San Rafael, Mendoza lunes 26 de septiembre de 2022

“La pluma de San Martín en la Ley de Aguas” motivó un gran acto de Irrigación

“La pluma de San Martín en la Ley de Aguas” motivó un gran acto de IrrigaciónAllí se descubrió una réplica del Bando del 25 de octubre de 1815 escrito por el General.
La semana sanmartiniana provincial finalizó en el Departamento General de Irrigación con la ceremonia de valoración histórica y recomposición documental del Bando del 25 de octubre de 1815, firmado por el General Don José de San Martín. El acto contó con la presencia de la ministra de Turismo y Cultura Nora Vicario, en representación del Gobernador, y lo encabezó el Superintendente de Irrigación, Sergio Marinelli, quien se refirió al legado del General para la gobernanza del agua en la Provincia. Lo acompañaron la Jefa de Gabinete, Marité Badui; el Consejero por la cuenca del río Tunuyán Superior, Omar Sorroche y otros miembros del gabinete, además de Inspectores de Cauce, personal del organismo, académicos y referentes sanmartinianos de Mendoza.
La apertura de la ceremonia la realizó la histórica Banda Militar Talcahuano del Regimiento de Infantería de Montaña 11, a cargo de su director, Capitán Matías Pinatti; el director auxiliar, Sub teniente Matías Barreto y el Sub oficial mayor, segundo maestro de banda, Cristian Ceballos. A ellos se sumaron estudiantes de las escuelas Domingo Bombal e Hipólito Irigoyen, en representación del Programa Educación y Gobernanza de Irrigación.
La ceremonia de valoración histórica y recomposición documental se centró en la presentación del Bando del 25 de octubre de 1815 que firmó José de San Martín como Gobernador Intendente de Cuyo. El Bando es un documento que ha sido buscado intensamente, durante mucho tiempo, porque no quedó junto a la documentación firmada por el entonces gobernador. 207 años después, tras una gran investigación, fue ubicado por personal de Irrigación y una copia fiel fue puesta a disposición del Archivo General de la Provincia. 
Otra parte emotiva del evento fue la presentación de un retrato del General San Martín, realizado por el artista Ramiro Ghigliazza, que plasma una imagen de San Martín en el año 1814, cuando gobernó y comenzó a preparar la economía y la maquinaria de guerra para la gran hazaña de Los Andes.
Tras el descubrimiento del Bando, del retrato por parte del Superintendente, la ministra Vicario y el Dr. Amado Juan, Coordinador provincial de la Asociación San Martín y del propio Ghigliazza, la ceremonia culminó con un carrusel de temas de la banda Talcahuano y bailes típicos.
Toda la información histórica referida al Bando, al igual que la imagen del General, se puede consultar en el siguiente link http://www.irrigacion.gov.ar/archivo_historico/san-martin/
 
El legado de San Martín para la gobernanza del agua
El Bando del 25 de octubre de 1815 firmado por el General San Martín constituye la primera iniciativa de catastro de Mendoza y es un histórico paso hacia el orden necesario para lograr una justa distribución del recurso hídrico.
Ordena lo que sigue siendo la base del actual sistema recaudatorio: contribuir al sostenimiento de toda la red de canales, proporcionalmente al tamaño de la tierra beneficiada. Con este criterio de equidad además, promueve el bienestar, el orden y la paz y la conciencia social con respecto al uso de un recurso vital, característica de la cultura del agua de los mendocinos.
Lo más importante es que 70 años antes de la redacción de la actual Ley de Aguas, promueve usos y costumbres que por mantenerse útiles a través de los años, sirvieron de base para el articulado de dicha ley.
A fin de establecer pautas de gobierno sobre bases firmes, promover conciencia social del valor que reviste el agua en una región con escasez y convencido de que el conocimiento territorial no puede ser vago o inexacto, San Martín supo encontrar una herramienta fundamental que condujera al ordenamiento y a la unión social: el Bando del 25 de octubre de 1815.
En este bando, que tiene como objetivo garantizar la producción para el bienestar y el desarrollo, se ordena contribuir en proporción al tamaño de la tierra beneficiada por el agua al sostenimiento de toda la red. Esta base perduró en el tiempo y hasta la actualidad permite sostener la amplia red de riego con que cuenta la provincia de Mendoza.
Un segundo aspecto relevante a considerar es que al expresar “cuyos propios sufren por este defecto un déficit notable”, promueve la conciencia social con respecto al uso de un recurso vital, por lo que se estima que constituye uno de los hitos fundacionales de la cultura del agua de los mendocinos.
Por último, al prohibir adelantar más labranza sin autorización reconoce la necesidad de una institución que autorice nuevos usuarios.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail