San Rafael, Mendoza sábado 21 de mayo de 2022

Primer animalista argentino – Por:.Beatriz Genchi

A diferencia del resto del mundo, que celebra a los animales el 4 de octubre, en Argentina, desde el año 1908, cada 29 de abril se festeja a los compañeros incondicionales. Una fecha propulsada por el abogado Ignacio Lucas Albarracín. Primer secretario y fundador y presidente de la Sociedad Argentina Protectora de los Animales con actuaciones en ella durante más de cincuenta años.

El doctor Ignacio Albarracín fue el propulsor de la Ley Nacional de Protección de Animales N° 2786, sancionada en 1891. En esta normativa, se estableció por primera vez en Argentina la obligatoriedad de brindar protección a los animales, de manera de impedir su maltrato y su caza.

Igual que ilustres pensadores fue de convicción vegetariana. Se expresó en contra de las corridas de toros, las riñas de gallos y el tiro a las palomas cuando eran actividades socialmente aceptadas y bien vistas. También se manifestó en contra de la doma de potros, la crueldad en la matanza de animales que serían faenados. Pidió protección para los caballos usados como trasporte y en este punto vale destacar que entonces los carros tirados por caballos eran aceptados “medio de locomoción”.

Albarracín nació el 31 de julio de 1850 en Córdoba, pero su corazón y algunos documentos aseguran que fue en San Juan, provincia que adoptó por crianza y en la que se refugiaba con su padre por razones políticas, el coronel Santiago Albarracín, oriundo de la tierra del sol y reconocido militar destacado en las guerras civiles argentinas. Apodado el “Loco” por su tenaz defensa de los animales, quería que en Argentina se celebre un día para hablar de todos los animales.

Le dieron la razón y lejos de imitar otros festejos que hacían en honor a las aves y a los árboles, él insistió en homenajear a todas las especies. Así elevó la propuesta y se le ofreció celebrarlo durante los días hábiles de la semana en el jardín zoológico antes de la primavera. Aceptó porque entonces le pareció buena idea celebrar en medio de las jaulas. Idea de la que desistió más tarde al punto de pelearse con su director, Clemente Onelli.

Albarracín no quería que la fecha elegida para celebrar a los animales fuera entrado el otoño debido al frío. Así que decidió que fuera el miércoles 29 de abril. Pero la lluvia que inundó Buenos Aires hizo que se postergara al sábado 2 de mayo.

Así, se celebró la primera Fiesta del Animal. El diario La Nación, que cubrió el evento, escribió que asistieron 15 mil niños y La Argentina estimó que participaron 13 mil niños y 8 mil adultos. Tras el memorable festejo, “el prócer de los animales” pidió que desde entonces cada 29 de abril se celebrara la vida de los animales y que en ese día los niños les escribieran poemas.

Con el tiempo, la fiesta pasó a llamarse Día del Animal. Casualmente, Ignacio Albarracín falleció 29 de abril de 1926 a causa de un paro cardíaco. Tras su deceso, se tomó la decisión definitiva de inmortalizar la fecha recordando también su incansable labor.

Gentileza:

Beatriz Genchi – Puerto Madryn – Chubut.
Museóloga-Gestora Cultural-Artista Plástica.

bgenchi50@gmail.com

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail