San Rafael, Mendoza miércoles 18 de mayo de 2022

Cebolla: Uno de nuestros alimentos medicinales por excelencia

Allium cepa (nombre científico) es una planta herbácea bienal perteneciente a la familia de las amarilidáceas

La cebolla presenta un sistema radicular formado por numerosas raicillas de color blanquecino, poco profundas.

El tallo es el que sostiene la inflorescencia, es derecho, de 80 a 150 cm de altura, hueco. Las hojas son vainas, alargadas, fistulosas y puntiagudas en su parte libre.

Beneficios

  • Es diurética, por lo que nos ayuda en la retención de líquidos, párpados hinchados, edemas, etc.
  • Combate las inflamaciones
  • Es un gran antioxidante
  • Es antiséptica, antimicrobiana y antimicótica: nos ayuda a combatir las infecciones causadas por bacterias, microbios y hongos
  • Mejoran la función respiratoria
  • Nos protege de enfermedades cardiovasculares
  • Reduce, al igual que el ajo, la agregación plaquetaria (peligro de trombosis), así como los niveles de colesterol, triglicéridos y ácido úrico en la sangre.
  • favorece el crecimiento, retrasa la vejez y refuerza las defensas orgánicas, sobre todo frente a agentes infecciosos.

Las indicaciones terapéuticas de la cebolla son:

  • Edemas, oligurias (escasa formación de orina); congestión de los órganos pelvianos en la mujer y prostatismo en el hombre.
    •Enfermedades infecciosas, convalecencia, astenia.
    •Trastornos cardiacos, hipertensión, arteriosclerosis.
    •Resfriados, gripe, bronquitis y tos.
    •Digestiones lentas y flatulencia con hipoclorhidria (disminución de jugos gástricos, pero se desaconseja en caso de hiperclorhidria y ardores). •Fermentaciones intestinales, estreñimiento, parásitos intestinales.
    •Nerviosismo, insomnio, depresiones menores.
    •Diabetes, reumatismo, obesidad y celulitis.

Componentes activo principales:

  • Aminoácidos: Ácido glutamínico, argenina, lisina, glicina…etc.
    Minerales: Principalmente: Potasio, fósforo, calcio, magnesio, sodio, azufre y, en cantidades menores: hierro, manganeso, zinc cobre y selenio.
    Vitaminas: Vitamina C, Ácido fólico, Vitamina E
    Aceite esencial con muchos componentes sulfurosos: disolfuro de atilpropilo, metilaliína, cicloaliína…etc
    Ácido tiopropiónico:
    Quercetina : tratamiento de la debilidad capilar.
    Aliina: en menor cantidad que el ajo.

Propiedades medicinales

•Uso interno

Circulación: La presencia de aliina, aunque en menor cantidad que en el ajo, la hace muy importante en otorgar a esta planta propiedades antitrombóticas (no formación de coágulos en la sangre ) por lo que resulta muy adecuada para fluidificar la circulación sanguínea y evitar o luchar contra las enfermedades circulatorias siguientes: arteriosclerosis, colesterol, hipertensión, angina de pecho y otras relacionadas con una mala circulación como las hemorroides. (Macerar 300 gr. de cebolla en un litro de agua durante 12 horas. Tomar tres vasos al día)

Diurético: Favorece la eliminación de líquidos corporales, siendo muy adecuada en casos de reumatismo, gota, hidropesía, edemas y vejiga. (3 copitas al día de la maceración de 50 gr. de cebolla machacada en un litro de vino)

Bactericida: Por su contenido en compuestos ricos en azufre, es, junto con el ajo, uno de los mejores remedios naturales para combatir procesos infecciosos del aparato respiratorio (gripe, bronquitis, faringitis, etc) y digestivo (putrefacciones intestinales, diarrea, etc.) Jarabe de cebolla: Decocción durante una hora de la misma cantidad de cebolla que de agua. A la preparación, se le añade 1/5 parte de miel y 1/3 de azúcar. Remover hasta que tenga una buena consistencia y tomar tres tazas al día.

 La cebolla mezclada con miel a partes iguales aclara la voz y soluciona el problema de la ronquera. (Beber 3 cucharadas diarias del jugo de la mezcla de cebolla con miel)

 Fortalece las defensas: La cebolla es rica en compuestos azufrados que forman parte de su aceite esencial y que son los responsables de su característico olor y sabor. El disulfuro de alilpropilo que contienen contribuye al aumento la producción de glóbulos rojos y blancos lo cual hace que se eleve la eficacia defensiva de nuestro organismo.

Digestivo: Favorece la digestión, la quinina que contiene la cebolla estimula el hígado, la vesícula, el páncreas y favorece las funciones del estómago, tiene un efecto neutralizador de los ácidos y activa la secreción de los jugos gástricos que favorecen la salud de la flora intestinal. La cebolla cocida tiene propiedades laxantes. Debería evitarse en aquellos casos en que exista hiperclorhidria (acidez estomacal) así como en estómagos delicados.

Contra el cáncer: Un grupo de científicos de la Universidad Autónoma de Madrid descubrió que la piel externa de la cebolla es rica en un conjunto de sustancias que ayudan a prevenir el cáncer. 

Los compuestos azufrados, la quercetina(flavonoides) y el selenio resultarían útiles en la prevención del cáncer por sus efectos antioxidantes (parecen ser los responsables en la lucha contra la aparición de células cancerosas en el estómago).

Alergias: Este mismo flavonoide resulta muy útil para disminuir las reacciones alérgicas producidas por el polen. Un remedio eficaz contra la fiebre del heno consiste en macerar una cebolla pelada y troceada en un vaso de agua durante un par de minutos. Luego se bebe el agua.

Osteoporosis: Estudios realizados sobre ratones, parecen demostrar, según investigaciones realizadas en Suiza, como la ingesta diaria de este alimento favorece el desarrollo del tejido óseo, disminuyendo en un 20 % la osteoporosis.

Uso externo

Picaduras de insectos: Sus propiedades bactericidas la convierten en un buen desinfectante contra las mordeduras o picaduras de animales, especialmente de insectos. (Mojar la zona afectada con el líquido de una cebolla fresca machacada)

Verrugas: Las verrugas pueden eliminarse si diariamente aplicamos dos o tres veces un emplasto con el jugo de una cebolla machacada en vinagre.

Loción capilar: Además de estimular el folículo piloso, el azufre, elimina la caspa y ayuda a conservar el cabello. La quercetina tiene su papel en este sentido (realizar fricciones diarias del jugo de la cebolla tierna)

Sabañones: Para eliminar el picor, muy habitual en la presencia de sabañones, asi como por su riqueza en aliina, uno de los mejores antibióticos naturales, la utilización de la cebolla cruda puede resultar muy adecuada (restregar una cebolla cruda sobre los sabañones)

En el Cabello: Si quieres que el pelo te crezca rápidamente y que además luzca brillante y saludable, tenemos el remedio para ti. Sólo tienes que trocear una cebolla en varias porciones e introducirla en el bote de champú que usas normalmente. Déjalo reposar durante unos 15 días y después aplícalo con cada lavado.

Otros usos

Alimento: Es una planta que no debería faltar nunca en la mesa y debería comerse siempre cruda, pues la cocción destruye sus componente esenciales. Se puede comer en caldo, mezclada con otras verduras. Sobre todo, debería comerse en ensaladas cruda. Para estómagos delicados, puede dejarse la cebolla en maceración con aceite de oliva durante la noche, lo que le hace perder su acritud. Lo mismo si la introducimos dentro de agua con un poco de jugo de limón durante unos minutos. La ventaja de estos dos procedimientos anteriores es evitar que la cebolla pique, pero conservar sus propiedades.

Propiedades nutricionales  (por 100 gr)

  • Agua 89gr.
    •Calorías 38 kcal
    •Lípidos 0.16gr.
    •Carbohidratos 8.6gr.
    •Fibra: 1.8gr.
    •Potasio 157mg.
    •Azufre 70mg
    •Fósforo 33mg
    •Calcio 20mg.
    •Vitamina C 6.4mg.
    •Vitamina E 0,26mg.
    •Vitamina B-6 0,116mg.
    •Ácido fólico 19mcg.
    •Ácido glutamínico 0.118g.
    •Argenina 0,156g
    •Lisina 0,055g.
    •Leucina 0,041g.

….¿ sabías que?….

En el Egipto antiguo era símbolo de vitalidad y se tomaba como “remedio que lo cura todo”.

Durante la Edad Media se utilizaba como forma de pago y como regalo de bodas. Sus cualidades terapéuticas demostraron ser muy útiles para aliviar enfermedades infecciosas como el tifus, la cólera y las pestes. Durante la Segunda Guerra Mundial se usaron los vapores de la pasta de la cebolla, para aliviar dolores.

En la antigua Roma, se consumía para aumentar la libido. El poeta Ovidio recomendaba su consumo e indicaba que en el caso de los hombres, las cebollas añadían virilidad, y en las mujeres, purificaban la sangre. Según el autor del libro La salud por el ajo y la cebolla, es un reconstituyente sanguíneo que ayuda a que la irrigación del pene sea mejor; de ahí que se le considere afrodisíaca.

Pocas veces se habla del gran poder cicatrizante y emoliente de la piel. Los compuestos azufrados que contiene están especialmente indicados para mantener la piel sana. Se emplea en forma tópica para disminuir las arrugas de la cara, eliminar el acné, estimular el folículo piloso, eliminar la caspa, conservar el cabello, desinfectar heridas, entre otras. Extraer el jugo de una cebolla cruda y aplicarlo una o dos veces seguidas, sobre el rostro, masajeándolo hasta que lo absorba totalmente. Este procedimiento embellece nuestro rostro.

El contenido en glucoquinina, una sustancia hipoglucemiante considerada la «insulina vegetal», pues ayuda a combatir la diabetes.

Gentileza: www.susanaperucca.com.ar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail