San Rafael, Mendoza miércoles 27 de octubre de 2021

La proteína en los niños: 4 claves sobre el consumo de huevo en esta etapa de la vida

El huevo porta muchos aminoácidos esenciales indispensables para el crecimiento y formación de las proteínas. Además, aporta ácidos grasos mono y poliinsaturados (fundamentales para el desarrollo)El huevo porta muchos aminoácidos esenciales indispensables para el crecimiento y formación de las proteínas. Además, aporta ácidos grasos mono y poliinsaturados (fundamentales para el desarrollo)

Se trata de un alimento altamente nutritivo, lo que lo hace un valioso contribuyente de una dieta balanceada y saludable, fundamental en las etapas tempranas. Una especialista explicó a Infobae el valor de su aporte

El huevo tiene tantos aportes nutricionales en la infancia que incluso ya es bueno consumirlo desde la mismísima panza. El huevo, es alimento tan alabado y criticado a la vez, es una pieza fundamenta en el comienzo de la vida.

El cuerpo humano va cambiando a lo largo de nuestra vida y dependiendo de la edad que tengamos, serán más precisas la ingesta de algunas vitaminas y nutrientes. El cuerpo cambia y la alimentación también. En este proceso de cambioel huevo ocupa un lugar en cada momento, ya sea en durante el embarazo, en la infancia como en la adultez.

En la infancia, el huevo es fuente de proteínas de alta calidad es vital. Llenos de propiedades, los huevos proporcionan una solución alimenticia completa para los niños, la cual apoya al desarrollo saludable del cerebro y mejora los niveles de concentración. Debido a la presencia de colesterol en la yema, contribuyen a la maduración del sistema nervioso central.

Entre las vitaminas y minerales que aporta, se destaca la vitamina D (de la yema), la que resulta fundamental para el correcto metabolismo de otros nutrientes importantes, como el calcio. Además, aporta hierro, B12 que son indispensables para el crecimiento y desarrollo del sistema nervioso central, entre otrosJulieta Pomerantz, licenciada en nutrición (MN 4995), miembro de la Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas Dietistas (AADYND), brindó a Infobae 4 claves en relación a los niños.

Entre las vitaminas y minerales que aporta, se destaca la vitamina D (de la yema), la que resulta fundamental para el correcto metabolismo de otros nutrientes importantes, como el calcio. Además, aporta hierro, B12 que son indispensables para el crecimiento y desarrollo del sistema nervioso central, entre otros

-Aporta muchos aminoácidos esenciales indispensables para el crecimiento y formación de las proteínas. Además, aporta ácidos grasos mono y poliinsaturados (fundamentales para el desarrollo)

-Entre las vitaminas y minerales que aporta, se destaca la vitamina D (de la yema), la que resulta fundamental para el correcto metabolismo de otros nutrientes importantes, como el calcio. Además, aporta hierro, B12 que son indispensables para el crecimiento y desarrollo del sistema nervioso central, entre otros.

No debe consumirse crudo especialmente por una cuestión de seguridad alimentaria. Son convenientes preparaciones como revueltos, tortillas, o como parte de preparaciones como puré.

-Su proteína es económica, de fácil digestión y muy versátil. Se debe consultar con el pediatra sobre el momento de la introducción del huevo en la alimentación del niño, ya que puede provocar algún tipo de alergia si existe predisposición. Muchos ya lo recomiendan a partir de los 6 meses.

No debe consumirse crudo especialmente por una cuestión de seguridad alimentaria. Son convenientes preparaciones como revueltos, tortillas, o como parte de preparaciones como puréNo debe consumirse crudo especialmente por una cuestión de seguridad alimentaria. Son convenientes preparaciones como revueltos, tortillas, o como parte de preparaciones como puré

El huevo es un alimento de bajo costo y altamente nutritivo que lo hace un valioso contribuyente de una dieta balanceada y saludable con un bajo aporte calórico: tiene 75 calorías por cada unidad de tamaño mediano

No contiene carbohidratos, aporta 12 g de proteína de óptima calidad por cada 100 g de huevo. “Aportas grasas monoinsaturadas en su mayoria y pocas grasas saturadas, a la vez que constituye una las principales fuentes de colesterol de la dieta (aproximadamente 220 mg de colesterol por cada unidad de huevo de tamaño mediano)”, dice Pomerantz.

Mucho se ha hablado de donde se encuentra la principal proteína, de si la yema es buena o no. “La principal proteína de la clara es la ovoalbúmina, seguida por la ovotransferrina y otras como la lisozima. Se postula que las diferentes proteínas del huevo podrían tener un impacto favorable frente a procesos de inflamación así como propiedades antimicrobianas, inmunoprotectoras, antihipertensivas y antioxidantes”, recalca Pomerantz.

Y agrega con respecto a la yema: “Los lípidos de la yema también poseen numerosos beneficios nutricionales y para la salud, incluyendo propiedades antimicrobianas”

Su proteína es económica, de fácil digestión y muy versátil. Se debe consultar con el pediatra sobre el momento de la introducción del huevo en la alimentación del niño, ya que puede provocar algún tipo de alergia si existe predisposición. Muchos ya lo recomiendan a partir de los 6 mesesSu proteína es económica, de fácil digestión y muy versátil. Se debe consultar con el pediatra sobre el momento de la introducción del huevo en la alimentación del niño, ya que puede provocar algún tipo de alergia si existe predisposición. Muchos ya lo recomiendan a partir de los 6 meses

El huevo aporta a su vez carotenoides como luteína y zeaxantina, los cuales tienen propiedades antioxidantes y podrían proteger contra las cataratas y la degeneración macular, causas importantes de ceguera en la vejez.

Aún existe mucha controversia y poco acuerdo en cuanto a la restricción del consumo del huevo y el colesterol alto. “Teniendo en cuenta la alta calidad nutritiva del huevo, junto con su aporte de numerosos compuestos bioactivos beneficiosos para la salud humana, este alimento puede ser considerado como un constituyente importante en la dieta de personas en todas las etapas del ciclo vital, pero podría jugar un rol aún más significativo en etapas de mayor demanda nutricional, como la infancia o el embarazo, o en aquellos más vulnerables, como los adultos mayores”, dice la experta.

“En población diabética o de elevado riesgo cardiovascular, en honor al principio de precaución y considerando que la evidencia no es concluyente aún, parece prudente no recomendar un consumo regular de huevo, o al menos evitar el consumo de su yema”, finaliza Pomerantz.

Fuente:https://www.infobae.com/tendencias/2021/10/08/la-proteina-en-los-ninos-4-claves-sobre-el-consumo-de-huevo-en-esta-etapa-de-la-vida/

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail