San Rafael, Mendoza jueves 19 de mayo de 2022

Gobierno confía en el aval del FMI para la política cambiaria

Según los datos que surgen de la conducción del Banco Central de Miguel Pesce, esto se estaría cumpliendo en tiempo y forma, y no sería motivo de preocupación para cuando lleguen al país Julie Kozack y Luis Cubeddu. La directora adjunta para el Hemisferio Occidental y el responsable máximo del caso argentino, encontrarán que el dólar oficial creció de algo más de 100 pesos a los 117 de ayer; mientras el blue se desplomó del máximo histórico de mediados de enero de 219 pesos, a los 195 pesos de promedio de ayer. La misma tendencia también fue acompañada desde mediados de marzo por los financieros; lo que determinó el rompimiento de la brecha del 80% de promedio a comienzos de marzo, con una tendencia que podría acelerarse hasta el 50% para fin de año. Exactamente lo que se habló con el FMI.

Con esto buscará el Ejecutivo enfrentar las seguras embestidas de Kozack y Cubeddu, por ahora los únicos confirmados de la misión de la primera quincena de mayo. La aceleración a mayo de la primera misión del FMI para fiscalizar números argentinos complicó el panorama; y es probable que los funcionarios locales tengan que mostrar (y explicar y defender) datos anualizados de inflación superiores al 50%. Incluso potencialmente cercanos al 60%; algo que desde Washington se vería como más que preocupante. Será habilidad de los argentinos que reciban al FMI de convencer a los visitantes que lo que sucede con la inflación en el período febrero-abril es sólo circunstancial e irrepetible.

Por ahora el Gobierno confía en que habrá comprensión y que un eventual pedido de waiver anual no implicará una crítica ácida, directa o terminal en el Facilidades Extendidas. Sigue confiando el Gobierno que para todo el año es defendible un alza final de la inflación del 50%, sólo dos puntos por arriba del 48%, lo que sería aceptable. Lo fundamental en este caso es que se observe desde el Fondo la situación actual con un marzo del 2022 para el olvido, como algo excepcional. Y con responsabilidades compartidas dada el alza de las tarifas y algunos servicios y combustibles; decisiones compartidas y coordinados con el propio organismo.

Se confía en Buenos Aires que esto no implicará la caída del acuerdo, que Washington aceptará el incumplimiento y que se podrá renegociar la variable a un porcentaje más real. Siempre y cuando los dos principales compromisos no se alteren. El déficit fiscal de 2,5% de tope y las reservas aumentando u$s5.800 millones este ejercicio (con una actualización real del tipo de cambio y una reducción de la brecha entre los dólares legales e ilegales), innegociables para el FMI. Suponen en el Ejecutivo que para aquella primera misión en estas dos metas será relativamente fácil de demostrar que se está en el buen camino, con lo que hay optimismo ya en que, para el segundo semestre y pese al alza de los precios, el acuerdo podría seguir con vida.

Fuente:https://www.ambito.com/economia/fmi/gobierno-confia-el-aval-del-la-politica-cambiaria-n5414728

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail