San Rafael, Mendoza martes 05 de julio de 2022

Un dedo robótico con aspecto humano: así se cultiva piel viva en 24 días

Video thumbnail
Crean piel con textura humana para robotsEL MUNDO (vídeo) // Shoji Takeuchi (foto)

Investigadores japoneses logran fabricar piel para robots con una textura parecida a la humana. De momento han recubierto sólo un dedo, pero su plan es perfeccionar la técnica para usarla en humanoides y facilitar su aceptación social

Dotar a los robots de apariencia humana es uno de los principales objetivos de los ingenieros que los diseñan, y que esta semana han conseguido algo que llevaban mucho tiempo intentando: envolverlos en una piel casi humana.

No sorprende que el avance llegue de un laboratorio de Japón, el país en el que más extendidos están los robots humanoides, utilizados ya para ofrecer asistencia a enfermos o personas con movilidad reducida, pero también presentes en algunas tiendas y en empresas como recepcionistas.

Algunos robots han sido recubiertos en silicona para simular la piel e intentar hacerlos más cercanos, pero ese material no sirve para dar un aspecto natural al rostro y simular ciertas características, como las arrugas.

Que los humanoides se parezcan realmente a una persona para facilitar que interactuemos con ellos y su aceptación social sigue siendo terreno de la ciencia ficción aunque lo que presenta este equipo de investigadores en la revista especializada Matter es un primer paso en esa línea: han conseguido recubrir un dedo robótico con una piel elaborada con básicamente los mismos ingredientes que contiene la piel humana.

Según estos científicos, no sólo han logrado una textura similar a la de la piel de una persona, sino que además el material repele el agua y es capaz de repararse a sí mismo.

Como explica a este diario Shoji Takeuchi, profesor de la Universidad de Tokio y autor principal del estudio, se necesitan 24 días para cultivar esta piel: “Hace falta una semana para conseguir las células, tres días para la formación de la dermis y 14 días para la formación de la epidermis”, resume el científico, cuyo equipo ha empleado dos años en conseguirlo.

El proceso de fabricación de la piel fue el siguiente: primero sumergieron el dedo robótico en un cilindro con una solución de colágeno y fibroblastos dérmicos humanos, los dos componentes principales que forman los tejidos conectivos de la piel. Takeuchi dice que el éxito de su experimento radica en la tendencia natural a encogerse que presenta esta mezcla de colágeno y fibroblastos, y que permitió que se adaptara bien al dedo.

El dedo robótico recubierto con piel cultivada
El dedo robótico recubierto con piel cultivadaShoji Takeuchi

Esta capa actúa como una base uniforme que facilita que se adhiera correctamente la siguiente capa de células, los queratinocitos humanos, que son las células más presentes en la epidermis humana. Constituyen el 90% de la capa más externa de la piel, lo que, según Takeuchi, le da al robot una textura similar a la de la piel de una persona, además de actuar como una barrera que retiene la humedad.

PIEL POCO RESISTENTE

Según el investigador nipón, su dedo robótico tiene un aspecto ligeramente ‘sudoroso’ cuando lo sacan de la solución en la que se ha cultivado. No están todavía totalmente satisfechos con el resultado, pues “es mucho más débil que la piel natural, y no sobrevive mucho tiempo a no ser que se le suministren nutrientes de forma continua. “Estamos pensando en instalar una estructura vascular como siguiente reto”, dice Takeuchi, que calcula que necesitarán otros cinco años para desarrollar un método que les permita fabricar una piel que dure más tiempo.

Su objetivo es incorporar otro tipo de tejidos y estructuras funcionales más sofisticadas dentro de la piel, como como neuronas sensoriales, folículos pilosos, uñas y glándulas sudoríparas.

Respecto a si esta piel puede quemarse si está expuesta a la radiación solar, afirma que en esta fase de la investigación es complicado que ocurriera, pero podría pasar cuando logren formar una estructura de piel más madura.

No se atreve aún a vaticinar cuándo podrán lograr recubrir todo el cuerpo de un humanoide con esta piel viva, casi humana: “Queremos hacerlo lo antes posible, pero todavía nos queda un largo camino por recorrer, la investigación básica para este propósito acaba de comenzar”.

Fuente:https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/ciencia/2022/06/09/62a08c8e21efa03a218b4596.html

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail