San Rafael, Mendoza lunes 02 de agosto de 2021

Casi una escultura – Por:.Beatriz Genchi

Stolpersteine (palabra alemana que designa una piedra en el camino que puede hacer tropezar al caminante), es un proyecto del artista alemán Gunter Demnig. El propósito de este monumento exhortatorio es conmemorar el destino de los seres humanos que fueron deportados y asesinados por los nacionalsocialistas. Son cubos de cemento de 10x10x10 centímetros que, en la parte superior, llevan incrustadas una placa de metal de 10×10 centímetros, donde se encuentran grabados los datos esenciales de la persona que se conmemora.

Este resalte sobre el nivel del suelo podría ser, tal como ocurre en la colocación de adoquines y baldosas, motivo para ocasionar un tropiezo al caminante. En esto se basa su nombre. Pero lo que se pretende es que la persona, al percibir el resalte en el camino, se detenga y se incline para leer lo que en la placa está escrito. Esta inclinación podría equivaler a un gesto de respeto por la persona que se recuerda. Siempre colocadas donde vivan o trabajaban estas personas.

En el año 1990, Demnig se interesó por conmemorar artísticamente el cercano cincuentenario de la deportación de 1000 personas de Roma y Sinti que habían residido Colonia, ya que este acto había sido una prueba preparatoria para las deportaciones generales de judíos alemanes que se realizaron a continuación. Demnig fue informándose sobre este hecho en archivos y a través de contactos con personas que tenían recuerdo de lo ocurrido, dando especial importancia a localizar la última residencia voluntaria que cada deportado tuvo en la ciudad.

Mientras realizaba sus investigaciones, pensó que en vez de un único monumento conmemorativo podría ser más interesante realizar sencillos pero abundantes monumentos, colocándolos muy diseminados. Llegado a esta convicción, es cuando consideró que de un modo económico se podían realizar estos monumentos dándoles forma de adoquín, proveyendo cada uno de ellos con una placa con texto identificativo e insertándolos en el pavimento de las calles, integrándose en ellas.

Demnig colocó la primera Stoperstein el 16 de diciembre de 1992, fecha en que se cumplían cincuenta años de la orden que impartió Heinrich Himmler para la deportación de «gitanos», en el adoquinado de la plaza del histórico edificio del Ayuntamiento de Colonia. En la placa se podían leer las primeras líneas del texto del decreto de deportación.

Era un proyecto gigantesco ya que en definitiva se llegarían a realizar y colocar seis millones de piedras para tener presentes a los seis millones de víctimas del régimen nazi.

En el año 1994 el artista había construido en su taller unas 250 piedras que fueron expuestas en la iglesia de San Antonio en Colonia. El 4 de enero de 1995, sin tener permiso de las autoridades locales, colocó en las veredas las primeras piedras. Al año siguiente participó en la exposición Künstler forschen nach Auschwitz («Artistas que investigan sobre Auschwitz») en Berlin-Kreuzberg y colocó 51 piedras en la calle Oranien de esa localidad, careciendo nuevamente de autorización. Fue el 19 de julio de 1997 cuando la administración de la localidad St. Georgen de Salzburgo, (Austria), le permitió colocar legalmente sus dos primeras piedras dedicadas estas a testigos de Jehová represaliados en la ciudad.

En Alemania, tuvo que esperar hasta el año 2000 para que la administración de Colonia le concediera el permiso para colocar allí las piedras que había proyectado para esa ciudad. A partir de este momento, en los años sucesivos el proyecto tomó fuerza, se difundió ampliamente, adquiriendo gran importancia y convirtiéndose en el monumento recordatorio más descentralizado del mundo. Hasta enero de 2016 había más de 50.000 Stolperteine en distintos países de Europa

Estas acciones de recuerdo se realizan por iniciativa de entidades cívicas o de las propias familias. Es el mismo escultor quién elabora a mano y una a una las placas, y es el mismo Demnig quién se desplaza a instalar las placas tras una sencilla ceremonia de recuerdo. Ya hay 50.000 colocadas en toda Europa.

Gentileza:

Beatriz Genchi – beagenchi@hotmail.com
Museóloga – Gestora Cultural – Artista Plástica.

Puerto Madryn – Chubut.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail