San Rafael, Mendoza domingo 16 de enero de 2022

OJARANSIN, KALANCHOE, LENGUA DE SUEGRA O MALA MADRE

Se le atribuyen indistintamente los siguientes nombres: Flor de Aire, Hoja de la Fortuna, Hoja Bruja, Hoja de Aire, Hoja de la Vida, Inmortal, Prodigiosa, Siempreviva, Resurrección, Hoja del Milagro, Oreja de Burro, entre otros.

Planta suculenta. Originaria de Madagascar. Siempre verde, de hojas perennes.

  • Se usa para la cura del cáncer y todo tipo de tumor como miomas.
  • para tratar heridas de difícil cicatrización
  • tratamientos de esquizofrenia
  • crisis de pánico y miedos.

Es una planta de amplio espectro, lo que significa que puede sanar daños celulares de muchos órganos: diabetes, afecciones pulmonares, riñones, piedras en el riñón, afecciones del aparato urogenital, afecciones del aparato digestivo, afecciones de la piel, problemas en los órganos creadores, afecciones de la mujer (pechos, útero, fertilidad, miomas fibromas, endometriosis etc.), problemas circulatorios, entre otros no mencionados expresamente, hemorroides, cerebro, asma, sinusitis, sistema inmunológico débil, bronquitis.

 Externamente una infusión de la hoja o el jugo de la hoja se utiliza para los dolores de: cabeza, de muelas, estómago, oídos, infecciones de los ojos, heridas, gangrenas, úlceras, erupciones en la piel, quemaduras, picaduras de insectos.

Propiedades Beneficios y Uso medicinal

Estas kalanchoes son plantas que actúan de forma global dentro del cuerpo y por lo tanto su espectro de acción es amplio. En medicinal tradicional, especialmente en América Latina, Asia y África se usan para tratar las siguientes enfermedades y dolencias:

  • Lesiones y enfermedades relacionadas con daños celulares, en especial el cáncer.
  • Heridas profundas y gangrenadas
  • Infecciones, quemaduras
  • Miomas, fibromas.
  • Tumores y abscesos
  • Reumatismo
  • Inflamaciones
  • Hipertensión
  • Cólicos renales
  • Diarreas
  • Enfermedades psicológicas: esquizofrenia, crisis de pánico y miedos.

La parte utilizada son principalmente las hojas, que tienen un gusto acidulado. Se pueden tomar de forma externa o interna según lo que queramos tratar:

  1. Externamente: hojas machacadas en forma de cataplasma, compresa o emplaste; zumo de las hojas con aceite o vaselina para usar como ungüento. Usada así, la planta es antiinflamatoria, antihemorrágica, astringente y cicatrizante.
  2. Internamente: hojas crudas en ensalada; zumo fresco (añadir agua para dar más volumen), hojas en infusión.
  3. Dosis para uso interno: depende del tamaño de las hojas, desde una hoja (si es grande) hasta 3-4 hojas pequeñas al día, que en peso podría ser de 50 a 100 gramos diarios de planta fresca. En infusión podemos tomar una antes de cada comida, es decir, tres al día.

Contraindicaciones

  • No tomarlas durante el embarazo ya que pueden estimular el útero.
  • No conviene usar la planta de forma continuada por largos periodos de tiempo debido a cierta acción inmunosupresora.
  • Su composición incluye compuestos como los bufadienólidos que son glucósidos cardíacos, por lo que en pacientes afectados por cardiopatías hay que consultar con el médico.
  • La investigación clínica indica que puede haber toxicidad si se abusa de la planta y señala que hasta dosis de 5 gramos de planta por kilo de peso no hay toxicidad (esto equivale a unos 350 gramos de hoja para una persona de 70 kilos, que es una dosis de cuatro a siete veces superior a la aconsejada).

Gentileza: www.susanaperucca.com.ar

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail