San Rafael, Mendoza miércoles 19 de enero de 2022

La piñata mexicana – Por:.Beatriz Genchi

Conoce la historia de una tradición mexicana: la piñata y su significado en las posadas

¿Ya conoces el origen de esta tradición mexicana? Donde se originó la piñata y como se adaptó a las posadas

Primero voy por el significado de las posadas: En México, cuando hablan de posadas se hace referencia al ponche calientito, a las canastas de dulces, las luces y las piñatas, pero si investigamos descubriremos que tienen un origen religioso.

La historia nos cuenta que las posadas llegaron con la conquista española, cambiando así la tradición de los aztecas, quienes celebraban durante el mes del Panquetzaliztli (diciembre) la llegada de su Dios Huitzilopochtli. Esta celebración comenzaba el 6 de diciembre con una duración de 20 días y consistía en colocar banderas en los árboles frutales y estandartes en el templo principal. Pero con la llegada de los españoles es que se establecen los festejos llamados “misas de aguinaldo”, llevados a cabo del 16 al 24 de diciembre. Dichas misas eran realizadas al aire libre, donde se leían pasajes bíblicos y se realizaban representaciones alusivas a la Navidad, lo que hoy conocemos como Pastorelas (una representación teatral protagonizada por personajes como Jesús, María, José, el diablo, los ángeles y los pastores).  Además, se daban pequeños regalos a los asistentes conocidos como “aguinaldos”.

Después de la independencia de México, esa costumbre de acudir a las celebraciones de las “misas de aguinaldo” desapareció casi en su totalidad. Fueron los fieles seguidores quienes la rescataron y la llevaron a cabo en sus propias casas, naciendo así la tradición de las “Posadas”.

La forma de celebrar las posadas ha ido cambiando con el tiempo y se le han agregado elementos propios de cada región. Pero siempre han sido caracterizadas por el color, los cantos y la comida tradicional. Los niños, jóvenes y adultos se unen para “pedir posada” y festejar que alguien les abrió las puertas y les brindó alojamiento. Buñuelos, ponche, velas, aguinaldos (dulces o frutas) y romper las piñatas son algunos de los elementos más representativos de las posadas. Pero lo más importante es celebrar la unión de las familias y amigos.

Vamos con las piñatas: Durante las épocas decembrinas, es común observar miles de piñatas adornando las calles de México, se puede decir que se ha convertido en toda una tradición mexicana, pero ¿cómo se originó la piñata y qué significado tienen en las posadas?

Existen dos versiones sobre su origen: la primera es que los mayas practicaban un juego que consistía en colgar una olla de barro llena de cacao, la cual debían de tratar de romper con los ojos vendados. La otra se remonta a China, se dice que, durante sus viajes, Marco Polo observó cómo rompían la figura de un buey relleno de semillas, para celebrar el año nuevo chino, en Asia. Así que él llevó la tradición a Italia, la nombraron “pignatta” y la adaptaron para la cuaresma. Rápidamente esta peculiar actividad se adoptó en todo el continente europeo y fue adquiriendo un sentido religioso.

Finalmente, fueron los españoles quienes se encargaron de traer esa tradición a México, convirtiéndola en una nueva herramienta para la evangelización, pues esta representa la lucha del bien contra el mal. De hecho, cada cosa que se utiliza tanto para hacer y romper la piñata tiene un significado que atañe a la religión.

Desde su fabricación, los siete picos simbolizaban los siete pecados capitales: pereza, envidia, gula, ira, lujuria, avaricia y soberbia. Los colores del papel con que se adorna también representan las vanidades del mundo y las tentaciones. El romper la piñata con un palo significa vencer el mal, la falsedad e incluso el engaño; hacerlo con los ojos vendados ejemplifica la fe ciega en Dios, al final la recompensa de vencer al pecado se ve representada por los dulces y frutos que recibimos.

Resulta que las piñatas encajaron perfecto en la temática de las posadas y con el paso del tiempo se sumó a las fiestas decembrinas y no en las de cuaresma. Ahí se le asignaron los cantos, que también tiene su historia, durante los años de 1788 a 1796 el clero quiso prohibir las piñatas, el motivo: los cantos comenzaban a adquirir toques pícaros; sin embargo, los feligreses no hicieron mucho caso, por lo que la iglesia levantó el veto.

En la actualidad, existen piñatas de diferentes formas y colores; las cuales no sólo se rompen en posadas, sino en fiestas de cumpleaños u otros eventos. Aunque según la tradición, las piñatas decembrinas que se rompen durante las posadas deben estar hechas de cartón o barro y poseer los siete picos que forman una estrella.

Gentileza: 
Beatriz Genchi – beagenchi@hotmail.com

Museóloga-Gestora Cultural-Artista Plástica.

Puerto Madryn – Chubut.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail