San Rafael, Mendoza martes 09 de agosto de 2022

Una nueva comunidad nace en San Rafael

En el distrito de Cañada Seca, el Gobierno provincial entregó dos barrios que serán el nuevo hogar de 35 familias mendocinas.

En tan solo ocho meses de trabajo, se pudo concretar el sueño de la casa propia de quienes a partir de hoy residirán en los barrios Atuel Norte y La Esperanza-CostaAtuel, de San Rafael. Ambos emprendimientos fueron construidos por el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) con fondos enteramente provinciales en el marco del Programa Mendoza Construye Línea 1.

La entrega de estas viviendas se realizó este viernes, con la presencia del ministro de Planificación e Infraestructura Pública, Mario Isgro, acompañado por la titular del IPV, María Marta Ontanilla y funcionarios municipales.

Al finalizar la entrega de llaves, el ministro Isgro destacó la importancia de estos barrios para la zona. Además, mencionó: “Estamos muy satisfechos con el ritmo que tienen las obras que se están ejecutando en este departamento y en toda la provincia, ya sea lo que refiere a vivienda como a otras temáticas. Si bien el contexto económico que atraviesa el país es muy difícil, desde el Gobierno no pensamos en detener las obras sino, por el contrario, ir creciendo”.

Consultado sobre los tiempos que demandaron las obras, Isgró recalcó el trabajo de la empresa responsable de la construcción de estas 35 viviendas, ya que se pudieron terminar un mes antes del plazo de obra fijado en el llamado a licitación. “Esto es un gran beneficio para los vecinos, que podrán disfrutar de su casa propia ante de lo previsto”, puntualizó.

Por su parte, la presidenta del IPV detalló las características de las viviendas entregadas.“Uno de estos dos barrios tiene la particularidad de que la obra empezó hace muchos años y estuvo paralizada mucho tiempo. Así que con fondos provinciales pudimos reactivarla y hoy entregarla”.

“Estas viviendas son de construcción tradicional, con tipologías distintas, porque las que se encontraban sin terminar fueron planificadas con otras características. Las viviendas nuevas tienen dos dormitorios, cocina sectorizada, baño y estar comedor, mientras que las anteriores poseen tres dormitorios y una superficie cubierta mayor”, precisó Ontanilla.

La funcionaria aprovechó la oportunidad para destacar que, tras un proceso de auditoría, ayer el IPV pudo recertificar el proceso de llamado a licitación según las Normas IRAM 9001. Además, se sumó la certificación en atención al público, lo que representa un valor agregado a los servicios que presta el instituto.

Respecto de la política habitacional en San Rafael, Ontanilla mencionó que “el Gobierno provincial trabaja con todos los planes vigentes en este departamento. A las más de 80 viviendas entregadas se le suman siete barrios en ejecución, con un total de 155 casas. Y ya se han licitado más de 380, que se encuentran en etapa de preadjudicación”.

En cuanto al programa Mejoro mi Casa, en San Rafael se están ejecutando 72 mejoramientos y se han licitado otros 100 para la segunda etapa del plan.

Por último, se refirió a la problemática de la morosidad. En ese aspecto, mencionó las medidas que se han tomado para incrementar la recaudación del IPV. “Mediante la Ley 9378, que está vigente hace un poco más de un mes, las familias que tenían deuda ahora pueden cancelar el saldo con descuentos que van del 40 a 70%”, concluyó Ontanilla.

Características de las viviendas entregadas

La obra de terminación y construcción de las casas estuvo a cargo de la empresa Universo SA y contó con financiamiento enteramente provincial.

La construcción es de tipo tradicional, con mampostería de ladrillones y estructura de hormigón armado.

Los techos son de chapa galvanizada. La carpintería es de aluminio en ventanas, puertas chapa en exteriores y placa en el interior, con marcos metálicos.

Las viviendas se entregan con el baño completo, con cerámicos en toda la vivienda y pintura en el exterior e interior de las unidades.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail