San Rafael, Mendoza lunes 05 de diciembre de 2022

Mango: lo que no sabías sobre él

Su nombre científico es Mangifera indica, llamado comúnmente mango o melocotón de los trópicos, es una especie perteneciente a la familia de las anacardiáceas.

El mango es una fruta tropical proveniente del sur de Asia. Hoy la India sigue siendo el principal productor pero dedica la mayor parte al autoconsumo, mientras que México, es el mayor exportador. Se cultiva en países de clima cálido, como Ecuador, El Salvador, Venezuela, Perú, México, Cuba, Costa Rica, Paraguay, Colombia y Republica Dominicana, y en algunos de clima templado como en Italia, China y EE. UU.

Existen unas 50 variedades solo 3 o 4 ofrecen frutos de calidad.

Fruto de pulpa carnosa y semiárida,  puede ser o no fibrosa, siendo la variedad llamada “mango de hilacha” la que mayor cantidad de fibra contiene.

Es exuberante, jugoso y aromático, normalmente de color verde en un principio, y amarillo o naranja cuando está madura, de sabor medianamente ácido cuando no ha madurado completamente. Su piel no es comestible.

Además, las propiedades nutritivas del mango son variadas y permiten mantener la buena salud de nuestro cuerpo si consumimos esta fruta con regularidad

El mango tiene, además de un sabor delicioso, muchas propiedades curativas.

Propiedades y Beneficios

Durante siglos, esta fruta ha sido utilizada para tratar gripes y problemas de los bronquios. Tiene compuestos antitusivos, los cuales ayudan a tratar la tos seca y además tiene propiedades expectorantes.

De hecho, existen recetas de jarabes caseros a base de mango, en las cuales se cocina el mango cortado en rebanadas, con miel de abejas, a fuego lento. El residuo de dicha cocción es usado como jarabe para la tos con maravillosos resultados.

Es anticancerígeno y antioxidante, por sus altos contenidos de ácidos (málico, palmítico, p-cumárico y mirístico) y vitamina A y C, que lo hacen capaz de neutralizar los radicales libres y dotar al organismo de un poder defensivo en contra de la degradación celular. La vitamina C nos evita enfermedades infecciosas y el cobre nos ayuda en la producción de células rojas.

Contiene hierro lo que lo hace interesante para prevenir enfermedades como la anemia y afines.
Un mango contiene la misma cantidad de vitamina C que una naranja. En una taza de mango, podemos encontrar el 100% de vitamina C que necesitamos para comenzar el día.

Según investigaciones realizadas, el mango contiene grandes cantidades de lupeol, un poderoso antioxidante que ha sido ligado a la prevención y cura de ciertos tipos de cáncer (próstata, colon, mama, leucemia), como así también flavonoides (entre los que destaca la quercetina y el camferol).

En el mango también podemos encontrar potasio, por ello, es beneficioso cuando debemos reponer los fluidos y sales minerales después de hacer ejercicio o exponernos a altas temperaturas, y también nos ayuda a proteger al corazón y mantener la presión arterial en niveles adecuados.

El mango es una fruta, cargada de fibra, beta carotenos, flavonoides y vitaminas. Al incluirla en nuestra dieta nos ayudará a tener una mejor salud.

Valores nutricionales del mango

Es muy rico en agua y muy bajo en proteínas y grasas.

Su aporte calórico (65 calorías por 100 gramos) proviene casi exclusivamente de sus hidratos de carbono (24 gramos), en su mayoría azúcares naturales de fácil digestión y fibra dietética (3 gramos).

Su mayor tesoro nutritivo son las vitaminas (las tres vitaminas antioxidantes, A, C y E), algunos minerales, enzimas digestivas y variadas sustancias de efecto antioxidante y protector.

Tienen gran cantidad de minerales como el calcio, el cobre, el magnesio y el potasio.

No es recomendable comer grandes cantidades de esta fruta aquellas personas con diabetes tipo 2.

El valor nutritivo del mango lo hace óptimo para recuperarse tras un esfuerzo físico, para preparar la piel para el sol del verano, para deportistas, niños, embarazadas, madres lactantes y ancianos.

Curiosidades sobre el mango

El mango está considerado una de las 12 frutas menos contaminadas, muy importante, dado el amplio uso de pesticidas en la agricultura.

Si bien el mango podemos comerlo solo, con otras frutas, en postres y tartas, también podemos incluirlo en nuestra alimentación diaria dentro de una salsa para diferentes comidas. Una sencilla receta:

  • 3 mangos
  • 1 pepino
  • 2 cucharadas de cebolla finamente picada
  • ¼ taza de cilantro picado
  • El jugo de una lima
  • ¼ jalapeño finamente picado

Pelar el mango y cortar en cubos pequeños. Cortar el pepino en cubos de igual tamaño. Poner en un recipiente y añadir el resto. Servir como acompañamiento de las comidas.

….¿sabías que?…..

En algunos países del mundo, cuando se le quiere decir a alguien que luce bien, se usa el dicho “Te ves como un mango”. Y a pesar de la metáfora, esta fruta esconde propiedades maravillosas que pueden ayudarte a lucir y sentirte mejor, lo importante es implementar su consumo en nuestra dieta y los cambios saltarán a la vista.

Por ser la fruta predilecta de Sri Caitanya Mahaprabhù, el mango se constituye como el Rey de las frutas.

En la República Dominicana, como en Cuba y otras partes del Caribe, se emplea el refrán “coger los mangos bajitos”, expresión popular que aconseja aprovechar la ocasión más sencilla y fácil, en vez de las más difíciles y arriesgadas, aunque pudieran ser potencialmente más valiosas.

En Venezuela, por su efecto laxante al comerlos en exceso, se denomina “mayito”, aludiendo al hecho de que es en el mes de mayo cuando mayor abundancia hay.

En San Carlos (Venezuela) se realizan las Ferias del Mango (en mayo de cada año), en la entrada de la  ciudad hay un “Monumento al Mango”.

En Cuba y El Salvador, la expresión “es un mango” se refiere a la belleza de una persona y que la hace muy atractiva. Y en México por estas cualidades se dice “hecha un mango” o “es un mangazo”.

Es considerada una fruta ayurvédica de gran poder expectorante, antiinflamatorio, antibacteriano, antiviral y laxante, por su contenido en fibra. También se reconoce su efecto anticancerígeno, por sus diversos compuestos antioxidantes; cardiotónico y protector cardiovascular, al ayudar a bajar la tensión y regular el colesterol; antianémico, por su aporte de hierro combinado con vitamina C; y hepatoprotector.

Gentileza: www.susanaperucca.com.ar

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail