San Rafael, Mendoza sábado 25 de septiembre de 2021

Los olímpicos – Por:. Beatriz Genchi

El contraste entre los Juegos Olímpicos originales y los de hoy asombraría a los antiguos griegos …

Cuando se inauguraron, solo había un evento atlético: el estadio. Recibió el nombre del edificio en el que se llevó a cabo, que se convirtió en estadio en latín.

Fueron una serie de competiciones atléticas disputadas por representantes de diversas ciudades-estado griegas. Se disputaban normalmente cada cuatro años o una olimpiada. Durante la celebración de la competición se promulgaba la ékécheiria o tregua olímpica, para permitir a los atletas viajar en condiciones de seguridad desde sus polis hasta Olimpia. Los antiguos Juegos Olímpicos fueron bastante diferentes de los modernos; había menos eventos y solo los hombres libres que hablaban griego podían competir, además de que se celebraban siempre en el mismo lugar.

Por fuentes antiguas, se cuenta entre los participantes más célebres Alejandro Magno, que participó siendo adolescente, siglo IV a. C.,1​ en carrera de carros.

Veinte competidores corrieron una carrera de aproximadamente 180 metros. Los atletas se alinearon y a diferencia de los corredores modernos que despegan agachados, los velocistas griegos antiguos despegaban desde una posición de pie, con los brazos extendidos ante ellos.

También estaban desnudos. Con los músculos tensos, enrollados y listos para comenzar, los velocistas del antiguo estadio griego esperaban el comienzo de la carrera. Detrás y a sus lados se cernían los oficiales de los Juegos Olímpicos para asegurarse de que nadie despegara demasiado pronto.

Ante ellos había una pista de tierra plana, al final de la cual esperaba otro grupo de oficiales del juego, cuya tarea era decidir el ganador, y detectar y descalificar a los tramposos, si los hubiere.

Si estaba demasiado cerca y los oficiales determinaban que era un empate, la carrera se volvería a correr. Había que desempatar.

Finalmente, llegó la señal para comenzar: un fuerte toque de trompeta. Los competidores entraron en acción, despegaron y, en unos pocos segundos frenéticos, la carrera terminó.

¡Koroibos! ¡Koroibos! gritó la multitud de espectadores mientras el velocista (un cocinero de la ciudad-estado de Elis llamado Koroibos) desnudo cruzaba la línea ganadora para convertirse en el primer ganador de los Juegos Olímpicos. Corría el año 776 a. C. …

Entre los antecedentes de las celebraciones de los diversos juegos deportivos en la Antigua Grecia se ha señalado una posible conexión con eventos que tenían lugar en Creta durante la época minoica. Entre las pinturas al fresco de esta época aparecen juegos con toros y boxeadores. Por otra parte, en Hagia Triada parecen representarse carreras y salto, pero la interpretación de esa escena es dudosa. De hecho, hay historiadores que rechazan la influencia cretense en los posteriores juegos de la Antigua Grecia. ​

También ha sido objeto de debate la presencia de competiciones deportivas en la Grecia micénica, pese a que se ha sugerido que cuando apareció la religión micénica debió aparecer también el deporte, que estaría unido íntimamente a ella.

y los últimos Juegos Olímpicos de la Antigüedad se celebraron en el 393 d. C., casi doce siglos después de sus comienzos. Tras la adopción del cristianismo como religión oficial del Imperio romano con el Edicto de Tesalónica (28 de febrero de 380), el emperador Teodosio prohibió toda celebración pagana, incluidos los juegos olímpicos.

Gentileza

Beatriz Genchi – beagenchi@hotmail.com
Museóloga – Gestora Cultural – Artista Plástica.

Puerto Madryn – Chubut.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail