San Rafael, Mendoza domingo 28 de noviembre de 2021

Dígame de qué color es su orina y le diré cómo está su salud renal

Ilustración deCuando la maquinaria de purificación sufre alteraciones se producen, entre otras cosas, las ‘famosas’ piedras (y a veces cólicos), fruto de un exceso de sales

Relacionados siempre con algo difícil de conseguir o de gran valor, eso cuesta un riñón, estos órganos situados en la mitad inferior de la espalda son los encargados de realizar funciones de limpieza, de equilibrar químicamente nuestra sangre y de producir algunas hormonas. Del tamaño de un teléfono móvil no muy grande, y con un peso de unos 150 gramos cada uno, son un órgano fundamental para nuestra supervivencia. Probablemente de ahí venga el dicho popular.Si quiere saberlo todo sobre estas estupendas depuradoras y sobre qué dice la orina de nuestro estado de salud, le invito a seguir leyendo.

¿CÓMO FUNCIONAN?

Los riñones son una compleja maquinaria de purificación de la sangre. Cada uno de ellos alberga en su interior, aproximadamente, un millón de filtros llamados nefronas que son capaces de purificar unos 125 mililitros de sangre por minuto. El contenido de un vaso de yogur cada minuto. Toda la sangre de nuestro cuerpo cada 50 minutos.Cuando la sangre pasa por esos filtros, separa el agua y los productos de desecho sobrantes para mandarlos a la vejiga en forma de orina, mientras que devuelve a la sangre parte del agua, glucosa, sal, potasio y otras sustancias necesarias para mantener el equilibrio químico de la sangre.

¿POR QUÉ SE FORMAN PIEDRAS EN ELLOS?

Las piedras en el riñon o litiasis renal son tan antiguas como el hombre, ya las documentó Hipócrates en el siglo V a.C., pero esto no sirve de consuelo cuando una se atasca y nos manda al hospital. Esas piedras son consecuencia de un exceso de sales en la orina: esas sales producen cristales sobre los que se van depositando más y más cristales hasta formar una piedra. Cuando esta se desplaza o tiene el tamaño suficiente como para impedir el paso de la orina, llegan el dolor y la urgencia.

¿EN VERANO HAY MÁS CÓLICOS DE RIÑÓN?

Aunque pueda resultar curioso, es cierto que en verano hay más consultas por cálculos renales, que son los causantes en la amplia mayoría de los casos de esos molestos cólicos nefríticos. Esto tiene una explicación y es que hace calor, no bebemos toda el agua que deberíamos y encima perdemos agua mediante el sudor.Todo esto obliga al riñón a hacer un sobreesfuerzo, necesita retener toda el agua que sea posible pero a su vez debe eliminar las sustancias de desecho. Esas sustancias se encontrarán muy concentradas en orina, hay que eliminar la menor cantidad de agua posible, y el riesgo de que se formen cristales aumenta considerablemente.

¿CÓMO PODEMOS PROTEGER LOS RIÑONES?

Cuidar nuestros riñones ayudará principalmente a que no se formen piedras, pero también a que trabajen menos forzados. Para ello realizar una adecuada ingesta de agua es fundamental, incrementándola en verano, si tenemos fiebre o cuando realizamos ejercicio físico: beber más agua hará que produzcamos una orina más diluida y eso dificultará la sobresaturación de sales en orina y la aparición de piedras.Llevaremos además una dieta sana variada y moderada, evitando especialmente un exceso de ingesta de calcio y ácido úrico, y mantendremos nuestros niveles de tensión arterial y de glucosa dentro de los parámetros normales.

¿ES IMPORTANTE EL COLOR DE LA ORINA?

Lo es. Nuestra orina está formada por agua, sales… pero contiene además un pigmento llamado urobilina y que es el que le da ese color amarillo tan característico.Cuando bebemos mucha agua habremos observado que el color de nuestra orina es casi transparente, la cantidad de urobilina es la misma pero como los riñones están eliminando mucha agua ese pigmento apenas destaca.Por el contrario si bebemos poca cantidad de agua el color de nuestra orina será de un amarillo muy oscuro (lo que se conoce como orina cargada), esto es debido a que el pigmento destaca mucho más al eliminar poca agua.

¿POR QUÉ ES OSCURA A PESAR DE BEBER SUFICIENTE AGUA?

Si esto es algo que sucede habitualmente, entonces nos puede estar indicando que algo no va bienAcuda a su centro de salud para un análisis de orina. Los niveles normales de urobilina están entre 0,1 mg/dl y 1 mg/dl, valores por encima o por debajo pueden estar avisando de un problema hepático.

¿ES MALO AGUANTAR LAS GANAS DE ORINAR?

El problema viene si esto es algo que hacemos de forma habitual. La orina contiene desechos y entre ellos no es raro que pueda haber bacterias, si retenemos mucho tiempo esa orina estamos favoreciendo la aparición de infecciones de orina. Hacerlo aumenta, además, las posibilidades de que se formen piedras en la vejiga.

Fuente:https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2021/11/08/61854e5921efa07d2d8b45c9.html

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail