San Rafael, Mendoza viernes 01 de julio de 2022

Argentina, ante la posibilidad de volver a pasar por el board del FMI

Argentina, ante la posibilidad de volver a pasar por el board del FMILos cuestionamientos más importantes se resolverán cuando el director gerente para el Hemisferio Occidental, Ilan Goldfajn, analice los datos que le envíen los responsables del caso argentino, la norteamericana Julie Kozac y el venezolano Luis Cubeddu. El problema ahora es saber si en este proceso intervendrá el board.

La primera misión virtual del Fondo Monetario Internacional (FMI) está llegando a su fin, con la esperanza local (con expectativas fundadas) de aprobar el cumplimiento de las metas del primer trimestre del año.

Se sabe también en Buenos Aires que, hasta aquí, los cuestionamientos más importantes se resolverán cuando el director gerente para el Hemisferio Occidental, Ilan Goldfajn, analice los datos que le envíen los responsables del caso argentino, la norteamericana Julie Kozac y el venezolano Luis Cubeddu, para luego, se supone, aprobar los porcentajes y números planteados desde Argentina para el período enero-marzo. Y, eventualmente, deslizar el comentario positivo para el segundo semestre del año, donde las partes también confían en que las metas se cumplirán.

El problema ahora es saber si en este proceso intervendrá el board del FMI. Más estrictamente, si simplemente la aprobación del primer trimestre dependerá de Goldfajn y el máximo tribunal del organismo solo se verá notificado por lo que cuente el responsable del Hemisferio Occidental; o si, por el contrario, los países miembros del directorio querrán abrir una audiencia específica para que el brasileño israelí, su número dos y el delegado para el caso argentino cuenten cómo marcha la economía local. Y qué perspectivas futuras tiene para cumplir con los compromisos firmados en el Facilidades Extendidas. Si esto último es la actitud que predomina en el directorio, no está en duda la aprobación de las metas, pero sí habrá que esperar una catarata de críticas; similar a las escuchadas también en la reunión del 25 de marzo. Ese día el board aprobó por amplia mayoría (casi absoluta) el Facilidades Extendidas. Sin embargo el directorio fue claro y directo en el reclamo al gobierno de Alberto Fernández para que avance en reformas estructurales y no se desvíe ni un centímetro de lo comprometido en el texto del acuerdo. El board incluso le dejó en claro a Goldfajn que era el responsable máximo de la secuencia de aprobación basada en el cumplimiento de metas (innegociable) y objetivos (negociables), durante del acuerdo que derivaría en un cronograma de pagos que culminaría en 2035.

El debate del caso argentino es clave, ya que el directorio es quién debe aprobar el desembolso de unos u$s4.100 millones para que se pague el segundo vencimiento pactado con el organismo, por la renegociación por un nuevo crédito para repagar el fallido stand by de 2018 firmado por Mauricio Macri.

Según los cálculos que se hacen en Buenos Aires, el país mantiene firme un apoyo del 70% de los votos en el directorio. A ese nivel se llega garantizando Alemania, Francia, España y otros países europeos votarían a favor del país. Se suma la aprobación de Rusia y China, más los países árabes (especialmente los del Golfo Pérsico, con presencia fuerte en el directorio del FMI), además de, lógicamente, toda América Latina y el África. Se confía además que se lograrían más consensos con países clave como Canadá y lo que resta de la Unión Europea.

Falta resolver el estratégicamente clave voto de los Estados Unidos, que representa el máximo porcentaje de aprobación con un 17% de los votos. En este caso, a diferencia de la aprobación de un acuerdo de Facilidades Extendidas, no se necesita la mayoría especial del 85%, con lo que podría haber un voto negativo de ese país. Sin embargo, si esto ocurriera, sería una situación compleja. Cobra entonces más vuelo el encuentro que el presidente Alberto Fernández mantendrá con su par norteamericano Joe Biden, con quién en horas compartirá la cumbre de las Américas en Los Angeles.

En total el board está integrado por 24 directores ejecutivos que representan porcentualmente diferentes niveles de poder dentro del organismo. Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia y el Reino Unido pueden elegir un director sin ayuda de ningún otro país. China, Arabia Saudí y Rusia eligen de facto un director cada uno; mientras que los 16 restantes lo eligen según bloques de estados. Argentina, a través del enviado local, Sergio Chodos, ocupa el grupo con Bolivia, Chile, Perú, Paraguay y Uruguay.

 

Por Carlos Burgueñocburgueno@ambito.com.ar
Fuente:https://www.ambito.com/edicion-impresa/fmi/argentina-la-posibilidad-volver-pasar-el-board-del-n5456914

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail