San Rafael, Mendoza lunes 05 de diciembre de 2022

Confirmaron que el submarino hundido en Necochea era nazi

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1666303183924634f2138a3a47_1200.jpg

Parte de la estructura hundida intencionalmente en el Mar Argentino.

Un experto italiano en ese tipo de naves de la Segunda Guerra presentó su informe al grupo de investigadores argentinos que encontró los restos en marzo. La nave fue detonada intencionalmente.

Un perito italiano confirmó que los restos de la nave hundida frente a la costa de Quequén serían de un submarino alemán y que fue explotada intencionalmente luego de la Segunda Guerra Mundial, lo que permite aclarar el misterio de los últimos días.

En su informe al equipo interdisciplinario que realizó la investigación de la estructura hundida en el Mar Argentino, el especialista Fabio Giuseppe Bisciotti -director del Centro de Estudios Subacuáticos de la Liga Navale Italiana- aseguró que no se trata de un buque o barco de pesca debido a las dimensiones de la estructura hallada.

Bisciotti, que es uno de los mayores expertos en submarinos de la Segunda Guerra, destacó que la nave, al ser hundida, fue destruida con explosivos con la intención de borrar el rastro y eliminar la nave sumergible.

El periodista Abel Basti, que encabeza este equipo denominado Eslabón Perdido que halló el U-Boot, sostuvo que en el país hay tecnología de la Prefectura Naval para extraer del fondo esos restos. “Nuestra recomendación es en principio extraer el telescopio de ataque”, indicó.

Esta parte les permitiría hallar alguna marca o inscripción que aporte más información sobre su origen. Las sospechas es que la nave sumergible trasladó a soldados y oficiales germanos luego de que Alemania perdió la guerra.

A pesar de que el cuerpo del navío está semienterrado y destruido, Bisciotti logró señalar varias partes. Entre ellas, el telescopio. También observó “un cuerpo ferroso” que corresponde a la torreta submarina gracias a la forma de un deflector -una defensa para mitigar la acción del viento y el agua- y una plataforma para los vigías, propio de los U-Boot. A su vez, detectó dos escotillas, una de ellas, como lanzadera de torpedos.

Los restos fueron encontrados aproximadamente a unos 4 kilómetros de distancia de las playas de Costa Bonita y Arenas Verdes, a unos 28 metros de profundidad.

El informe del especialista italiano ratifica a su vez la actuación de los especialistas argentinos, los ingenieros navales Juan Martin Canevaro, presidente del Consejo Profesional de Ingeniería Naval, y Andrés Miguel Cuidet, que también fueron convocados por Eslabón Perdido. En este caso, aseguraron que los restos son compatibles con un submarino.

A pesar de las condiciones en que fue encontrado, Canevaro y Cuidet detectaron piezas identificables -la torreta, el periscopio, la escotilla y la cubierta- y descartaron además que fuera un buque pesquero debido a la extensión de la eslora.

Los antecedentes dan cuenta que entre junio y agosto de 1945, luego de que Alemania firmara la rendición ante las fuerzas aliadas, huboi desembarcos en las costas de Mar del Plata de oficiales nazis que buscaban refugio en Argentina.

 

 

Fuente: Con información de Clarín

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail