 05 de diciembre de 2022

¿Por qué Granaderos? – Por:.Beatriz Genchi

Obvio sería decir que porque arrojaban granadas. Pero a veces lo obvio, no es lo correcto.
Lo cierto es que nuestros Granaderos a Caballo, nunca arrojaron granadas.
¿Entonces? A finales del siglo XVII en los ejércitos europeos surgió la figura de un nuevo tipo de soldado de infantería: el granadero. Éstos sí arrojaban granadas, pelotas, cilindros o peras de hierro, cuyo interior estaba relleno de pólvora. Estos artefactos eran grandes y muy pesados. Tenían un pequeño orificio, por donde se acercaba una mecha en brasas, lo que hacía que se encendiera la pólvora, para ser arrojada inmediatamente, porque el estallido era inminente. En muchísimos casos, las granadas estallaban en las manos del usuario.

Cómo eran tan grandes y pesadas, y debían ser arrojadas lejos por su poder destructivo, los “granaderos”, debían ser de gran contextura y poder físico, para así poder cumplir con su misión. Y si a eso le agregamos que debían portar una bolsa llena de pesadas granadas, el estado físico era primordial.

Entonces se empezó a hacer una selección de aquellos hombres que reunían las condiciones físicas para poder ser granaderos. Grandes y fortachones. Esto hizo que esa selección fuese adquiriendo tintes de élite. Sólo los más poderosos podían ser Granaderos.

Con el correr del tiempo, esos soldados elegidos se convirtieron en sinónimo de calidad, convirtiéndose en una tropa de élite. Luego, hubo algunos que incluso abandonaron las granadas, y se subieron a los caballos, pero siguieron manteniendo el nombre de Granaderos.

El término granadero fue retenido o adoptado por varias unidades de infantería de élite, incluidos los granaderos prusianos de Potsdam; los Granatieri di Sardegna (Granaderos de Cerdeña) en Italia; Granaderos a pie, de Francia, Fusileros-Granaderos, Tirailleur-Granaderos y Granaderos à Cheval de la Garde Impériale; el Imperio ruso ‘s Guardia Imperial; Granaderos de la Guardia de Gran Bretaña y 101a Granaderos. Este último formaba parte del ejército británico de la India y afirmaba ser el primer y más antiguo regimiento de granaderos (a diferencia de las compañías de granaderos) del Imperio Británico. En 1747, las compañías de granaderos de varios regimientos de infantería franceses disueltos se reunieron para formar una sola unidad permanente: los Granaderos de Francia.

Durante la Revolución Americana de 1775-1783, la Guardia del Gobernador de la 1ª Compañía de Connecticut y el 11º Regimiento de la Milicia de Connecticut tenían compañías de granaderos. La ciudad de Nueva York también tenía una unidad de granaderos, al igual que Carolina del Sur, el 1er Regimiento de élite de Carolina del Sur, criado y comandado por Charles Cotesworth Pinckney.

En México Antonio López de Santa Anna creó la Guardia de Granaderos del Supremo Poder el 7 de diciembre de 1841. La formación permaneció en servicio hasta 1847. Y una unidad de la milicia de Toronto pasó a llamarse 10 ° Granaderos Reales en 1881, y luego se convirtió en el Regimiento Real de Canadá. Eran los mejores de su época.

Cuando nuestro Teniente Coronel José de San Martín decidió crear nuestros Granaderos a Caballo, les puso ese nombre como sinónimo de valentía, capacidad y arrojo, no porque arrojaran granadas, sino porque eran un cuerpo de élite, verdaderos elegidos en el arte de la guerra.

Gentileza;

Beatriz Genchi

Museóloga – Gestora cultural.
bgenchi50@gmail.com

Puerto Madryn – Chubut.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail