San Rafael, Mendoza viernes 21 de enero de 2022

Crecimiento de casos de COVID-19 en Argentina: más testeos en un escenario con nuevas variantes

Los casos de COVID-19 subieron 42% en una semana. Ayer, confirmaron 4.555 contagios, la mayor cifra en más de 100 días. Los expertos recomiendan vacunarse, seguir manteniendo el distanciamiento social, usar barbijo y evitar permanecer mucho tiempo en lugares cerrados

Una trabajadora sanitaria hace guardia en una zona de urgencias por covid-19 de una clínica, en Buenos Aires (Argentina), en una fotografía de archivo. EFE/Juan Ignacio RoncoroniSi el COVID-19 fuera una película, podríamos decir que, a nivel global, es una película que se mira en diferido.
Visto desde Argentina, asistimos a situaciones similares a las que se ya dieron otros países donde hubo una gran cantidad de descensos de contagios para luego volver a aumentar nuevamente. Sucede algo parecido con las confinamientos y medidas de protección: se liberan zonas para circular sin barbijo, donde luego se vuelven a cerrar. Ayer, en Argentina se confirmaron 4.555 contagios, la mayor cifra en más de 100 días, un dato que alarmó a algunos expertos

En medio de la aparición de la nueva variante Ómicron, del avance de la campaña de vacunación que tiene ahora la tercera dosis como “nueva” protagonista, los contagios crecen sostenidamente y también aumentan, a menor ritmo, las internaciones en terapia intensiva. De 14.224 nuevas infecciones semanales se llegó a 21.291 positivos en los últimos siete días.

Por otra parte, de ayer a hoy fueron realizados 52.869 testeos, con un índice de positividad del 8.61%. Desde el inicio del brote, se llevaron a cabo 26.776.841 pruebas diagnósticas para esta enfermedad. A la fecha, se registran 29.278 casos positivos activos en todo el país y 5.220.418 recuperados.

El número de casos en el país ya lleva más de 9 semanas en ascenso sostenido con el predominio de la variante Delta del coronavirus. Esto, sumado a la preocupación que conlleva la llegada al país de la nueva variante más contagiosa Ómicron, que ya se detectó en pacientes de 69 naciones en menos de un mes.

El crecimiento de casos fue de un 42% respecto del comienzo de la semana pasada. Los nuevos casos registrados por el Ministerio de Salud saltaron de un promedio diario de 400 hace dos meses a más de 3.500 ayer.

En la semana del lunes 29 de noviembre al domingo 5 de diciembre se registraron 14.224 nuevas infecciones en la Argentina. Y en la última semana, del 6 de diciembre al 13 del mismo mes hubo 21.291 casos positivos. Es decir, más de un 42% de incremento semanal.

Desde el 16 de noviembre a la fecha, según observaron desde la Unidad de Datos de Infobae, la media móvil en todo el país creció 68%. Si se distingue por jurisdicción, en la provincia de Buenos Aires subió un 58%, en la Ciudad de Buenos Aires casi se duplicó, con un 92% de nuevos casos promedio semanales. Mientras que en el resto del país, por fuera de los dos grandes distritos, el porcentaje llegó al 66%.

Otra de las cifras que ha crecido en los últimos días es la de pacientes internados en Unidades de Terapia Intensiva (UTI). Actualmente hay 739 pacientes internados en una UTI, lo que significa que la ocupación actual de esas camas totaliza el 35% y sube a 37,8% en las camas del AMBA. Los números se encuentran muy por debajo de las 7969 personas hospitalizadas el 14 de junio en situación crítica por la enfermedad, pero alerta que la demora en completar los esquemas de vacunación pueda volver a estresar a un sistema de salud que se vio muy exigido durante meses. Y respecto a la cantidad de fallecidos, hoy se registraron 34 muertes por COVID-19, totalizando 116.826 desde el inicio de la pandemia.

En la jornada de ayer, una noticia llamó la atención de epidemiólogos e infectólogos: “Las autoridades sanitarias de Córdoba aislaron en las últimas horas a 800 personas que participaron de las fiestas de egresados de cuatro colegios, entre las cuales había 90 contagiados. Una secuenciación genómica preliminar realizada por el Laboratorio Central de la provincia indica que serían de la nueva variante Ómicron.

En cuanto a la vacunación, según el Monitor público de vacunación, hay aplicadas en la Argentina 71.799.106 vacunas. Con una dosis hay 37.364.854 personas (81,56%), con dos dosis 31.247.579 personas (68,21%). Y con dosis adicional de refuerzo 3.186.673 Personas (6,95%)

El Ministerio de Salud prevé, según trascendió ayer, un piso de 56 millones de vacunas contra el COVID para el 2022. Sin la presencia de la ministra Carl Vizotti, la jefa de gabinete Sonia Tarragno adelantó que son las dosis que ya contrató el Estado nacional de Pfizer, Moderna, Astrazéneca y Sputnik que ya fueron contratadas.

Lento pero sostenido

El doctor Antonio Raúl De los Santos Presidente de la Academia Nacional de Medicina, afirmó a Infobae: “Estamos viviendo un incremento lento pero sostenido de contagios por COVID y la mejor manera de frenar al virus es completar el esquema de dos dosis de vacunación e incrementar las terceras dosis”. También es clave para el experto “seguir manteniendo el distanciamiento social, usar el barbijo, evitar permanecer mucho tiempo en lugares cerrados y mantener una buena higiene de manos”.

Fotografía de archivo en la que se registró a una enfermera al preparar una vacuna contra la covid-19, en Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni
Fotografía de archivo en la que se registró a una enfermera al preparar una vacuna contra la covid-19, en Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Y agregó: “Todo lo que hay que hacer respecto al coronavirus, sea la variante Delta, Ómicron o la que venga en un futuro se resume en la prevención y en mantener las medidas de cuidado, como así también la alta vacunación. El contagio viene con el contacto, no con la variante nueva. También es necesario aumentar la cantidad de hisopados y no solamente hisopar a quien tiene síntoma. Ómicron es la repetición de la historia del coronavirus. Delta parecía que era un demonio hasta que llegó y ahora es predominante en el país. Ómicron será lo mismo. Y luego va a aparecer otra. Hoy estamos mucho peor que hace 4 meses. El virus no reconoce fronteras ni tiempos. Y la falta de cuidados y las aglomeraciones que vimos en los festejos de River en el Obelisco o en Plaza de Mayo el otro día nos muestra que la consecuencia obligada será ver más contagios”.

El infectólogo Tomás Orduna, asesor presidencial en la actual pandemia, se refirió a la suba de casos de coronavirus: “Seguimos en contexto de pandemia, no hay que olvidarse y tenemos eventos masivos, entrada de turistas, movimiento de argentinos saliendo al extranjero, todo esto hay que vigilarlo. Tenemos a favor que estamos en verano. La mayoría de la gente sigue usando barbijo. Con estos números no hace falta una nueva medida restrictiva pero sí podemos corregir cosas mirando lo que pasa en Europa”.

Trabajadores de la salud realizan una prueba de la covid-19 en Buenos Aires (Argentina), en una fotografía de archivo. EFE/Enrique García Medina
Trabajadores de la salud realizan una prueba de la covid-19 en Buenos Aires (Argentina), en una fotografía de archivo. EFE/Enrique García Medina

Consultado por Infobae, el médico infectólogo Lautaro De Vedia observó que en las últimas semanas volvieron a verse pacientes internados por COVID en los hospitales. “Son pocos por ahora, pero sí hay un aumento marcado del número de casos”, destacó el experto del Hospital Muñiz y ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (Sadi).

“Hay que tomar conciencia de eso y completar el esquema de vacunación en el más del 30% de la población que no recibió la segunda dosis”. La mayoría (90%) de los casos registrados, según lo que mostró el último estudio del Instituto Malbrán, corresponden a la variante Delta”, sostuvo De Vedia y ejemplificó: “Hoy los aforos en el fútbol al 100%, los actos políticos, el festejo de ayer de la hinchada de River no son oportunos en este momento, menos aún con la variante Ómicron dando vueltas”. “Creo que es momento de parar un poco la pelota”.

“Estábamos esperando que aumenten los casos para fin de año, como ocurrió el año pasado, pero en esta oportunidad se sumó la llegada de nuevas variantes”, señaló por su parte el médico infectólogo Ricardo Teijeiro (MN 58065) “Las medidas de prevención están casi abolidas por eso se empiezan a ver medidas más fuertes como el pase sanitario que son necesarias”, dijo acerca de esta suba en los contagios.

“Todas las sociedades científicas, infectólogos y ministerios de Salud del mundo insisten en mantener los protocolos de cuidado ante el coronavirus. Por eso no se entienden las manifestaciones políticas o festejos en el fútbol como los que tuvimos en los últimos días”, analizó Teijeiro.

El caso de Córdoba

El Instituto Malbrán confirmó el pasado domingo que 4 de 8 muestras analizadas procedentes de Córdoba correspondían a la variante Ómicron
REUTERS/Gaelen MorseEl Instituto Malbrán confirmó el pasado domingo que 4 de 8 muestras analizadas procedentes de Córdoba correspondían a la variante Ómicron REUTERS/Gaelen Morse

El Instituto Malbrán confirmó el pasado domingo que 4 de 8 muestras analizadas procedentes de Córdoba correspondían a la variante Ómicron. Se trata de contagios que se iniciaron con un hombre que arribó el pasado 2 de diciembre junto a su familia procedente de Dubái, donde reside. Tras cumplir con los requisitos de PCR negativo y esquema de vacunación completa necesarios para ingresar al país, comenzó a tener síntomas leves de COVID-19 por lo que reiteró el análisis que en ese momento sí dio positivo. Hasta entonces, el hombre se había vinculado con numerosas personas en la zona de Colonia Caroya y Jesús María, que debieron ser aisladas.

En el caso de las fiestas de egresados en la ciudad de Córdoba, el brote se habría iniciado con una joven que regresó recientemente al país desde Estados Unidos, que es hermana de uno de los alumnos que egresaba de uno de los establecimientos.

Ante esto, el ministro provincial reiteró el pedido realizado a la Nación para que se aplique la exigencia de cuarentena a las personas procedentes del exterior y no solamente a quienes llegan de Sudáfrica, lugar donde primero se detectó la variante Ómicron.

Los médicos en Sudáfrica observaron en las últimas semanas que la cepa está causando síntomas leves a los nuevos infectados, como dolor de cabeza y cansancio. Muy distinto a la dificultad para respirar y cuadros agudos de inflamación de tejidos, registradas en las versiones anteriores del virus. La mutación Ómicron no ha provocado una sola hospitalización o muerte a hoy, afirman.

Este lunes se conoció que un paciente infectado con la variante de coronavirus Ómicron murió en el Reino Unido, informó el primer ministro Boris Johnson. En cambio, las autoridades sanitarias británicas no precisaron si la persona fallecida se encontraba vacunada o no o si padecía enfermedades de base.

Fuente:https://www.infobae.com/salud/2021/12/15/crecimiento-de-casos-de-covid-19-en-argentina-mas-testeos-en-un-escenario-con-nuevas-variantes/

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail