San Rafael, Mendoza miércoles 18 de mayo de 2022

Amor por lo natural – Por:. Beatriz Genchi.

Hace unos días buscando información acerca de plantas autóctonas me topé con un artículo que mencionaba el nombre de una herbolaria de renombre mundial llamada Juliette de Baïracli Levy. Era la primera vez que escuchaba el nombre de esta mujer y buscando más información he descubierto su fascinante historia y me ha encantado la fuerte conexión que ha tenido con las hierbas y los animales durante toda su vida.

Desde luego, mientras más historias y anécdotas leía acerca de esta gran mujer, más claro tenía que iba a dedicarle un post para que la conozcan.

Juliette de Baïracli Levy (Inglaterra en 1912 – Suiza 2009) nació de madre egipcia y padre turco. Creció en una familia adinerada y desde pequeña se sentía muy atraída por el mundo animal y por las plantas silvestres.

En una entrevista realizada por Tish Packman y publicada en la web americana susunweed.com, Juliette cuenta que un año su abuelo fue a visitar a la familia. En esa ocasión había traído regalos para todos sus nietos, pero mientras que a sus hermanas les regaló unas pulseras de oro, a Juliette le entregó un cachorro. Tanto la conocía!

El amor de Juliette por los animales y por la naturaleza era algo sabido en su familia desde que era muy pequeña. Lamentablemente, el perrito se puso enfermo y los veterinarios no pudieron hacer nada para salvarle la vida. Tras esta experiencia, Juliette decidió que de mayor quería ser veterinaria para curar a todos los animales enfermos.

Sin embargo, una vez emprendidos los estudios universitarios, Juliette se dio cuenta de que en ese lugar no le iban a enseñar aquello que ella quería aprender. Porque lo que ella quería, era aprender cómo curar a los animales con las plantas. Esos conocimientos y esas informaciones todavía eran mantenidas vivas por los gitanos, por los campesinos y por los bereberes y beduinos.

Después de dos años de estudios universitarios en medicina veterinaria Juliette de Baïracli Levy abandona Inglaterra para seguir sus estudios empezando un viaje que la llevaría desde Europa hasta Turquía, el Norte de África, Israel, España y luego Grecia.

En los años treinta empezó a viajar y a vivir una vida nómada, conviviendo con poblaciones romaníes y campesinas que han sido sus grandes maestros de vida. Todos los conocimientos adquiridos sobre las hierbas silvestres y sus propiedades curativas son el fruto de estos años de vida en contacto con la naturaleza y de la sabiduría de estas poblaciones y de sus tradiciones.

De vuelta a Londres hacia el final de la década, dirigió una clínica veterinaria especializada en la cura de perros con enfermedad de Carré (moquillo), que en ese período era altamente mortal para los perros. Los cuidados se basaban en la dieta natural y en el uso de hierbas y Juliette con su trabajo pionero en medicina veterinaria holística salvó la vida de muchos perros a la vez que empezó a publicar algunas obras basadas en su experiencia de vida nómada y de curación con las plantas.

En la década de 1990, la documentalista Tish Streeten empezó a filmar a Juliette y acabará realizando el documental Juliette of the Herbs (Juliette de las hierbas). Una obra hermosa en la que nos cuenta sobre la vida de esta mujer valiente, sus viajes y su trabajo.

A lo largo de su vida, Juliette acuño varias obras (alrededor de 40) en formato de libro, DVD, Películas, video, etc. Con algunas novelas en el medio, sin olvidar sus enriquecedores viajes y en las que habla de la vida en contacto con la naturaleza, uno de los más conocidos “Cuidado natural de perros y gatos”, donde toca temas como la crianza natural, la medicina herbal y la prevención de enfermedades en las mascotas. En mi opinión, merece al menos una mirada no solo de los afectos a las mascotas.

Gentileza:

Beatriz Genchi.

Museóloga-Gestora Cultural-Artista Plástica.

bgenchi50@gmail.com

Puerto Madryn – Chubut

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail