San Rafael, Mendoza jueves 06 de octubre de 2022

Por qué es tan crucial el próximo desembolso del FMI de septiembre

Miguel PesceLa meta de reservas netas pactada con el Fondo para el segundo trimestre se incumplió. Sin embargo, se descuenta un perdón, o más bien se reza por él. Lo cierto es que hay margen hasta octubre. Es clave que el BCRA vuelva a comprar no menos de u$s100 millones diarios.

Al observar el cronograma de vencimientos y desembolsos con el FMI, las proyecciones del Balance Cambiario para el resto del año, y las intervenciones del BCRA en el mercado de cambios, queda claro que sin los dólares del Fondo de setiembre parece que “no hay vida”. ¿Por qué es tan crucial el desembolso de setiembre? A pesar que algunos analistas lo dan por hecho, es decir, que el FMI convalidará el cumplimiento de las metas trimestrales y dará vía libre al desembolso, vale señalar que aún persisten algunas dudas.

Por eso el stock remanente de DEG es hoy un tema clave. Al respecto, los analistas de Macroview estiman que a esa altura de setiembre, es decir, al día 21 y 22, el BCRA tendría margen de maniobra para cumplir con ambos vencimientos. El problema es después. Hay que recordar que, bajo el programa vigente con el Fondo, los desembolsos pactados entran y salen de las arcas del BCRA, ya que al otro día de recibidos son vueltos a girar al organismo para cancelar el vencimiento correspondiente. Según las proyecciones privadas el BCRA llegaría a comienzos de octubre con apenas u$s500 millones en DEG, de modo que no serían suficientes para afrontar el vencimiento de mediados de ese mes, por casi el doble. Además, según los datos del Estudio Broda, el 14 vencen casi u$s680 millones y el 28 otros más de u$s710 millones, ambos vencimientos de capital. Por eso es crucial que el desembolso programado para comienzos de setiembre por más de u$s4.100 millones, ingrese en tiempo y forma para despejar el horizonte de octubre. Ya que en noviembre hay cierto respiro dado que los compromisos con el Fondo no llegan a u$s400 millones en concepto de intereses. Aunque luego en diciembre vuelven a trepar a más de u$s2.600 millones de capital.

Por lo tanto, la inquietud del mercado porque el BCRA vuelva a ser un comprador neto de divisas, pero no por montos marginales sino en torno de los u$s100 millones diarios es la señal clave que todos monitorean. Ese es el verdadero salvavidas de la cauta estabilidad cambiaria que goza el actual equipo económico. Vale recordar que, de acuerdo a datos del Estudio Ferreres el BCRA venía perdiendo u$s1.000 millones por semana en el último tiempo. Algo insostenible, sobre todo, con el actual stock de reservas netas, que sin el oro y los DEG rayan guarismos negativos. De ahí que surgieron las alarmas sobre el aparente uso de los encajes bancarios de los argendólares, que suman más de u$s11.400 millones.

Se entiende entonces el apuro de Massa por detonar una mayor liquidación de divisas de los agroexportadores y de otros sectores. Los analistas descuentan que el desembolso de setiembre vendrá de la mano de un “waiver” (perdón) ya que el cumplimiento de la meta de reservas del segundo trimestre muestra un gran desvío. Claro que todos ponen la lupa, entonces, en el desembolso de diciembre que a la luz del optimismo que reina sobre el de setiembre, es una gran incógnita.

Fuente:https://www.ambito.com/por-que-es-tan-crucial-el-proximo-desembolso-del-fmi-septiembre-n5512612

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail