San Rafael, Mendoza sábado 01 de octubre de 2022

D’Agostino: “Este es un proyecto superador de lo que está ocurriendo hoy en la Suprema Corte de Justicia”

En la mañana del jueves se trató el Proyecto de reforma de la Corte que había enviado el Gobernador Rodolfo Suarez la semana pasada a la Legislatura. Dicho proyecto de ley busca reformar el funcionamiento de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza con el objetivo de aggiornar la ley que rige desde 1984, y así otorgar mayor transparencia y eficiencia en la organización y gestión.

La semana pasada, el Gobernador Rodolfo Suarez envió a la Legislatura una propuesta para modificar la Ley 4969 y reorganizar el funcionamiento de las salas del máximo tribunal para que se sortee entre los siete integrantes de la Corte los jueces que intervendrán en cada causa. De esta manera, el mandatario avanza con las modificaciones del sistema judicial comenzadas por su antecesor Alfredo Cornejo, para adaptar el funcionamiento de la Justicia a la realidad que se vive en la provincia.

Desde 2016, el Poder Judicial desarrolla una serie de reformas en su funcionamiento que son vistas por otras provincias como un ejemplo. Es el caso de Salta, desde donde funcionarios judiciales vinieron a Mendoza con el objetivo de observar varias iniciativas que ya están en marcha para adaptarlas y replicarlas en su jurisdicción, como son la oralidad en los procesos, los juicios por jurado y la separación de las funciones administrativas de las jurisdiccionales, entre otros temas.

El proyecto de ley propone que el alto organismo de Justicia se organice y funcione como un tribunal colegiado o colegio de jueces en relación con todos los casos que ingresan a la Suprema Corte de Justicia. Esto es pasar de lo que hoy está vigente: la Sala1 (Civil y Comercial) y Sala 2 (Penal y Laboral), a flexibilizar esta estructura burocrática y rígida y que las causas sean asignadas por sorteo a distintos miembros de la Corte, como también las causas de competencia originadas de la Suprema Corte de Justicia. A esto se suma que, si uno de los ministros no puede participar en un determinado proceso, la iniciativa contempla que se realice inmediatamente un nuevo sorteo, a fin de no suspender el acto jurisdiccional.

De esta manera, más allá de sus responsabilidades administrativas, se busca que los magistrados tengan similar función y carga de trabajo. Esto responde a las estadísticas que se desprenden del relevamiento realizado sobre las causas ingresadas desde 2018 a junio de 2022. Se observa que 75% de las causas que ingresan anualmente al tribunal están destinados a la Sala 2, es decir, a solo tres de sus integrantes, lo que implica un gran desequilibrio en el funcionamiento y el trabajo.

El subsecretario de Justicia, Marcelo D’Agostino, asistió al recinto para explicar los alcances de la reforma y expresó: “El objetivo de este proyecto de ley es llevar un sistema de forum shopping -de elección de los tribunales o de quienes van a resolver conforme a las conveniencias de cada uno de los litigantes- a un sistema más transparente, que es el sistema del Colegio de Jueces. Este sistema trae mayor transparencia, celeridad y además permite equiparar las cargas de trabajo teniendo en cuenta que una de las salas de la Suprema Corte de Justicia, la Sala 2, tiene el 75% de las causas y la Sala 1 tiene el resto”.

“Entendemos que este es un proyecto superador de lo que está ocurriendo hoy en la Suprema Corte de Justicia y creemos que va a funcionar mucho mejor enmarcado en el contexto de las profundas reformas que se han venido realizando en la Provincia de Mendoza desde 2016 en adelante”, finalizó el subsecretario de Justicia.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail