San Rafael, Mendoza sábado 21 de mayo de 2022

Tiempo de aprovechar las últimas uvas: así podés comerlas todo el año

Se pueden hacer en conserva o en dulce y conservar todas sus propiedades. Desde 365 Tentaciones te contamos cómo aprovecharlas.

Llegó el tiempo de aprovechar las últimas uvas y de conservarlas para disfrutar de su dulzura todo el año. Existen aproximadamente unas 3.000 variedades de uvas en el mundo, aunque la que usamos para comer es la de mesa, que presenta una pulpa más compacta y pepitas más grandes, con un color que varía desde el verde hasta el granate o violeta.

Fruta por excelencia de Mendoza, es una gran fuente de vitaminas y de sustancias terapéuticas. Hipócrates, el padre de la medicina, ya la calificaba como el alimento más completo y aconsejable en todas las etapas de la vida.

La uva es un 80% líquido y tiene hidratos de carbono fácilmente asimilables, como glucosa, fructosa, sacarosa, dextrosa y levulosa, por lo que es una buena fuente de energía.

Es una gran fuente de fibras, lo que la convierte en el alimento ideal para mantener la salud intestinal. Como si fuera poco, contiene todas las vitaminas del grupo B y, especialmente es rica en vitamina B6, de gran importancia para el sistema nervioso.

Según estudios médicos, protege del cáncer debido a la presencia de resveratrol.

Refuerza las defensas de nuestro organismo debido a su contenido en sustancias antioxidantes (resveratrol, flavonoides, antocianos y taninos).

Retarda el envejecimiento debido a la presencia de antioxidantes.

Es muy depurativa debido a su alto contenido en agua y fibra.

Es un remedio natural en casos de fatiga, anemia, estrés físico y mental por la acción tonificante de los azúcares y vitaminas que contiene.

Previene de las enfermedades cardiovasculares debido a la presencia de flavonoides y resveratrol.

Recetas para comer todo el año

Pasas de uva

Para su elaboración, es necesario tener en cuenta ciertos detalles, tales como las condiciones ideales de temperatura y la materia prima. Es importante que exista buena cantidad de sol y circulación de aire, si se van a secar las uvas de forma natural.

Sobre la materia prima, lo mejor es seleccionar uvas frescas. Sean moradas o verdes, deben estar maduras pero sanas.

Ingredientes

La cantidad de uvas frescas que se deseen secar.

Preparación

  • En primer lugar, lavar bien los racimos debajo del grifo.
  • Seleccionar aquellas uvas que no estén dañadas y separar los tallos de la fruta.
  • A continuación, se deben ubicar en una bandeja para deshidratarlas solarmente, es decir de forma casera. Es mejor disponer de una bandeja de madera, bambú o plástico donde pueda circular el aire.
  • Otra posibilidad es esparcir la fruta directamente sobre una superficie plana, sobre un papel absorbente.
  • Cubrir las uvas con una tela fina o gasa para protegerlas de insectos y llevarlas a un lugar donde les de buena cantidad de sol y aire cálido.
  • Dejar la fruta al sol durante tres o cuatro días, moviéndolas para que les llegue el sol en todos sus lados. Comprobar si se secan (deben quedar pequeñas y arrugadas) y modificar el tiempo de exposición en función de ello.
  • Si alguna de las uvas se pudre, eliminarla rápidamente de la bandeja.
  • Por último, retirar el cabo de la fruta y estarán listas para disfrutar.

Uvas en grapa

Ingredientes

  • 1 kilo de uvas
  • Media taza de azúcar
  • Media taza de agua
  • Cáscara de limón
  • 1 litro de grapa

Preparación

  • Separar los granos del racimo, dejándoles un trozo de cabito. Lavar, secar y colocar en un frasco de boca ancha.
  • En una olla colocar el azúcar y el agua. Revolver con cuchara de madera hasta que el azúcar se disuelva y retirar del fuego.
  • Cubrir las uvas con un litro de grapa (o el aguardiente elegido), agregar el almíbar frío y la parte amarilla de una cáscara de limón.
  • Tapar y guardar por un par de meses en lugar oscuro y fresco.

Dulce o mermelada

Ingredientes

  • 300 gramos de uvas
  • 200 gramos de Azúcar (1 taza)
  • 1 limón

Preparación

  • En una olla agregar las uvas lavadas con cáscara, el azúcar y el jugo de limón. Mezclar todo muy bien.
  • Cocinar a fuego bajo, revolviendo constantemente para deshacer las uvas.
  • Continuar con la cocción durante unos 20 minutos aproximadamente. Sabremos que la mermelada ya está lista cuando pasemos una espátula y se vea el fondo de la olla.
  • Esperar a que enfríe y envasar en frascos.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail