San Rafael, Mendoza viernes 24 de septiembre de 2021

Aportando al bienestar de nuestra comunidad – Por:.Dr Oscar Arrieta

Una serie de paradigmas que muchos daban por ciertos en el campo de la salud, han sido puestos en crisis, y hasta abatidos por la pandemia COVID 19. Más dinero, complejidad de sistemas, países evolucionados (primer mundo para algunos, jactándose así de la existencia de mundos inferiores) no fue sinónimo de adecuado control de la diseminación de la enfermedad.

La importancia de valores individuales, en cuanto a conceptos de salud personal, y por sobre todos poblacionales han sido reconocidos como de vital importancia, incluso por sobre otras características que el dinero podría comprar. Sin embargo, la economía se afectó tanto, que la posibilidad de subsistencia se vio amenazada en tanto caos.

Ahora, para la sociedad y para cada persona de nuestra comunidad, ha significado re dimensionar la valoración de la salud ¿La identificamos como un derecho, como un bien, como un servicio? La respuesta a esta pregunta marcará a las claras como es que enfrentaremos el futuro, tanto desde lo particular como lo social e incluso la respuesta de líderes sociales y políticos y por ende las instituciones público y privadas.

Y no solo como individuos hemos aprendido, sino también como médicos y el sistema de salud en su conjunto no puede desaprovechar la oportunidad de capitalizar esta situación de pandemia y sus efectos. Por momentos, parecía que otras patologías, enfermedades agudas y crónicas, se habían olvidado por la gran atención, en recursos (humanos, tiempo, económicos, servicios) dedicados casi exclusivamente al COVID y sus efectos. Lamentablemente, esto significó mayor morbi-mortalidad en pacientes con diabetes mellitus, infarto de miocardio, accidentes cerebrovasculares, hipertensos, y un extenso etcétera.

A veces el miedo al contagio, en otras ocasiones barreras a la accesibilidad infranqueables, personal de la salud enfermo, determinan en su conjunto, menor asistencia, menores procedimientos de diagnósticos y terapéuticos.

En este tiempo, hemos podido observar que de las decisiones, que se demuestran en las acciones (incluyendo por omisión) por pequeñas que parezcan influyen en la realidad de todos. Decisiones que se toman en los distintos ámbitos, públicos como privados, van contribuyendo a la evolución y el curso de procesos de salud – enfermedad, económicos, financieros, de seguridad y en todos y cada uno de los campos sociales de nuestra comunidad.

Creo firmemente en que las grandes acciones siempre comienzan en un primer paso. Paso que muchos no dan por ser incrédulos o ya desganados por una realidad compleja y agresiva, muchos otros esperan que las respuestas a nuestras necesidades vengan desde organismos u oficinas distantes a nuestras jornadas diarias, o lo que es peor ya, mucho ya sin esperanzas, se vuelven cómplices de un sistema que pone al ser humano muy lejos de su centro de acción.

En respuesta a este llamado a la responsabilidad social se encuentra la Institución que con gran orgullo dirijo. En Piuke somos un equipo conformado por una serie de profesionales de distintas disciplinas, tan variadas e indispensables que sería imposible trabajar sin ellos. Es por ello, que aún siendo diferentes, todos tenemos en común la visión del proceso salud enfermedad desde la SALUD. Muy lejos de modelos médicos hegemónicos tan populares y arraigados en instituciones dedicadas a la atención de pacientes, abordamos trans disciplinariamente cada acción, cada atención, cada intervención en cada uno de nuestros pacientes, con la visión mas integral del concepto de salud. No solo batallamos con la enfermedad, si no que trabajamos integralmente el concepto de promoción de la salud y prevención con la mayor calidad profesional y humana.

Seguiremos sumando servicios, seguiremos trabajando en dar nuestro aporte al bienestar de nuestra comunidad, que quizás aunque para muchos sea pequeño,  para nuestro equipo cada uno de los pacientes que mejora, que le podemos evitar dolor, familias que podemos asistir, cada cambio de conducta hacia lo saludable y fortalecimiento de su cuerpo, significa el mayor de los alicientes y justifica nuestro compromiso.

 

Dr Oscar Arrieta

Medico Cardiólogo

MP 7710

Director Instituto PIUKE

Mail: drarrieta@piukesalud.com.ar

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail