San Rafael, Mendoza lunes 08 de agosto de 2022

El índice hamburguesa – Por:.Beatriz Genchi

Esta curiosa clasificación, creada por el periódico semanal The Economist, da una pequeña visión de la situación económica que puede estar atravesando un país en concreto y, sí, todo en base a la hamburguesa más famosa de McDonald’s.

El índice hamburguesa o el índice Big Mac es un estudio que publica el semanario desde 1986. Es una forma de medir la paridad del poder adquisitivo (PPA) en diferentes países. Mediante la conversión de los precios medios nacionales de una hamburguesa Big Mac a dólares estadounidenses, se puede llegar a observar una sobrevaloración o infravaloración de las divisas analizadas.

La razón por la que se utiliza la hamburguesa Big Mac es que se fabrica bajo los mismos estándares de tamaño, composición y calidad en todos los países donde se comercializa. Por eso, es una buena elección para comparar el nivel adquisitivo entre diferentes regiones.

The Economist ha reconocido que no busca la rigurosidad en este estudio, sino la estimación del estado de cualquier divisa comparada con el dólar. Para ello, se basa en la paridad del poder adquisitivo, que es la teoría de que dos monedas llegarán a tener el mismo valor en un futuro, consiguiendo que la canasta familiar tenga un costo parecido en un sitio y en otro. En otras palabras, enseña la disparidad del costo de vida entre dos países.

El índice Big Mac muestra también el nivel adquisitivo de un país, es decir, cuántas unidades de hamburguesas se pueden comprar en otros países con el precio del suyo propio.

Según el resultado, se puede analizar la inflación global mediante la comparación del precio de una hamburguesa en distintos países. Así, se puede observar cuáles de las monedas están sobrevaloradas o, de lo contrario, devaluadas, siendo el dólar norteamericano la divisa base.

Este sistema se creó con la finalidad de tener una guía amena para poder observar la evolución de las distintas unidades monetarias a nivel global. Aun así, presenta algunas carencias que hay que tener en cuenta. El Big Mac, aunque se comercializa prácticamente en todo el mundo, pero no llega a todas partes. Hay lugares que se quedan fuera del índice. Es el ejemplo del continente africano que, a pesar de contar con más de 50 países, solo se comercializa en Sudáfrica, Marruecos y Egipto.

El indicador tampoco tiene en cuenta algunos de los factores que pueden afectar al precio del producto, desde los ingredientes y su facilidad de acceso hasta el salario de los trabajadores, pasando por el contexto sociocultural del país comparado. Por ejemplo, en algunos países se tiene concebido como un capricho para ocasiones especiales. En otros, todo lo contrario, resulta una alternativa “buena, bonita y barata”.

Lo que este estudio evalúa, de una manera sencilla, es lo “caro” que supone un producto en comparación con otros países. En algunos casos, con el dinero que te cuesta la hamburguesa en Estados Unidos, te podés comprar más de una unidad en otros lugares. Pero también ocurre lo contrario. Veamos varios casos concretos.

 Según los últimos datos de enero de 2022, liderando el podio nos encontramos a Suiza, con un valor de 6,98 dólares frente a los 5,81 dólares de Estados Unidos, lo que indica que la moneda suiza está sobrevalorada respecto al dólar norteamericano en un 2,9%. Aunque debemos tener en cuenta que los salarios y el costo de vida suizos son de los más caros de Europa, de ahí que la hamburguesa esté más cara.

En el caso contrario nos encontramos a Rusia, con un valor de 1,74 dólares por hamburguesa. Se podría decir que, con el precio de una Big Mac en Estados Unidos podemos comprar tres en Rusia y nos sobra algo. El rublo ruso está un 52,1% devaluado frente a la divisa norteamericana.

Según la última publicación del estudio de enero de 2022, Uruguay es el país latinoamericano con la Big Mac más cara de la región. En promedio, los consumidores uruguayos tienen que pagar 4,8 dólares por cada hamburguesa. En el otro lado de la tabla nos encontramos a Colombia y México, con un precio de 3,29 y 3,34 dólares, respectivamente. Un Big Mac cuesta $380 en Argentina y US$5,65 en Estados Unidos. El tipo de cambio implícito es $67,26. La diferencia entre esto y el tipo de cambio real, $96,33, sugiere que el peso argentino está subvaluado en un 30,2%”, sostuvo The Economist, que tomó la cotización del dólar mayorista de comienzos de esta semana. La cifra estuvo ligeramente debajo del 34% que había marcado en el relevamiento de enero.

La verdad es que, en principio, que haya un índice hamburguesa me pareció gracioso, solo al principio.

Gentileza

Beatriz Genchi
Museóloga – Gestora cultural.
bgenchi50@gmail.com

Puerto Madryn – Chubut.

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail