San Rafael, Mendoza jueves 16 de septiembre de 2021

El jengibre: sus propiedades curativas

  Su nombre científico es Zingiber officinale.

El jengibre o kion es una hierba de la familia de las zingiberáceas, cuyo tallo subterráneo es un rizoma horizontal muy apreciado por su aroma y sabor picante.

El rizoma se utiliza como condimento y medicamento. Se puede usar fresco, seco y en polvo o como jugo o aceite.
Su raíz es de forma poco agradable, un sabor característico y con grandes propiedades medicinales, siendo uno de los mejores aliados para mantener un sistema digestivo saludable, y para calmar las gripes y resfríos

La planta del jengibre es procedente de las zonas tropicales del sudeste asiático. Sus hojas angostas y pequeñas flores amarillas y violetas, similares en cierta forma a los lirios. Puede llegar a tener 90 cm de altura, con largas hojas de 20 cm.

Cuando se lo cultiva en las laderas de montañas, crece más de un metro, especialmente en condiciones de mucha sombra. La raíz tiene aspecto nudoso, es levemente dura y llega a alcanzar una medida de tres centímetros de diámetro.

Para poder utilizar la raíz del jengibre, debe ser extraída pasado los seis meses desde que fue plantada. Debe ser lavada en primer término. Luego deberá dejarse secar durante varios días. Este procedimiento permite almacenar el jengibre durante varios meses a temperatura media.

China e India son los principales productores de jengibre, seguidos por Australia, Hawai e Indias Occidentales. Se dice que el cultivado en Jamaica es de mejor calidad que el resto.

Sus principales componentes activos son el zingibere y bisaboleno (aromáticos), mientras que los principios acres o picantes, que se conocen como gingeroles y shogaoles, son los responsables de sus variados efectos medicinales.

Usos del jengibre

Se usa para el tratamiento de varios tipos de “problemas estomacales”, incluyendo los mareos inducidos por el movimiento, las náuseas debidas al embarazo, los cólicos, el malestar estomacal, la flatulencia, la diarrea, las náuseas causadas por el tratamiento para el cáncer, las náuseas y los vómitos después de una cirugía y además para la pérdida del apetito.

Otros usos incluyen el alivio del dolor de la artritis o el dolor muscular, el dolor menstrual, el tratamiento de las infecciones del tracto respiratorio superior, la tos y la bronquitis. También se usa para el dolor de pecho, el dolor bajo de la espalda y el dolor de estómago.

Algunas personas se ponen el jugo fresco sobre la piel para el tratamiento de quemaduras. El aceite hecho del jengibre a veces se aplica sobre la piel para aliviar el dolor.

En los alimentos y las bebidas, el jengibre se usa como un agente saborizante.

En la fabricación, el jengibre se usa como fragancia en los jabones y los cosméticos.

Se usa también como un ingrediente en los medicamentos laxantes, antiflatulentos y antiácidos.

Beneficios del jengibre

Son muchas las propiedades del jengibre para la salud: nos ayuda en nuestro sistema digestivo a todos los niveles. Por ejemplo, si no hemos tenido hambre por unos cuantos días, podemos comer jengibre fresco antes del almuerzo para conseguir abrir el apetito y así no perder peso indeseado.

Además, el jengibre nos ayudará a absorber mejor todos los nutrientes esenciales que contienen el resto de alimentos. Y masticar un poco de jengibre con miel nos ayudará cuando tenemos náuseas -incluso si estas son provocadas por la anestesia luego de despertarte de una cirugía-, así como también reducir los gases intestinales y eliminar los calambres estomacales.

El jengibre “borra” los microcanales de circulación del cuerpo, lo que ayuda en muchos casos a aquellas personas que sufren de congestión en los senos nasales. Un té de jengibre puede ayudarte a eliminar la congestión y el dolor de garganta asociados normalmente con gripes y resfríos.

Como antiinflamatoria permiten reducir el dolor en muchos casos. Por ejemplo, si tenemos dolor en las articulaciones no hay nada mejor como un baño caliente con un poco de aceite esencial de jengibre.

Propiedades del jengibre

  • Alivia los malestares digestivos: al estimular los jugos gástricos, se usa contra la dispepsia. Los beneficios digestivos principales residen en la acción que sus enzimas ejercen sobre las proteínas de la digestión y su apoyo prebiótico a la flora intestinal. Al mantener los músculos intestinales a tono, facilita el transporte de las sustancias, aminorando la irritación de las paredes intestinales.
  • Protege el hígado: Al ser colagogo, facilita la secreción de la bilis y alivia los síntomas de hinchazón, acidez y flatulencia. En la función hepatoprotectora son mucho más activos los gingeroles (oleorresinas).
  • Favorece la circulación: al igual que el ajo, el jengibre hace a las plaquetas de la sangre menos pegajosas, y es menos probable que se acumulen. Puede también disminuir el colesterol en la sangre. Ambas acciones reducen un factor de riesgo importante para la arteriosclerosis.
  • Mantiene un sistema cardiovascular sano: Fortalece el funcionamiento general del corazón. Y como tiene propiedades antiocoagulantes y antiagregantes, ayuda a prevenir el taponamiento de las arterias.
  • Elimina los mareos: Su acción antiemética evita mareos y vértigos en viajes. Este efecto se atribuye a la acción de gingeroles y shogaoles sobre el tracto digestivo.
  • Alivia dolores y molestias menstruales: por sus funciones antiespasmódicas, algunas mujeres lo usan para calmar los dolores del periodo.
  • Calma migrañas y jaquecas: Se usa contra los fuertes dolores de cabeza. Su gran ventaja es que el alivio del dolor ocurre sin el uso de fármacos convencionales, que producen molestos efectos secundarios.
  • Mejora catarros, afonía y gripes: Es expectorante y antitusivo.
  • Te mantiene joven: la presencia de los extractos etanólicos y metabólicos en su raíz ha demostrado una fuerte actividad antioxidante.
  • Actúa como antiinflamatorio: exitoso para aliviar la artritis reumatoide.
  • Cura gastritis: resulta muy útil, sobre todo, en las provocadas por alcohol o estrés, siempre que estén en fases iniciales.
  • Te depura: Facilita la sudoración y depuración del organismo.
  • Previene tumores: dos compuestos picantes de la raíz, gingerol y paradol, tienen efectos inhibitorios sobre las sustancias promotoras de tumores.
  • Ayuda en la eficacia de otros medicamentos: Es empleado junto a ciertas fórmulas de remedios tónico-estimulantes y de laxantes.

Información nutricional   por 100g

Calorías 80

Lípido 0,8 g

Ácido graso saturado 0,2 g

Ácido graso poliinsaturado 0,2 g

Ácido graso monoinsaturado 0,2 g

Sodio 13 mg

Potasio 415 mg

Glúcidos 18 g

Fibra alimentaria 2 g

Azúcar 1,7 g

Proteína 1,8 g

Calcio 16mg

Vitamina C 5 mg

Hierro 0,6 mg

Vitamina B6 0,2 mg

Magnesio 43 mg

..¿sabías que?…..

El jengibre contiene químicos que pueden disminuir las náuseas y la inflamación. Los investigadores creen que estos químicos trabajan principalmente en el estómago y los intestinos, pero también pueden trabajar en el cerebro y el sistema nervioso para controlar las náuseas.

Plantas con las que combina usar jengibre: Linaza, cedro, rosal, palisandro, cassia sen (Sen), harpagofito, ulmaria, árnica, cayena, aloe, pasiflora, romero, avena, nerolí, ajo y limón.

El usar jengibre junto con hierbas que pueden retardar la coagulación sanguínea puede aumentar el riesgo de sangrado en algunas personas. Estas hierbas incluyen la angélica, el clavo de olor, la salvia, el ginkgo, el ginseng Panax, y otras.

El tomar jengibre junto con medicamentos para la diabetes podría disminuir demasiado el azúcar en la sangre. Puede que sea necesario cambiar la dosis de su medicamento para la diabetes.
En dosis altas produce gastritis y su consumo está desaconsejado en caso de úlcera gastroduodenal en periodo activo. No se recomienda durante el embarazo y la lactancia ni en niños menores de 6 años.

Gentileza: www.susanaperucca.com.ar

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail