San Rafael, Mendoza viernes 24 de septiembre de 2021

Otra vez las acciones argentinas tienen un rally antes de las PASO: ¿se puede repetir el 2019?

Foto de archivo - Operadores trabajan en el piso de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Argentina. Sep 2, 2019. REUTERS/Agustin MarcarianEl índice líder subió ayer más de 3%, algunos papeles subieron más de 10% y el mercado empezó a recordar lo que ocurrió hace dos años. La cercanía de las elecciones empieza a jugar, pero también el regreso de flujos a mercados emergentes

En las últimas tres jornadas hábiles el índice Merval –que agrupa a las acciones líderes locales- subió más del 6% y marcó un incipiente cambio de clima por parte de los inversores, que venían escapándole al mercado local. Algunos papeles, especialmente el sector energético como Edenor Pampa, subieron 10,4% y 7,6%. Pero además se destacaron los papeles bancarios que venían muy rezagados, con subas de casi 9% en los casos de Macro Supervielle.

Ariel Sbdar, CEO de Cocos Capital, es uno de los brokers que viene insistiendo hace tiempo con las oportunidades que presentan las acciones argentinas por sus bajos precios. “Acá no hay nada puntualmente que las impulse. Sí el hecho que las valuaciones son demasiado bajas incluso dentro de la incertidumbre que presenta el mercado local. Por eso es lógico ir a valores más razonables. Después se verá qué pasa con todo lo demás”.

El 12 de agosto de 2019, despues de las PASO, el mercado argentino cayó 50% en dólares, una caída histórica pocas veces registrada a nivel global. Muchas acciones todavía deberían subir entre 40% y 140% para llegar a esos niveles

En definitiva, detrás de la recuperación del mercado accionario aparecen algunos aspectos puntuales que conviene tener en cuenta. Sobre todo para responder la pregunta si puede producirse un nuevo golpe como el que ya sufrió el mercado local en 2019, justo después de las PASO. Estos son algunos aspectos centrales:

Sugestivas encuestas preelectorales: cuando faltan menos de tres semanas para las PASO es lógico que los inversores empiecen a mirar con atención lo que dicen las proyecciones. Si bien no hay unanimidad ni mucho menos, el dato más relevante de las distintas consultoras políticas es que la gente está muy disconforme por su situación económica y que además cayó muy mal el escándalo generado por las fotos y videos de la fiesta de Olivos en la que participó el propio Presidente. Para completar este cuadro, en la provincia de Buenos Aires todo indica que el Gobierno tendría un resultado favorable pero al mismo tiempo mucho más apretado que en 2019, por lo que no le alcanzaría para alzarse con mayoría en la cámara de Diputados. Estos datos han generado entusiasmo entre inversores que siguen de cerca de la Argentina, aunque la mayoría recomienda moverse con “cautela”. Está aún demasiado fresco el recuerdo de lo sucedido en la previa de la PASO del 2019, cuando se vaticinaba un resultado parejo y finalmente Alberto Fernández se impuso por 14 puntos, generando un verdadero derrumbe en las cotizaciones. El peligro de que se repita este escenario es menor porque los valores ya están muy bajos, pero si el resultado es más favorable que lo esperado para el oficialismo también podría tener un impacto negativo en las cotizaciones.

El acuerdo con el FMI parece más cerca: las señales del Gobierno son bastante claras sobre la necesidad de acordar con el organismo, aunque más no sea para patear para adelante los vencimientos de 2022 y 2023. La expectativa es que el compromiso sirva además para ir acomodando los principales desequilibrios, en particular el déficit fiscal, pero también cómo seguirán los controles cambiarios. En caso de avanzarse, sería clave para reducir los niveles de desconfianza y también sería de vital importancia para evitar una nueva crisis cambiaria posterior a las elecciones legislativas, que se realizarán el 14 de noviembre.

Las señales del Gobierno son bastante claras sobre la necesidad de acordar con el FMI, aunque más no sea para patear para adelante los vencimientos de 2022 y 2023

Las cotizaciones de las acciones están “regaladas”: la mayoría de los papeles aún está muy por debajo del valor que habían tocado el 12 de agosto de 2019, luego del golpe que sufrió el mercado local por el resultado de la última PASO. Esa jornada, el mercado argentino cayó 50% en dólares, una caída histórica pocas veces registrada a nivel global. Muchas acciones todavía deberían subir entre 40% y 140% para llegar a esos niveles. Muy pocas han logrado incluso quedar por encima de aquellos valores, entre las pocas que lo consiguieron se encuentran Pampa Energía, Cresud Tenaris. Incluso medido en dólares el índice Merval se encuentra en valores muy bajos, cotizando en alrededor de USD 400 tomando como tipo de cambio el “contado con liquidación”. Esto es un poco más alto que el piso de USD 300 que históricamente actuó como soporte, pero es claramente más bajo que el promedio de los últimos diez años. Claro que el dato que las acciones estén regaladas tampoco asegura nada. Si la desconfianza aumenta, está claro que se trata de un mercado poco líquido en el que “salir a cualquier precio” puede generar un desastre en las cotizaciones.

Están llegando fondos a países emergentes: Brasil fue uno de los principales beneficiarios en las últimas jornadas. La persistencia de tasas bajas en Estados Unidos y el repunte del precio del petróleo repercutieron favorablemente en el mercado brasileño y una porción mínima de esos flujos también derrama en el mercado local, como ya sucedió a mediados de año. Aquel repunte luego se vio opacado por la decisión del MSCI de recategorizar a la Argentina como mercado “standalone”, incluso por debajo de la categoría de “fronterizo”.

El Banco Central ganó poder de fuego luego del giro de dólares del Fondo: los USD 4.300 millones que entregó el organismo a la Argentina como parte de su proceso de capitalización aumentó el nivel de reservas brutas a USD 46.300 millones. Si bien sólo una fracción es utilizable para intervenir en el mercado cambiario, está claro que la entidad que preside Miguel Pesce está en condiciones de evitar al menos hasta las elecciones una sorpresa con el precio del dólar. Además, la entidad conserva cierto “poder de fuego”, no sólo a través de las reservas, sino además las nuevas regulaciones que limitan el acceso al mercado cambiario y la posibilidad de intervenir en el mercado de futuros.

Fuente:https://www.infobae.com/economia/2021/08/25/otra-vez-las-acciones-argentinas-tienen-un-rally-antes-de-las-paso-se-puede-repetir-el-2019/

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail