San Rafael, Mendoza viernes 02 de diciembre de 2022

Un nuevo estudio confirma el vínculo entre la vacunación anti-Covid y el aumento de la duración del ciclo menstrual

Una mujer recibe la tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19, en el WiZink Center.Una mujer recibe la tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19, en el WiZink Center.ALBERTO ORTEGAEUROPA PRESS

Un gran porcentaje de mujeres ha comunicado alteraciones en la regla tras recibir las dosis contra el coronavirus. Ahora, un trabajo con participantes europeas y estadounidenses demuestra que es así

Desde el inicio de la vacunación mundial contra el coronavirus, las mujeres no han cesado de contar que su menstruación había cambiado. Desde alteraciones temporales de los ciclos hasta la cantidad de sangrado. Diferentes trabajos han ido investigando cómo y por qué sucedía esto. Ahora, un gran estudio internacional publicado en BMJ Medicine ha confirmado los hallazgos de una investigación anterior de EEUU que vinculó la vacunación contra el Covid-19 con un aumento medio en la duración del ciclo menstrual de un día.

Pese a que este ligero cambio en la duración del ciclo de menos de ocho días se considera dentro del rango normal de variación, es percibido por las mujeres como importante; sobre todo, en aquellas que se encuentran en momentos clave de fertilidad. Estas alteraciones son una buena ‘excusa’ para dudar de la eficacia de la vacuna y rechazarla.

El trabajo ha recopilado datos de casi 20.000 mujeres que recibieron alguna de las nueve vacunas aprobadas: ARN mensajero (Pfizer-BioNTech y Moderna), virus modificados (AstraZeneca, Covishield, Janssen/Johnson & Johnson y Sputnik) y virus inactivados (Covaxin, Sinopharm, y Sinovac).

Alison Edelman, investigadora principal del estudio y de la Universidad de Salud y Ciencia de Portland, apunta en las conclusiones del trabajo que “aunque encontramos cambios menstruales después de la vacunación contra el covid-19, estos cambios son pequeños en comparación con la variación normal y se resuelven en el ciclo posterior a la vacunación, excepto en las personas que recibieron ambas dosis en un ciclo menstrual”.

En la mayoría de las participantes del estudio la alteración se solucionó sola en el ciclo posterior a la vacunación. Los investigadores analizaron datos de al menos tres ciclos consecutivos antes del pinchazo y al menos uno, después. Los datos de al menos cuatro ciclos consecutivos se estudiaron durante un intervalo de tiempo similar para las participantes no vacunadas.

DATOS CLAVE DEL ESTUDIO

Los investigadores examinaron datos anonimizados de la aplicación de seguimiento de fertilidad, Natural Cycles. Las usuarias de la aplicación proporcionaron información sobre su temperatura y sus ciclos menstruales. También tenían la opción de dar su consentimiento para el uso de sus datos sin identificar para investigación. El lanzamiento mundial de las vacunas Covid-19 permitió a los autores del estudio ampliar su estudio original de mujeres en EEUU. El trabajo incluyó datos de participantes de todo el mundo, pero la mayoría eran del Reino Unido (32%), EEUU y Canadá (29%) y Europa (34%).

Así, de media las personas vacunadas experimentaron un aumento de menos de un día en cada ciclo en el que fueron vacunadas: un aumento de 0,71 días después de la primera dosis y un aumento de 0,56 días después de la segunda dosis. Las participantes que recibieron ambas dosis en un solo ciclo tuvieron un aumento de 3,91 días en la duración del ciclo. Después de la vacunación, la duración del ciclo aumentó solo 0,02 días para las mujeres que recibieron una dosis por ciclo y 0,85 días para las personas que recibieron dos dosis en un ciclo, en comparación con aquellas que no fueron vacunadas. Los cambios en la duración del ciclo no difirieron según el tipo de vacuna recibida.

Del total, 1.342 participantes experimentaron un cambio en la duración del ciclo de ocho o más días, lo que comprende el 6,2 % de las personas vacunadas y el 5% de las personas no vacunadas. Las mujeres que eran más jóvenes y que tenían ciclos más largos antes de la vacunación tenían más probabilidades de experimentar el aumento.

Además, los autores solicitaron estudios futuros sobre otros aspectos de los cambios en los ciclos menstruales relacionados con la vacunación, como el sangrado vaginal inesperado y el flujo y el dolor menstruales. También pidieron estudios para determinar las razones físicas por las que podrían ocurrir tales cambios.

Fuente:https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2022/09/28/63344532fc6c834b628b45cb.html

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail