San Rafael, Mendoza viernes 03 de febrero de 2023

Con créditos especiales, el Fondo para la Transformación celebra Día de la Mujer Emprendedora

El 19 de noviembre se celebra esta efeméride y el Fondo Provincial para la Transformación y el Crecimiento (FTyC) la pone de relieve destacando el trabajo de una empresaria que, a fuerza de ingenio, sacó adelante un proyecto que alberga a ocho empleadas y que promete expandirse.

Roxana Hernández es el claro ejemplo de la mujer emprendedora, la que a pura fuerza de voluntad y, sobre todo, imaginación, fue capaz de fundar y sacar adelante una empresa en plena pandemia, uno de los momentos más difíciles de la humanidad y del país.

Esta contadora de espíritu indomable, para poder cumplir con sus obligaciones de mamá, se animó a dejar la comodidad que otorga la relación de dependencia, primero abriendo su propio estudio y, luego, con un crédito blando del FTyC, creando una firma de limpieza.

Mujer inquieta

Roxana comenzó a trabajar a los 18 años. Como toda joven, empezó desde abajo. En su caso, repartiendo folletos en la calle hasta que consiguió estabilidad en una oficina, situación que le permitió capacitarse. Así, llegó el momento de estudiar y, tras muchísimo esfuerzo, conseguir el título de contadora. “Sinceramente, no fue fácil, el estudio era realmente pesado. Además, trabajaba a tiempo completo y luchaba para solventar tanto los gastos de la carrera -estudiaba en una universidad privada- como los de mi alquiler y la subsistencia diaria”, rememora con nostalgia.

Se recibió en febrero de 2011, con 31 años. El título le permitió dar un gran salto en lo profesional gracias a la experiencia laboral que ya tenía en sus espaldas. De esta manera, para mayo de ese año llevaba la liquidación de sueldos de más de 400 empleados de una empresa de seguridad y limpieza.

Ser mamá y estar sola

En 2013, llegó el hito crucial en la vida de una mujer: nació su primera hija, Sofía, felicidad que se amplió tres años después con la llegada al mundo de Victoria. “A partir de ese momento -remarca con énfasis-, aprendí lo que era ser ‘malabarista’, porque supe lo que era ser madre y trabajar. Todo un desafío el que tenía por delante: estaba separada, con mis dos nenas y me las tenía que arreglar sola porque era el único sustento”.

En esa línea de ideas, relata los problemas que se le presentaban a diario por su doble función: “Trabajar en relación de dependencia requería de muchas horas de mi presencia, tanto que un día, antes de que naciera mi hija Victoria, yo ya estaba en mi trabajo de parto y seguía liquidando sueldos… Y ni hablar de cuando mis nenas se enfermaban y debía faltar”.

El ingenio al poder

En esos momentos de grandes preocupaciones y angustias fue cuando salió a relucir el ingenio y el espíritu emprendedor de Roxana. Lejos de amilanarse, decidió dar un paso crucial y saltar a la vida empresaria. Pensó que de esa manera iba a tener más tiempo para sus hijas sin dejar de hacer lo que hizo toda su vida: trabajar. “La maternidad nos duplica el trabajo, y aunque algunas logran darle pausa a la vida laboral para dedicarse a sus hijos, no todas podemos o queremos hacerlo. Encontrar el equilibrio se vuelve necesario”, opina.

Así las cosas, “decidí renunciar a mi trabajo en 2019 y comencé a trabajar desde casa para poder estar con mis nenas. Al principio, solo me dediqué a conformar mi estudio contable, tenía varios clientes particulares a los cuales los ayudaba con la contabilidad. Para 2020, llega la pandemia y la crisis para todos. El cierre de los negocios de mis clientes me afectó y, con ello, llegaron las complicaciones económicas. Empecé a buscar una solución para salir adelante. Para entonces, ya venía pensando en la posibilidad de armar una empresa de limpieza”.

De esta manera, nació Limpieza Activa. “Comencé a conformarla de a poco. Luego de varias averiguaciones, tramité mi primer préstamo con el Fondo para la Transformación, en febrero de 2021, para comprar una hidrolavadora, lo que me permitió aumentar el capital y conseguir mejores trabajos. A pesar de ello, en plena pandemia no me salían muchos trabajos, me solicitaban varios presupuestos pero no concretábamos ninguno”.

Los problemas estaban, pero las ganas de rendirse no, por lo que de a poco empezaron a llegar los clientes importantes y, con ello, la oportunidad de darles trabajo a mujeres que atravesaron o atraviesan situaciones similares a la de ella. “Al día de hoy -describe- tengo ocho colaboradoras trabajando conmigo. Todas ellas mujeres luchadoras, madres, que de manera responsable trabajan en la empresa… En cada contratación me encuentro con muchas situaciones similares a las mías, en las que ser madre y mujer trabajadora conlleva un gran esfuerzo para llegar a sustentar a nuestros hijos y al mismo tiempo estar presente en la vida de ellos”.

La ayuda del FTyC

Antes de culminar con su apasionado relato, Roxana comenta que, en su largo camino, “afortunadamente, tuve distintas ayudas, tanto por el préstamo que se me otorgó desde el Fondo para la Transformación como desde el Gobierno con el programa Enlazados. El primero me permitió contar con dinero para aumentar mi capital y, con ello, las ofertas de trabajo. Con el segundo pude blanquear a todas las personas que tomo para trabajar sin correr riesgos mayores y reconocerles todos sus derechos como empleadas”.

Al crédito que adquirió del FTyC en 2021 para empezar Limpieza Activa le sumó hace poco otro de 750 mil pesos “para poder adquirir maquinarias y, así, ampliar mis servicios. Estos préstamos son de gran ayuda para pequeñas emprendedoras que luchan en el día a día como yo. De otra forma sería prácticamente imposible poder hacer esa inversión con fondos propios. El fondo me dio la posibilidad de invertir solicitando un préstamo, que lo puedo ir cancelando a una tasa razonable con la misma rentabilidad que me da el haber invertido en la empresa”.

Créditos blandos

Si tenés espíritu emprendedor y necesitás financiamiento accesible para desarrollar tu empresa, tenés la línea Inversión del FTyC.

Esta operatoria aplica un interés que parte, hoy, de 41,44% con plazo de devolución de 5 años, con uno de gracia incluido. Las garantías pueden ser prendarias, hipotecarias o aval de SGR (Sociedad de Garantía Recíproca). Pero si el monto solicitado es de hasta un millón pesos, el crédito se puede solicitar con un garante propietario o con bono de sueldo.

Tramitación rápida, ágil y segura

En este enlace tenés los detalles de todas las líneas del FTyC. Además, podés recibir asesoramiento por WhatsApp para tramitar el crédito de manera sencilla, rápida y sin riesgos.

También podés acudir a la Sede Central del FTyC, 9 de Julio 1257, primer piso, Ciudad, o a nuestras delegaciones del interior.

Sobre el Día Internacional de la Mujer Emprendedora

– Una mujer emprendedora es aquella que es capaz de ver una oportunidad de negocio, iniciar un proyecto y hacerlo perdurar en el tiempo, asumiendo los riesgos que esto puede suponer y adaptándose a las circunstancias de cada momento.

– Se celebra el 19 de noviembre.

– Tiene como finalidad visibilizar a la mujer y seguir contribuyendo al empoderamiento femenino en el mundo, además de acabar con la desigualdad de género.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail