San Rafael, Mendoza domingo 16 de enero de 2022

Cama plegable para un faraón – Por:.Beatriz Genchi

Entre los numerosos hallazgos que Howard Carter realizó en 1922 en el interior de la tumba de Tutankamón hay uno que, curiosamente, ha llamado mucho la atención de los investigadores. Se trata, nada más y nada menos, del primer prototipo conocido de cama plegable. En el año 2018 la pieza antes de ser trasladada al Gran Museo Egipcio, fue restaurada y preparada para su traslado.

Hasta la fecha, nadie había realizado un estudio específico y minucioso de este artilugio, y la investigadora japonesa Naoko Nishimoto, especialista en muebles antiguos de la Universidad de Tokio, tomo la iniciativa. Y su veredicto, tras realizar un minucioso análisis de este mueble, es que se trata de una pequeña maravilla de la técnica.

La cama plegable está fabricada con láminas de papiro, mide 1,80 metros, y se sostiene sobre ocho apoyos de madera con forma de patas de león, dos de los cuales podían replegarse cuando se recogía la cama.

El mecanismo que permite plegar la cama es, según un investigador japonés, realmente ingenioso y demuestra el nivel de creatividad que habían alcanzado los artesanos egipcios. Todo indica que esta cama era usada por el faraón cuando tenía que pernoctar fuera de su palacio. Y lo que más extraña a la investigadora es que se trata de un mueble único en su época, ya que no existe constancia de que ningún otro faraón usara una cama similar.

Los investigadores proponen que el altamente desarrollado diseño de la cama no solo pone de manifiesto la magnífica artesanía del antiguo Egipto, sino que además proporciona información sobre los más profundos deseos de Tutankamón, quien debido a su pie zambo necesitaba ayuda para caminar, un estudio anterior sugería que el faraón padecía malaria y tenía un pie zambo, lo que le obligaba a utilizar bastón. A pesar de que el joven y frágil faraón jamás podría haber participado en expediciones de larga distancia o agotadoras, sin duda le encantaba la idea de cazar y acampar, apuntaba Nishimoto.

Los investigadores japoneses estudiaron un pequeño modelo de la cama plegable que se encuentra en Gebelein, Egipto. Sus conclusiones sugieren que tal vez existieron catres de dos pliegues antes de Tutankamón, pero que no existen predecesoras para la cama plegable en tres partes como la encontrada en la tumba del faraón, la cual habría sido “revolucionaria”.

Sin embargo, la cama de tres hojas de Tutankamón era verdaderamente innovadora con toda probabilidad la primera de su clase diseñada jamás ya que los investigadores concluyeron además que era más cómoda y estable.

Actualmente en el Gran Museo de Giza – Egipto.

Gentileza: 

Beatriz Genchi – beagenchi@hotmail.com
Museóloga-Gestora Cultural-Artista Plástica.

Puerto Madryn – Chubut.

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail