San Rafael, Mendoza sábado 23 de octubre de 2021

BCRA no vendió dólares pero las reservas cayeron casi u$s2.000 millones por el pago al FMI

BCRA no vendió dólares pero las reservas cayeron casi u$s2.000 millones por el pago al FMIFue la mayor baja diaria desde que Macri reinstaló el cepo en 2019. Se normaliza el mercado oficial, pero siguen las presiones sobre las cotizaciones financieras. El Central profundiza el ancla.

En un mercado oficial que de a poco comienza a normalizar su funcionamiento después de los vaivenes en torno de las Primarias, el Banco Central cortó una racha de tres ruedas con fuertes ventas de divisas para mantener su política de ancla cambiaria y terminó ayer con saldo neutro en sus intervenciones en la plaza mayorista del dólar.
Pese a eso, las reservas internacionales sufrieron la mayor caída diaria desde agosto de 2019, antes de que Mauricio Macri reinstalara el cepo en medio de una masiva salida de capitales. Este miércoles, las tenencias del BCRA cayeron u$s1.992 millones. La causa fue la concreción del primer pago de capital al Fondo Monetario Internacional que realizó el Gobierno con los Derechos Especiales de Giro (DEG) que el propio organismo distribuyó en agosto.

La cancelación corresponde al multimillonario crédito stand by que tomó la administración de Cambiemos en 2018, del que llegaron a desembolsarse unos u$s45.000 millones. El préstamo está nominado en DEG, el activo de reserva del fondo cuya valuación se determina por una canasta de cinco monedas soberanas. El vencimiento saldado fue por 1.326 millones de DEG, que de acuerdo a la cotización de ayer equivale a u$s1.884 millones, confirmaron fuentes oficiales a este diario.

Como contó Ámbito, el pago se realizó con los DEG distribuidos por el Fondo a todos los países miembros del organismo, de los cuales a Argentina le tocaron u$s4.334 millones. Estos recursos se irán casi en su totalidad en los otros dos compromisos que el Ejecutivo abonará hasta fin de año, mientras continúa la negociación para alcanzar un nuevo programa que refinancie la deuda: al giro de ayer, se sumarán u$s390 millones de intereses en noviembre y otros u$s1.885 millones por la segunda cuota de capital en diciembre.

Para concretar esta operación, ayer el Ministerio de Economía oficializó la colocación al BCRA de una letra intransferible a diez años, con la que le recompró los DEG recibidos. Fue el segundo paso de un mecanismo contable por el cual anteriormente el Tesoro le había vendido al Central esos recursos a cambio de pesos, con los cuales a su vez le canceló $422.000 millones en adelantos transitorios a la autoridad monetaria y ganó margen de asistencia por esa vía para solventar el programa financiero 2022.

Fuentes del Banco Central confirmaron la concreción del el pago al FMI y señalaron que la diferencia de u$s8 millones entre el monto cancelado y la magnitud de caída de las reservas correspondió a la variación de las cotizaciones de los distintos instrumentos que componen las reservas (yuanes y oro, principalmente). Así, las tenencias internacionales brutas cerraron ayer en u$s43.177 millones.

Esta sangría de casi u$s2.000 millones de las arcas del BCRA coincidió con una rueda en la que se recuperó la oferta de divisas en el mercado cambiario mayorista y la entidad que preside Miguel Pesce terminó con saldo neutro. Fue producto de una mejora en los ingresos de parte de los exportadores y del desprendimiento por parte de los bancos de parte de los dólares que habían comprado en los día de mayor tensión electoral. “Las operaciones se van normalizando”, señalaron fuentes oficiales. En septiembre, un mes de estacionalidad desfavorable, el Central acumula ventas por u$s700 millones, un monto importante pero lejano a los más de u$s1.100 millones que había perdido en el mismo lapso de 2020. En el acumulado anual, las compras netas llegan a los u$s6.500 millones.

La mesa de operaciones del Central aprovechó la dinámica de los últimos días para reforzar el ancla cambiaria, la política que consiste en deslizar el dólar oficial bien por debajo de la evolución de los precios internos para intentar consolidar la lenta desaceleración de la inflación mensual. Como contó Ámbito, en medio de los anuncios y las tensiones políticas, el Gobierno definió sostener su actual estrategia de administración del dólar. Ayer, convalidó una suba de apenas 2 centavos en el tipo de cambio mayorista hasta los $98,49. En la semana acumula un avance de 13 centavos, por debajo de los 16 centavos que había aumentado en el mismo lapso de la semana pasada.

Presión sobre el CCL

Como contracara, sí fue una jornada de intensa actividad en las cotizaciones financieras, cuya demanda se incrementó y forzó al BCRA a desplegar su intervención. El dólar MEP y el Contado con Liquidación (CCL) “regulados” llegaron a rozar los $176 en el comienzo de la rueda pero luego cedieron hasta los $173, con una brecha con el oficial del 75,8%. Se trata de las variantes negociadas por pantalla a través de la compraventa de bonos, el segmento donde intervienen los organismos públicos.

En paralelo, hubo nuevas alzas en las variantes del CCL que el mercado denomina “libres”, es decir, las operaciones financieras que permiten sacar dólares del país pero que son ajenas a la intervención oficial. Según fuentes privadas, el liqui operado con ADR de empresas argentinas que cotizan en Wall Street cerró a $188, el mismo nivel del promedio operado en las negociaciones bilaterales (Senebi) por fuera de la pantalla. Mientras que el CCL realizado con Cedears (acciones del exterior negociadas en pesos en el mercado local) terminó a $189. El dólar blue subió $1 este miércoles a $185, según un relevamiento de Ámbito en el mercado ilegal porteño.

Estas presiones alcistas coinciden con cierto ruido generado en el mercado por las advertencias sobre el drenaje de reservas que atraviesa el Central en esta parte del año producto de una estacionalidad desfavorable en el segmento oficial y de la intervención para mantener la brecha con los financieros en torno al 75%. Además, algunos operadores agitan el riesgo de un shock de emisión monetaria ante la ampliación del gasto público para costear el paquete de medidas del Gobierno que busca apuntalar los ingresos tras la derrota en las primarias.

En cambio, como contó este medio, en el Gabinete económico destacan que no hubo grandes sobresaltos cambiarios pese al ruido pre y post-PASO, y esperan una estabilización de la demanda. Respecto del plano fiscal y monetario, si bien está aún atravesado por debates con otros sectores de la coalición gobernante, afirman que se apunta a cumplir con las pautas presupuestadas y que, en todo caso, lo que se acelerará es la ejecución. Además, Martín Guzmán buscó calmar al mercado: dijo ayer que los anuncios económicos y el modo de contabilización de los DEG no plantean “un cambio en los planes de cómo se financia la política fiscal que estamos llevando a cabo”.

Fuente:https://www.ambito.com/economia/bcra/no-vendio-dolares-pero-las-reservas-cayeron-casi-us2000-millones-el-pago-al-fmi-n5285333

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail