San Rafael, Mendoza sábado 21 de mayo de 2022

Por robar un pan – Por:. Beatriz Genchi

A 160 años de “Los miserables”, la obra maestra de Víctor Hugo. Lanzó el 3 de abril de 1862.

En medio de una importante campaña promocional, ese día las librerías de París se poblaron con ejemplares del primer volumen de la gran obra del genial Víctor Hugo: Los miserables. Este ha sido, quizás, el primer caso de “boom editorial”: se publicaron fragmentos en los diarios, se escribieron críticas elogiosas y la gente hacía cola para tener el libro.

Días antes, había tenido su bautismo de fuego en Bruselas, también con gran repercusión. El escritor francés vivía exiliado en Guernsey, una isla británica frente a las costas francesas, así que montó una cena de presentación en Bruselas para “el mayor lanzamiento de un libro de la historia”, según explica el profesor David Bellos, autor de The Novel of the Century. The extraordinary Adventure of ‘Les miserables’ (La novela del siglo. La extraordinaria aventura de ‘Los miserables’). Ochenta invitados de seis países fueron convocados a un banquete de 21 platos (foie-gras, pato con aceitunas, salmón, alcachofas con trufas…). La inversión en la comilona y el adelanto fueron descomunales y, aun así, su editor belga Albert Lacroix recuperó el dinero en pocas semanas.

Pasaron 160 años de aquel pomposo lanzamiento y acaso se podría lamentar que la obra conserve aún una potente y abrumadora vigencia. Porque “Los miserables” es un despliegue feroz de los grandes problemas de la humanidad: la pobreza, el hambre, la marginalidad. En esta obra, el autor muestra, de una manera cruda y dramática, hasta qué punto puede la dureza de las leyes, cuyo objetivo es asegurar una moral rígida, favorecer, sin embargo, la degradación humana. Es decir, lograr el resultado inverso a aquel para el cual esas leyes fueron creadas.

En esa época, Victor Hugo ya era un escritor consagrado. Tenía 60 años y habían pasado 31 desde la publicación de su otra gran obra: “Nuestra Señora de París”. Más conocida como “El jorobado de Notre Dam”.

En Francia, reinaba Napoleón III, el sobrino de Bonaparte. Era el período conocido como Segundo Imperio, del cual el autor fue un gran opositor. Faltaban, todavía, ocho años para el comienzo de la guerra franco prusiana que marcó, claramente, el declive del Imperio Napoleónico.

La novela se inscribe en la corriente realista, aunque también tiene características de la épica y del romanticismo. Enmarcada en hechos históricos y atravesados por una fuerte crítica social, es un alegato al amor en el más amplio de los sentidos.

La historia empieza en octubre de 1815, un mes antes de que se firmara el segundo Tratado de París, tras la caída de Bonaparte en Waterloo. De hecho, estos acontecimientos son parte del entramado de la novela. Aunque transcurre en el siglo XXI en una banlieue cercana a París, Montfermeil, donde se ambienta una parte del relato de Hugo, habla también de personas abandonadas a su suerte por la sociedad, de aquellos marcados para siempre por el lugar en que han nacido o por la clase social a la que pertenecen. Recordemos que el vagabundo había pasado casi veinte años, haciendo trabajos forzados, sojuzgado por el implacable carcelero llamado Javert, recibiendo todo tipo de humillaciones, sin derecho a nada, solo por haber robado una hogaza de pan para alimentar a sus sobrinos.

Algunos opinan que es una novela de redención, optimista, también revolucionaria. “Les miserables” no ofrece un programa político, pero sí dice: ¡El cambio es posible!

Gentileza
Beatriz Genchi
Museóloga-Gestora Cultural-Artista Plástica.

beagenchi@hotmall.com

Puerto Madryn – Chubut.

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail