San Rafael, Mendoza miércoles 19 de enero de 2022

Rebrote de Covid: qué esperan en los hospitales y cómo se preparan

Esperan hacerle frente con la estructura armada tras 21 meses de pandemia. Se reactivan y fortalecen los protocolos. De todas formas, por el momento, el aumento de casos no ha impactado en igual medida en el sistema de salud.

El aumento de casos de Covid que se aprecia en Mendoza y el país, sumado a la inquietud que genera la circulación de la variante ómicron lleva al sistema de salud a prepararse para atender la demanda, que podría incrementarse, y paliar la situación. Ante el rebrote, ya se habla de la tercera ola.Lo cierto es que allí, por el momento no se está viendo un impacto en las hospitalizaciones y aseguran estar preparados para la atención. Más que un aumento en ese sentido lo esperan en las consultas ambulatorias por lo que es allí donde se dirigen los esfuerzos.

Desde el sistema de salud confían en dos aspectos. Por un lado, aseguran que los recursos y la capacidad instalada son suficientes para afrontar una posible suba en la demanda de atención. Cuentan con la estructura armada a lo largo de 21 meses de pandemia, durante los cuales se fueron sumando camas y espacios. Además, con equipos médicos que, aunque cansados, ya saben cómo lidiar con la infección.

De todas formas, se sabe, si aumentan mucho los casos, también lo hará la demanda.

PREPARADOS

Desde el Ministerio de Salud señalaron que los hospitales están de la misma manera que hace un año atrás cuando se esperaba un impacto fuerte del virus. Con eso creen que será suficiente.

Dado el escenario, se mantuvo ayer una reunión con las autoridades sanitarias en la que se alertó a los referentes de los efectores que hay que estar atentos y reforzar los protocolos vigentes. De allí surgió la decisión de habilitar más centros de salud, prácticamente la mayoría, como sedes de testeo y vacunación. En Salud afirman que si se mantiene este nivel de ocupación de camas la situación está bajo control.

En el hospital Español, se reforzará el consultorio para enfermedades respiratorias. “La internación de Covid, tanto en sala cómo en críticos, está preparada ante la contingencia aunque no se espera gran cantidad de casos en esas áreas, sí en ambulatorio”, informó el director, Walter Vázquez.

Apuntan a aumentar la cantidad de testeos diarios. Trabajará de lunes a sábados de 8 a 11.30 y de lunes a viernes de 14 a 20.

La segunda estrategia que tienen es ampliar la vacunación al público general tratando de difundirla más para ser soporte en la campaña.

La gestión de las personas que ingresan, transitan y permanecen dentro de los nosocomios es parte de las medidas que vuelven a fortalecerse.

En el hospital Schestakow ya informaron que se suspenden las visitas a pacientes internados. Los acompañantes serán uno por vez para pacientes con y sin Covid. En el primer caso deberá ser siempre el mismo mientras que en el segundo podrá reemplazarse cada 12 horas. Quien ingrese con esta finalidad deberá ser asintomático y llenar una declaración jurada.

En las unidades cerradas se emitirá un informe diario y las consultas por consultorios externos serán sin acompañante, excepto menores de edad y personas con discapacidad.

En el hospital Central, punto neurálgico de la atención Covid en Mendoza, es donde se sumaron más camas durante las olas anteriores e incluso se habilitó la internación en su nueva estructura. Dada la baja demanda de internación por la infección, camas destinadas a pacientes con ella se han ocupado para otras patologías. Será nuevamente su destino prioritario si fuera necesario. De todas formas aclararon que allí trabajan usualmente con ocupación plena, sobre todo por politraumas, por lo que es un gran desafío: no pueden tener camas desocupadas “por las dudas”.

Allí se han mantenido los mismos protocolos de cuidado implementados en la época de mayores contagios por lo que, por ahora, no evalúan cambios. En tanto, la guardia también se ha mantenido dividida entre la general y la de respiratorios.

AL MÁXIMO

En el sector privado también aseguran que afrontarán lo que venga con la estructura y recursos que tienen. En parte porque también se expandieron durante la pandemia y ven difícil una ampliación mayor, sobre todo en un contexto financiero adverso.

“El sistema es dinámico, hemos duplicado nuestra capacidad instalada entre 2019 y 2022, es decir cuando empezó la pandemia en marzo pasamos de 123 a 205 camas ahora, esa sería la capacidad máxima del sistema privado en este momento y los recursos se van reasignando según la necesidad de los casos”, explicó Rodofo Torres, coordinador médico de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Mendoza (Aclisa).

En definitiva dijo que la situación se va adaptando en función de la demanda.

Y agregó: “No hay una situación financiera para las clínicas que permita prever y sumar infraestructura, eso es muy difícil y el contexto coyuntural en que está inmersa la salud es un caos de expectativas; la verdad es que es difícil lo que se viene por delante si hubiera un muy importante aumento de casos”.

Coincidió en que no se está viendo un incremento de pacientes internados en los hospitales.

Fuente:https://www.losandes.com.ar/sociedad/rebrote-de-covid-que-esperan-en-los-hospitales-y-como-se-preparan/

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail