San Rafael, Mendoza martes 05 de julio de 2022

La piedra que no sirve para construir

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1646993753831Piedras%20Congreso.jpgEs una postal usual cada vez que hay un debate profundo en el Congreso de la Nación, que buscan definir los destinos de un país. Mientras en el interior prima -finalmente- un consenso marco, en el exterior vuelan las piedras.
Encapuchados, en grupo y escondiendo neumáticos que luego quemarán. Estos autores anónimos se dedican a romper cuanta piedra u objeto les sirva para empañar un hecho legislativo que, si bien puede ser cuestionado desde cualquier flanco con argumentos políticos, no deja de estar en el marco de la institucionalidad.

Ya ocurrió con el tratamiento de la reforma jubilatoria. Una tonelada de piedras trató de lapidar no sólo la discusión, sino la validez de lo que se sanciona en el ámbito republicano del parlamento. Pero reiteramos: ahí es donde debe darse la discusión en los términos democráticos y no como una espiral de violencia urbana donde se intercambian la molotov con el gas lacrimógeno. En esa instancia, ya perdimos. Tampoco es una cuestión aislada, ocurre cada tanto, en un ejercicio que parece ensayado. Por eso, es recurrente la pregunta: de dónde salen estos grupos, a quiénes responden, cuál es su objetivo y cómo se financian.

La calidad de la democracia argentina está a prueba día a día. No basta con que sus protagonistas vayan a los canales de televisión o intercambien puntos de vista en las redes. Lo que prima es el griterío, el diálogo de sordos, el alimento de una grieta que nada construye para lo que viene. Y lo que viene son años duros.

Fuente:https://www.elsol.com.ar/editorial/la-piedra-que-no-sirve-para-construir

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail