San Rafael, Mendoza sábado 21 de mayo de 2022

Premios y escándalos verdaderos – Por:.Beatriz Genchi

Ya que hoy el debate se ha centrado en la ceremonia de los Oscar, me he puesto a pensar en cómo hemos cambiado, hoy el escándalo es la torta de Will Smith… pero fijémonos…antes los escándalos eran otros, y más graves.

Entonces recordemos la historia de Hattie McDaniel, la primera actriz afroamericana que gano un Oscar, en 1940. Esta actriz en el mundo conocida como Mammy en “Lo que el viento se llevó”. Fue también una cantante profesional y gran comediante actuando en varios programas de televisión. Pero el éxito que le fue dado, no fue fácil.
Hattie McDaniel nació en 1895 en la familia de esclavos liberados. Y estuvo en el escenario desde su infancia: ya que su padre organizaba espectáculos, para jugar con sus hijos. A principios de la década de 1920, Hattie se puso a cantar en un conjunto de músicos negros, y luego fue invitada a tocar sus canciones en una radio de Denver. Ella fue la primera de todos los cantantes negros en cantar sus propias canciones en la radio americana.

A principios de la década de 1930, actuó en muchas películas, alrededor de 300 pero su nombre en los créditos se menciona apenas en 20. Por primera vez su nombre se menciona y sólo una vez en 1934, cuando se unió al Sindicato de Actores EE.UU. En el momento de la filmación “Lo que el viento se llevó” Hattie era ya bien conocida y popular actriz de Hollywood. Era amiga de Clark Gable, y por su recomendación consiguió el papel de Mammy, aunque el número de sus competidores no era inferior a los contendientes para el papel de Scarlett. La leyenda cuenta que incluso Eleanor Roosevelt pidió al director tener en cuenta a su doncella para ese papel.

El estreno de “Lo que el viento se llevó” fue programado para el 15 de diciembre de 1939 en Atlanta. Y aunque el productor, y Clark Gable se mostraron indignados porque en el hotel donde se realizaría la ceremonia tenían normas de segregación racial. Igual hubo exclusión de negros en las invitaciones, incluida su actriz más famosa, y solo consiguieron que ella pudiera sentarse en una parte separada de la sala. Sin embargo, en su discurso de aceptación, la actriz llamó a su éxito como ganando por todo el género negro.

Tras ello Hattie McDaniel se convirtió en la mujer más popular y las nuevas propuestas llegaron una tras otra. Las más famosas de sus obras fueron; “Esta es nuestra vida” (1942), “Agradecer” (1943), “Desde que te fuiste” (1944). Además, se había convertido en el prototipo de un personaje de dibujos animados – un ama de casa y su gato negro en “Tom y Jerry”.

Aunque siempre estuvo destinada a los roles de sirvientas o nanas, y eso hizo que la misma población afroamericana profiriera críticas hacia ella, decían que la actriz estaba sujeta a los estereotipos de Hollywood. Y era cierto. Pero Hattie estaba abriendo camino. De hecho, antes estas críticas siempre respondía: “Prefiero actuar de sirvienta por $700 que ser una verdadera por $7.

La última vez que apareció en la pantalla fue en 1949 en la película “Luna de miel en familia”, y luego trabajo algún tiempo en radio y televisión, hasta 1952 que tuvo que retirarse por consejo médico. Falleciendo el 26 de octubre del mismo año, a los 57 años de edad.

Incluso después de la muerte de Hattie McDaniel fue de nuevo, víctima de discriminación: en su testamento pidió que la enterraran en el cementerio de Santa Mónica, en el Hollywood Forever Cemetery donde estaban los actores, pero el lugar no permitía enterrar a personas negras y tampoco se cumplió su voluntad a este respecto. Pero en 1999 el mismo cementerio de Hollywood erigió un monumento funerario en su honor. Cuestionable en mi opinión, perooo monumento al fin!

Hoy nos escandalizamos por un tortazo, y hace unos años una galardonada no pudo celebrarlo con normalidad pues ni siquiera le era permitida la entrada por motivos de raza.

Por cierto, hace poco algunas plataformas actuales censuraron esta película aludiendo a su carácter racista, pero viendo la historia de una de sus actrices pienso que es un símbolo de una lucha invisible en ella, de cómo hubo quien en el pasado tragó saliva y siguió hacia adelante, a pesar de la injusticia, para poco a poco dejar su grano de arena…reivindicatorio.

Gentileza:

Beatriz Genchi
Museóloga-Gestora Cultural-Artista Plástica.

beagenchi@hotmall.com

Puerto Madryn – Chubut.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail