San Rafael, Mendoza miércoles 08 de diciembre de 2021

A veinte días de las elecciones, la intención de voto sigue la lógica de las PASO

Mendoza, 13-08-17. Comenzó la votación de las Elecciones Legislativas 2017 en la provincia de Mendoza.

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1631475078705Elecciones%20Paso%202021%20(9).jpgEl peronismo intenta no perder terreno, a pesar de la caída de la imagen del Gobierno nacional. En Cambia Mendoza buscan capitalizar ese fenómeno y estirar la ventaja. El resto de las fuerzas se estancaron y se pone en duda, incluso, su ingreso a la Legislatura.

A veinte días de las elecciones generales de medio término, el escenario en Mendoza no muestra ni grandes cambios con respecto al resultado de las PASO ni indicios de que exista algo que pueda provocar un cimbronazo tal que modifique los porcentajes obtenidos el 12 de setiembre. De hecho, todo indica que se confirmarán las tendencias y que la brecha entre Cambia Mendoza y el Frente de Todos puede estirarse algún punto.

De ser así, podría ser simbólico, como para que el oficialismo mendocino festeje que sacó más distancia. En el reparto de cargos todo seguirá igual: dos senadores y tres diputados para el partido de gobierno y una banca en el Senado y dos en la Cámara Baja nacional para un peronismo que, alicaído, busca no perder más terreno; sobre todo, en la disputa del dibujo de la nueva legislatura provincial.

La posibilidad de que una tercera fuerza logre colarse y disputar un lugar en el Congreso está lejos de concretarse. Más allá del pedido de los partidos chicos de ir tras la banca que renovaría la actual senadora K, Anabel Fernández Sagasti, los números muestran que se trata sólo de una declamación de campaña y que, dentro del mundo probabilístico, es factible aunque, prácticamente, improbable que suceda.

No se puede soslayar que casi diez por ciento de los votos en las PASO fue en blanco y que la que podría considerarse tercera fuerza (Partido Verde) no llegó ni a seis por ciento de los sufragios. Para atinar a arrebatarle un lugar al peronismo debería mostrar un crecimiento de 400 por ciento. Lo mismo ocurre con el Frente de Izquierda, y, por ahora, ninguna encuesta sobre intención de votos muestra que algo así vaya a ocurrir, ni siquiera con el discurso de ser la alternativa para sacarle poder al kirchnerismo en Mendoza. Por dos motivos. Primero, porque la experiencia de José Luis Ramón todavía está fresca: se presentó con un mensaje similar, llegó al Congreso y terminó siendo un aliado estratégico y político de los soldados de Cristina. Segundo, porque, siempre bajo esa premisa, nadie le gana a Alfredo Cornejo en la imagen de referente anti-K.

Para Diputados, la cuestión es diferente. De la cinco bancas que se disputan, la última todavía no tiene dueño. Hasta ahora, según las PASO, ese lugar le corresponde al Frente de Todos. Sin embargo, una buena performance del oficialismo local podría convertir la distribución en un 4 a 1. Según el sistema D’Hont, Cambia Mendoza debería estirar la ventaja en algo más de 60.000 votos.

Los verdes o la izquierda deberían aspirar a poco más que duplicar su desempeño para entrar en la pelea. La realidad indica que, hoy por hoy, está en duda que logren alguna banca en la Legislatura.

¿De dónde podrían salir? Todos los partidos apuestan a una mayor participación que la registrada en las PASO (72,5%) y a procurar que varios de los que decidieron votar en blanco esta vez opten por alguna boleta.

El Frente de Todos sabe que no puede descuidarse, por eso cambió su estrategia de campaña. La primera señal la dio tras la derrota en las Primarias. Martín Aveiro asumió como jefe de campaña y desplazó a Lucas Ilardo. El ascenso del intendente de Tunuyán por sobre el legislador camporista fue leído como una necesidad de darles más participación a los jefes comunales del PJ: más peronismo y menos kirchnerismo.

En los números, eso le está permitiendo mantener la intención en el orden de 25 o 26 puntos. Pero no más que eso. El techo está muy cerca del piso.

La reanudación de la propaganda política mostró sus efectos: se abandonaron las proclamas sobre la necesidad de viajar a Buenos Aires a buscar acuerdos y se apuntó más a la mendocinidad; en ponerse el traje de opositor en el pago local y de ser la voz de los que no están de acuerdo con la gestión de Rodolfo Suarez.

En Cambia Mendoza la realidad es otra. Equipo que gana no se toca; en especial, si todo apunta a la confirmación de lo sucedido el 12 de setiembre. Con un dato venturoso que se maneja con cuidado: algunos estudios muestran que la imagen del Gobierno nacional en Mendoza cayó entre 3 y 4 puntos desde las PASO, y eso aumenta las chances de ser receptor del llamado “voto útil” de quienes buscan sancionar a la gestión de Alberto y Cristina Fernández.

Por:Jorge Hirschbrandjorgeh@elsol.com.ar@Jorge_Hirsch
Fuente;https://www.elsol.com.ar/mendoza/a-veinte-dias-de-las-elecciones-la-intencion-de-voto-sigue-la-logica-de-las-paso

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail