San Rafael, Mendoza viernes 02 de diciembre de 2022

Mentha arvensis, Menthol o mentha piperita

Desde hace 2.000 años, el aceite esencial de Mentha arvensis se utiliza en la India para aliviar las articulaciones hinchadas y doloridas.

Este aceite se extrae de una planta de la familia de la menta y, tras años de estudio, los investigadores occidentales han conseguido comprender su secreto milenario contra el dolor.

Los primeros descubrimientos sobre el aceite de Mentha arvensis se remontan a los años 1880, un equipo de investigadores descubrió que actúa directamente al nivel de los receptores opiáceos, las células nerviosas que desencadenan las sensaciones de dolor en nuestro cuerpo.
Cuando se aplica el aceite de Mentha arvensis en el lugar dolorido, se siente inmediatamente una sensación refrescante y calmante.
Después de penetrar en la piel, bloquea rápidamente el dolor, evitando que suba hasta los receptores opiáceos (el dolor es -literalmente- eliminado).
Mentha arvensis util para calmar los dolores en músculos, espalda o articulaciones, sobre todo cuando estos dolores son de origen inflamatorio, como en el caso de la artrosis y de todas las formas de reumatismos o artritis.
Las virtudes analgésicas del aceite de Mentha arvensis (también denominado mentol) son tan potentes que se utilizan en el marco de las operaciones quirúrgicas para bloquear el dolor en los pacientes.
Sus poderes analgésicos son comparados incluso a los de la morfina o el opio. Pero con una diferencia mayúscula: el aceite de Mentha arvensis es totalmente inofensivo y no provoca adicción.

El Menthol es un derivado de la hierbabuena, eucalipto y poleo y un alcohol secundario saturado que se encuentra en los aceites de algunas especies de menta, principalmente en mentha arvensis y menta piperita. Es un sólido cristalino que se funde alrededor de los 40ºc y que se emplea mucho en medicina y farmacia por sus propiedades olfativas y curativas.

Propiedades

Es una planta con más de cien componentes medicinales y entre sus propiedades destacan las digestivas y gastrointestinales como uso interno, al prevenir y tratar los gases y la hinchazón, y las calmantes, relajantes y refrescantes como uso externo muy comunes en cremas, geles, pastas de dientes, chicles farmacéuticos o aceites de menta gracias a los cristales de menthol. Además, contiene propiedades antipruriginosas y antisépticas.

Beneficios y Usos

  • Tratar dolores musculares o afecciones como artritis, reumatismo, esguinces
  • Alivio y eliminación del picor y molestias de las hemorroides
  • Mejora la circulación con la vasodilatación de los vasos sanguíneos
  • Aliviar el dolor o picor de garganta y tos
  • Potencia la memoria, concentración y buen funcionamiento del cerebro
  • Prevenir cálculos, diarreas, cólicos y calambres estomacales
  • Eliminar dolores de cabeza

Se puede utilizar el extracto de menthol en forma de jarabes que contengan menta, eucalipto o poleo. Para el dolor y la inflamación, se debe aplicar por vía tópica en forma de crema, pomada o parche. También se pueden aplicar aceites de menta, eucalipto o poleo sobre las áreas afectadas de la piel para lograr efectos analgésicos y anti-inflamatorios. Para conseguir los efectos deseados, las cremas o ungüentos a base de hierbas deben contener de 1 a 16 por ciento de menthol. Para el tratamiento de enfermedades gastrointestinales, se puede tomar en forma de un té, cápsula o tintura.

….¿ sabias que?….

Mentha arvensis facilita la penetración de otros activos naturales a través de la piel.
Permite “alimentar” y regenerar en profundidad los tejidos y los cartílagos de las articulaciones.

Gentileza: www.susanaperucca.com.ar

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail