San Rafael, Mendoza viernes 24 de septiembre de 2021

Cobertura contra el dólar y mayor tasa, la demanda del mercado para volver a financiar al Tesoro

Cobertura contra el dólar y mayor tasa, la demanda del mercado para volver a financiar al TesoroEn un escenario más complicado para financiar el déficit fiscal vía mercado, el cambio de estrategia del Ministerio Economía parece incluir títulos cortos, la reaparición de los bonos “dólar linked” y un aumento en el rendimiento de las letras indexadas por inflación.

En agosto, el Ministerio de Economía no pudo refinanciar el total de los vencimientos de deuda en pesos, algo que no ocurría desde junio de 2020. En este escenario más complicado para financiar el déficit fiscal vía mercado, el cambio de estrategia de la cartera que conduce Martín Guzmán parece incluir títulos cortos, la reaparición de los bonos “dólar linked” y un aumento en la tasa de las letras indexadas por inflación.

En la primera licitación de septiembre, casi el 46% de la deuda adjudicada se concentró en dos bonos que ajustan en función de la evolución del tipo de cambio oficial, uno con vencimiento en noviembre de 2022 y el otro con vencimiento en abril de 2023. De esta manera, quedó reflejada la búsqueda de cobertura cambiaria por parte de muchos inversores que prevén una aceleración en el ritmo de devaluación luego de las elecciones legislativas.

“En tanto sean diferentes las proyecciones del mercado sobre el tipo de cambio, respecto de las del Gobierno, las colocaciones dólar linked son una apuesta que tiene sentido. Por un lado, porque cuando el Gobierno coloca estos títulos está dando el mensaje de que no va a devaluar y si efectivamente no devalúa le sale barato. Por otro lado, al inversor también le sirve porque piensa que va a subir el dólar”, explicó a este medio Joaquín Waldman, analista de la consultora Ecolatina.

“Creo que estos títulos vinieron para quedarse un tiempo. Pero a la vez, son un instrumento que al Gobierno parecería no gustarle”, acotó.

Las expectativas del mercado se apoyan en que los elevados niveles de inflación vienen provocando cierto atraso en el tipo de cambio y que las reservas se están viendo presionadas por una mayor demanda de importadores y una merma en los ingresos por exportaciones debido a cuestiones estacionales.

“En los últimos 10 años, los procesos electorales en Argentina han generado situaciones de stress desde la perspectiva cambiaria. En general, las elecciones fueron precedidas por varios meses de atraso del tipo de cambio y generaron expectativas de cambio en el ritmo de depreciación posterior. En ese marco, el mercado respondió con procesos de cobertura mediante dolarización de carteras, anticipo de importaciones y postergación de liquidación de exportaciones”, profundizó Rodrigo Benítez, economista jefe de Quinquela Fondos.

Juan Ignacio Paolicchi, economista de Empiria, agregó que existe un piso de demanda para los dólar linked ya que el mercado tiene la posibilidad de comprar en la licitación primaria al 1% anual (por sobre la suba del tipo de cambio) y vender en el mercado secundario al -1%.

En paralelo, el 32,5% de la última colocación correspondió a dos letras atadas a la inflación (Lecer), con vencimientos en abril y julio de 2022. En estos casos se destacó una suba en las tasas reales convalidadas por el Tesoro, que hace algunos meses giraban en torno al 2% y ahora se ubicaron cerca del 4%“No es una suba menor”, remarcó Waldman.

En las últimas licitaciones se venía observando que los títulos a tasa fija a muy corto plazo venían ganando algo de terreno, teniendo en cuenta la desaceleración de la inflación que se prevé de acá a fin de año, algo que puede revertirse a partir de los mayores rendimientos en el segmento que ajusta por CER.

Adicionalmente, el mercado advierte presiones sobre la inflación para 2022 si es que comienzan a corregirse precios relativos como las tarifas. En ese sentido, para el mediano plazo los títulos CER siguen siendo los preferidos por buena parte de los inversores, salvo que haya una significativa suba en los retornos de los instrumentos a tasa fija.

En líneas generales, Paolicchi aseguró que “hay una profunda incertidumbre en el mercado de pesos”. “El Banco Central viene subsidiando el dólar CCL, con una venta diaria de u$s20 millones en las últimas cinco ruedas, lo cual refleja que el tipo de cambio está barato e incentiva la venta de instrumentos en pesos”, resaltó.

Respecto de las letras a tasa fija (Ledes), en la reciente licitación la Secretaría de Finanzas ofreció un solo instrumento, con un retorno del 40,69%. “Hay una tasa que no compensa el riesgo y la incertidumbre de Argentina”, sostuvo el integrante de Empiria.

Por su parte, Waldman ve que Economía no tiene demasiados incentivos para subir la tasa porque la que ofrece ya es más favorable que la del resto de los instrumentos a tasa fija del mercado, teniendo en cuenta, por ejemplo, que las Leliq pagan 36%. Pero además, agregó el economista, “nadie va a querer venir a hacer carry trade con una tasa del 45%”, por lo cual deberían subirla mucho más, algo que no ve factible.

Una de las particularidades de la licitación del jueves pasado fue que el Tesoro dejó afuera al 42% de lo ofertado por los inversores por las Lecer y la Lede, para no convalidar una mayor suba de tasas.

El Tesoro debe hacer un equilibrio entre sus necesidades de financiamiento y la tasa que convalida, para que esta última sea lo más sostenible posible en el tiempo. “Últimamente no venía consiguiendo que le ofertaran los suficiente, es decir, no había tasa a la cual los inversores estuviesen dispuestos a prestarle. Esta vez sí quisieron prestar pero le pidieron una tasa muy elevada”, detalló el economista de Ecolatina

En lo que va del año, el Gobierno captó financiamiento neto en el mercado en 2021 por $382.550 millones, un 117% respecto de los vencimientos de deuda en pesos que había en el período. Si bien en la reciente colocación logró cubrir vencimientos de la semana, el ratio de roll-over fue inferior al promedio de los primeros meses del año.

Cabe recordar que el equipo de Guzmán se propuso para este año financiar el déficit en un 40% vía mercado, dejando el 60% para la emisión monetaria. Según un informe de Ecolatina, actualmente la proporción de financiamiento es de dos tercios de asistencia del Banco Central (1,8% del PBI) y un tercio de endeudamiento (0,9% del PBI).

Los analistas coinciden en que esta meta es cada vez más difícil de alcanzar, teniendo en cuenta que los vencimientos entre lo que queda de septiembre y noviembre son significativos (más de $800.000 millones) y que se estima un mayor gasto público en este segundo semestre.

Fuente:https://www.ambito.com/finanzas/mercado/cobertura-contra-el-dolar-y-mayor-tasa-la-demanda-del-volver-financiar-al-tesoro-n5276369

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail