San Rafael, Mendoza lunes 08 de agosto de 2022

Respiración y estrés: el método más fácil e inmediato del mundo para estar presentes en el aquí y ahora

En cada exhalación se intercambia dióxido de carbono de nuestro organismo por oxígeno que recibimos del aire que nos rodea
(Getty Images)

En cada exhalación se intercambia dióxido de carbono de nuestro organismo por oxígeno que recibimos del aire que nos rodea

En exclusiva para Infobae, Ineco ideó una serie de consejos para agilizar las habilidades cognitivas y lograr el bienestar. Hoy, en el primer capítulo de mindfulness, ejercicios prácticos para respirar mejor y notar los cambios

La respiración nos acompaña durante toda la vida, pero no le damos el valor que tiene, salvo que ocurra algo que nos impida respirar con normalidad. Nuestro cuerpo está en contacto con el medio ambiente y es a través de la respiración que se produce el intercambio de materia y energía para poder vivir.

En cada exhalación se intercambia dióxido de carbono de nuestro organismo por oxígeno que recibimos del aire que nos rodea; generando la liberación de toxinas para nutrirnos de oxígeno en cada inspiración.

La respiración tiene un papel importante para nuestra salud, porque puede ser un poderoso aliado en la práctica de mindfulness o atención plena. Al ser un proceso rítmico, que cambia constantemente, nos permite aprender a sentirnos cómodos con el cambio, generando flexibilidad para transitar también cambios en nuestros estados emocionales. Sintonizar con la respiración nos lleva inmediatamente al aquí y ahora, anclando la mente a este proceso básico, rítmico y fluido de la vida.

La respiración tiene un papel importante para nuestra salud, porque puede ser un poderoso aliado en la práctica de mindfulness o atención plena
(Getty Images)La respiración tiene un papel importante para nuestra salud, porque puede ser un poderoso aliado en la práctica de mindfulness o atención plena (Getty Images)

Para comenzar a practicar la atención plena, simplemente tenemos que concentrar nuestra atención en la respiración. La misma se puede percibir en diferentes partes de nuestro cuerpo: en las fosas nasales, sintiendo un aire fresco al inhalar y un aire tibio al exhalar; en el tórax sintiendo como se expande al inhalar y cómo se contrae al exhalar; o en el abdomen que se infla al inhalar y se desinfla al exhalar. La idea es darnos cuenta de las sensaciones que acompañan nuestra respiración y sentirla, sin intentar controlar o forzar la respiración.

Puede suceder que nuestra mente se activa e intenta pensar en la respiración y entonces tendremos que volver a conectarnos con ella para poder sentirla y tomar conciencia de ella.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail