San Rafael, Mendoza viernes 02 de diciembre de 2022

Las mujeres que cargan en su espalda la tradición del mate en Argentina

Aurelia, 42, trabaja en el yerbal recolectando hojas de yerba mate en Misiones, Argentina. Aurelia comenzó en la zafra cuando tenia 15 años. /Magalí Druscovich
Ana, de 19 años, posa para un retrato en su casa de Cuatro Bocas, en el norte de la provincia argentina de Misiones. La selva misionera es famosa por las cataratas del Iguazú, los asentamientos jesuitas del siglo XVII, y por albergar una de las fronteras más porosas y calientes de Sudamérica: la que divide Argentina, Paraguay y Brasil. El turismo y el contrabando son notorios, pero gran parte de su economía está centrada en la cosecha de la yerba mate: el 90% de la producción argentina sale de esta región. Unos 30.000 trabajadores se dedican a su cosecha cada año, de los que las organizaciones sindicales calculan que casi el 67% no están registrados formalmente. Los argentinos toman más mate que cerveza, pero la cosecha de la yerba que sirve para la infusión esconde historias de desigualdad y pobreza.
La fotógrafa Magalí Druscovich siguió durante años a un grupo de trabajadoras que, como todos los argentinos, aman el mate, pero si pudieran elegir preferirían que sus hijos se dediquen a otra cosa

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail