San Rafael, Mendoza martes 05 de julio de 2022

El riesgo-país superó los 1.900 puntos y el mercado no espera mejoras en el corto plazo

El riesgo-país superó los 1.900 puntos y el mercado no espera mejoras en el corto plazoLa volatilidad global, sumada a un contexto local de incertidumbre en torno de las metas pactadas con el FMI, presionan a la baja a los bonos argentinos. El indicador de riesgo tocó máximos desde febrero.

Los bonos argentinos comenzaron la tercera semana de mayo operando en rojo, cerca de los valores mínimos de marzo de este año, en consonancia a los principales índices de Wall Street que cerraron con pérdidas. Es decir que los títulos públicos argentinos no pudieron escapar a la volatilidad en los mercados globales, desatada por la última suba de tasas de la Fed, los conflictos geopolíticos y la caída de la producción en China, con expectativas de menor demanda de commodities por parte del gigante asiático.

Asimismo, en el ámbito local, la inflación no da tregua y la falta de expectativas sobre el cumplimiento de las metas futuras con el FMI, abren un nuevo clima de incertidumbre sobre las perspectivas económicas. En consecuencia, el riesgo-país tocó valores máximos desde febrero y comenzó la semana superando los 1.900 puntos básicos. Ayer escaló otro 2,2% y terminó en 1.936 unidades.

Lucas Yatche, jefe en Liebre Capital, señaló distintos factores detrás de la suba del indicador: “La beta (riesgo de mercado) que tenemos viene siendo bastante alta. Asimismo, hay mucha sensibilidad ante los movimientos emergentes. Apuntando a lo local, la incertidumbre respecto de la revisión del FMI, en un contexto donde el déficit primario crece, las trasferencias del Central al Tesoro también, ya que, la asistencia monetaria supera el 0,4% del PBI, que es el 40% de lo que el acuerdo con el Fondo permite en todo el año. También, el temor a nuevas dificultades de rollear la deuda en pesos por parte del gobierno, de la mano de la estrategia de estirar duration y desindexar la deuda corta dentro del Tesoro, sumado a la dificultad de acumular reservas, que se encuentran lejos del target del segundo trimestre”.

Desde Grupo Bull Market explican que “el tightening de la Fed que restringe la liquidez mundial y hace que los inversores pidan mayor tasa para inversiones riesgosas, como en el caso de los bonos argentinos”, aunque aclararon que el aislamiento financiero que tenemos con el resto del mundo mitiga este canal. Y agregaron: “Desde el punto de vista interno, las dudas en torno al programa fiscal y monetario, también las dificultades para sostener la acumulación de reservas a pesar de la liquidación récord. A lo que se le suman los pagos de energía que se estiman que empezarán con más fuerza a medida que entremos a los meses más fríos, que debilitan aún más las ya mermadas reservas del BCRA”.

Por su parte, Santiago López Alfaro, presidente de Patente de Valores, consideró que “tuvimos un comienzo de año malo para casi todos los activos financieros del mundo, todas las bolsas rindiendo negativo, excepto los commodities; es lógico que los bonos argentinos no vayan bien en este contexto, aunque se han mantenido en la zona de u$s30, que es el valor de principio de año”.

Perspectivas

Los analistas coincidieron en que no ven posible un cambio de tendencia del riesgo-país en el corto plazo. Por un lado, por la falta de drivers que demanden títulos. Por otro, a raíz de la falta de políticas económicas apuntadas a mejorar los factores que más observan los inversores.

“El riesgo-país se encuentra actualmente en niveles bastante altos, con lo cual es difícil imaginarse una situación dónde pudiera subir más, sin que eso implique una crisis violenta. Sin embargo, es un escenario que no descartaría. Por lo pronto, la base sería continuar cómo estamos. Lo mismo para el resto de los activos argentinos, que, si bien se encuentran en precios relativamente deprimidos, no tienen drivers al alza en el corto plazo”, advierten desde Grupo Bull Market.

Coincidió en el análisis Yatche: “El riesgo-país va en línea con el rendimiento de los bonos, que actualmente pricean implícitamente la necesidad de una reestructuración de la deuda en un par de años, ya sin acceso a los mercados de capitales. Podemos asumir que ya reflejan rendimientos exagerados en tal sentido. La realidad es que para que haya un cambio de tendencia sostenido en el riesgo-país necesitamos ver señales de política económica, puntualmente fiscales y de acumulación de reservas que sean sostenidas en el tiempo, todavía no lo estamos viendo. Asimismo, tampoco hay muchos drivers en el corto ni mediano plazo para que los inversores puedan demandar estos títulos”.

En tanto, López Alfaro, afirmó que “si se mantiene el precio de los commodities elevados hacia adelante, los bonos deberían sostenerse en estos valores”. “En algún momento pueden iniciar una recuperación en vista al proceso electoral de 2023, pero eso puede tardar, por lo que estos valores probablemente se sostengan en el tiempo”, concluyó.

Por Carolina Paparattocpaparatto@ambito.com.ar
Fuente:https://www.ambito.com/economia/el-riesgo-pais-supero-los-1900-puntos-y-el-mercado-no-espera-mejoras-el-corto-plazo-n5441056

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail