San Rafael, Mendoza viernes 12 de agosto de 2022

Los mendocinos se volcaron por dos productos esenciales

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1657211864393CONSUMO%20DE%20ALIMENTOS%202.jpgAceite y papel higiénico, lo más comprado por los consumidores.

Tras la renuncia del ministro de Economía, Martín Guzmán, la gente copó los principales comercios de la provincia para estoquearse. Aceite y papel higiénico, lo más elegido.

Una vez más, los mendocinos agarraron la billetera, el carro de las compras y se dirigieron hacia los principales comercios de la provincia. La incertidumbre generada en el país tras la renuncia de Martín Guzmán y la asunción de Silvina Batakis, nueva ministra de Economía, hizo que la gente saliera a la calle para estoquearse.

Aceite y papel higiénico fueron los productos que más se observaron en los carros de los consumidores, tanto en los mayoristas como en los comercios minoritas.

“La gente se está arrancando los ojos por un litro de aceite”, aseguró a El Sol, un repositor que, además, confesó que “entre las 8 y las 10 se habían agotado lo disponible en 5 palets”.

Por su parte, Rubén David, propietario de uno de los mayoristas más populares de Mendoza, manifestó que “entre el lunes y este jueves la situación fue cambiando notablemente. Al principio la gente salió desesperada a buscar mercadería, hoy el panorama es otro, pero llegan familias para estoquearse”.

Tras la incertidumbre reinante, muchas familias decidieron comprar para estoquearse.

Aceite y papel higiénico, los elegidos

En un recorrido realizado por El Sol, se pudo apreciar que en el 80% de los carros que se encontraban tanto en mayoristas como en minoristas se repetían dos productos esenciales de la canasta familiar: aceite y papel higiénico.

“La gente se pelea por un litro de aceite”.

“No hay variedad de marcas y encima limitan la cantidad de botellas que uno puede comprar”.

“Tengo que optar por bidones de 5 litros porque hay faltante de aceite en todos lados”.

Esas frases corresponden a personas que se encontraban en los comercios intentando comprar mercadería para guardar.

Tanto en los mayoristas como minoristas la compra del aceite era limitada.

En un mayorista, por ejemplo, las botellas de 1.5 litros de aceite fueron repuestas 5 veces en dos horas y se agotaron. La otra chance era llevar bidones de 4.5 litros o 5 litros, cuyos precios eran $1.898 y $1.988, respectivamente. Otra opción, muy poco elegida, era llevar aceite mezcla cuyo valor es de $273.90, por un litro y medio.

En el supermercado las alternativas son menores y los clientes solo pueden optar por una sola marca de aceite girasol, el resto es mezcla. El valor es de $405 el litro.

En los supermercados no hay variedad de marcas de aceite y el precio es de $405 el litro.

En ambos comercios existen limitaciones en la compra y solo pueden llevarse 2 botellas por persona o una caja por familia (en el caso del mayorista).

Con el papel higiénico, incluso, con los rollos de cocina, está ocurriendo lo mismo. Se estima que ambos productos sufrieron un incremento que ronda el 25% y la gente prefiere “abrir el paraguas” antes de que el precio se dispare aún más.

El papel higiénico y el rollo de cocina sufrieron un incremento que ronda el 25%.

Comprar para guardar

Estoquearse antes de que los precios aumenten no es algo de esta época. La metodología se ha replicado por años y el resultado también: góndolas vacías, gente peleando por un producto y aumento de precios.

“Acá los únicos culpables de todo esto somos los argentinos”, explicó María, mientras manipulaba dos carros llenos de mercadería hacia la línea de cajas.

La mujer aseguró que, si bien siempre realiza compras mensuales, esta vez fue para acopiar mercadería. “Los productos de limpieza están por las nubes, el aceite se vende limitado, el papel higiénico está con aumento. Así no podemos vivir. Trabajamos solo para pagar”, comentó.

Revisando los productos, la mujer manifestó que “acá no hay ningún gusto personal” y agregó: “Eso es lo lamentable porque uno lo único que hace es trabajar para comprar la comida, lo básico”.

Adrián, otro de los clientes que se encontraba en el lugar junto a su esposa, manifestó que “la situación no da para más”. “Todos los meses hacemos la misma compra, con los mismos productos y marcas, y todos los meses tengo que agregar entre $1.500 y $2.000”.

“Acá lo único extra que llevo es una bolsa de papas fritas y porque estaba en oferta, realmente no es justo. Laburo todos los días para mantener a mi mujer y a mis tres hijos y no podemos darnos un gusto. Es grave lo que está pasando”, consignó.

“Antes le era fiel a este mayorista, pero ahora me tomo el tiempo y recorro otros comercios. Donde hay ofertas buenas compro”, culminó.

Adrián asegura que todos los meses hace la misma compra y, todos los meses, paga más caro.

José es comerciante y también se acercó a comprar su mercadería. “No vine a comprar para acopiar y reventar a mis clientes con precios caros, vine porque necesitaba hacerlo, pero lo que se vive ahí adentro es una batalla campal, la gente se pelea por un litro de aceite”, dijo.

El trabajador aseguró que en su negocio, como en la mayoría de los locales chicos, las ventas están muy flojas. “Hoy el que tiene una platita ahorrada se pone un negocio en su casa y atiende. Acá hace falta más control municipal, porque siempre somos los mismos los que vamos para atrás”.

José fue al mayorista para comprar mercadería para su comercio.

Panorama muy incierto

El panorama que se prevé para los próximos días es de mucha incertidumbre. “Por el momento, no registramos desabastecimiento en nuestras góndolas porque contamos con stock suficiente para reponer mercadería, pero igual en algunos productos sí tuvimos que apelar a la solidaridad y conciencia social de la gente”, expresó Rubén David haciendo alusión especial al aceite.

“Al cliente que antes se llevaba una o dos cajas de aceite le pedimos que hoy no se lleve 10 porque no podemos reponer y porque deja sin mercadería a otras personas. Hay clientes que entienden el planteo y otros no”, advirtió el empresario.

Sobre el posible aumento de precios que podría llegar en los próximos días, David manifestó que “esto se vive día a día, minuto a minuto. Sabemos que los productos que son importados van a llegar con aumentos, pero no sabemos de cuánto”.

Otros productos que podrían llegar a las góndolas con aumentos son los pañales, el café, cacao, bebidas importadas, maquinitas de afeitar. “Estamos esperando los nuevos listados para conocer los precios”, aseguró David y aclaró que “en los últimos días, los proveedores han anulado los créditos, hay una restricción en cuanto a los plazos de pago”.

Por:Natalia Mantineonatalia.mantineo@elsol.com.ar@mantineon
Fuente:https://www.elsol.com.ar/mendoza/boom-de-compras-varios-mendocinos-se-volcaron-por-dos-productos-esenciales

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail