San Rafael, Mendoza domingo 01 de agosto de 2021

Tortas fritas, churros, rosquitas y más: 17 recetas fáciles para el mate

Dulces o salados, horneados o fritos: un completo recetario para acompañar nuestra infusión emblema con sus socios perfectos.

Duplas ideales del mate en cualquier tipo de clima, son perfectas para darle calor al cuerpo cuando el día está fresco, maridan muy bien con una tarde lluviosa y no pueden faltar en la cesta de la playa. Porque los dulces con que siempre acompañamos nuestra infusión emblema, si lo sabremos todos, ¿no?, son una perdición.

Con los dulces horneados no existe ese inconveniente, se pueden cocinar, conservar en un recipiente hermético y degustar cuando se desee. Es importante siempre guardarlos una vez que estén completamente fríos, para que no se humedezcan. 

Churros, Berlinesas, Pastelitos, Tortas fritas  (Thinkstock Photos)

Churros, Berlinesas, Pastelitos, Tortas fritas (Thinkstock Photos)

Frituras para la merienda

Las tortas fritas ranquean alto y se preparan rápidamente y con pocos ingredientes. Básicamente se mezcla harina, grasa, agua y una pizca de sal. Hay quienes prefieren freírlas en aceite, pero las verdaderas se cocinan en grasa.

Felicitas Pizarro cuenta que aprendió a hacerlas de muy chica, de la mano de su abuela “Valen”. “Sin receta, a ojo. Mezclaba los ingredientes, amasaba, les daba forma circular y un circulito en el centro para que al freírse el aceite suba y las cubra. Al retirarlas, todavía calentitas, las espolvoreaba con muchísima azúcar. Tanta que tapaba el piso de la cocina”, recuerda Pizarro y agrega, con la emoción propia del sabor de la memoria: “No sé si eran las más ricas que probé, pero tengo la certeza de que cuando las comía era muy feliz”. Como secretito comenta que se puede utilizar harina leudante, para que salgan un poco más gorditas, o 000 si se quieren de espesor normal.

Otro manjar de sartén son las “bolas de fraile”, “suspiro de monja” o más correctamente llamadas “berlinesas”. Son esas súper bolas doraditas con una lluvia de azúcar que las recubre. De cuna alemana, esta confitura en nuestro país suele estar en las vitrinas de las panaderías acompañando a las facturas. Para rellenarlas se les introduce una manga con un pico especial (largo y fino) y se deja deslizar la crema en cuestión que puede ser dulce de leche, mermelada o crema pastelera. Otra opción es hacerles un corte sin llegar a retirar la tapita y rellenarlas con un ingrediente que sea denso.

Berlinesas con dulce de leche o con pastelera (Lucia Merle)

Berlinesas con dulce de leche o con pastelera (Lucia Merle)

Si bien cada cocinero tiene su librito, en líneas generales la receta lleva harina, levadura fresca, azúcar, leche, huevos y manteca, justamente este último ingrediente es el que determina la calidad del producto, según afirma Luciano García, chef pastelero conductor de Cocineros Argentinos. “La temperatura del aceite en que se van a freír las berlinesas debe ser moderado, nunca utilizar un aceite fuerte, a 180°, si no se arrebata y queda cruda por dentro», señala Luciano y agrega: «Otro ítem a tener en cuenta es que la masa se corta y se pliega cuando está bien relajada, o sea, tuvo su tiempo de descanso. Porque de modo contrario, se contrae y pierde la forma típica de la berlinesa”.

¡Claro, cómo no mencionar las favoritas de Homero Simpson! Las donas son la base de la bollería típica de Estados Unidos que supieron ganar el corazón de los argentinos. En nuestro país pisaron fuerte, pero su pariente redondito (y sin agujero) es mucho más aclamado.

A diferencia de las berlinesas los rellenos de las donas son mucho más amplios: chocolate, manteca de maní, limón, maracuyá, entre otros. Se elaboran con harina, huevos, manteca, leche y polvo de hornear. Como un panificado normal, la masa cuando está ya lista y fermentada, se estira, se corta en forma circular con un agujero central y se deja levar 40 minutos, dependiendo de la humedad y la temperatura del ambiente. Una vez listas se fríen en aceite vegetal a 175°, hasta que estén doradas. Se escurren y ya están listas para rellenar o glasear.

Con chocolate o con mate, los churros son una perdición. (Shiba)

Con chocolate o con mate, los churros son una perdición. (Shiba)

Otro destacado de este grupo son los churros. “La calidad de toda la materia prima es importante. Para que salgan ricos es fundamental usar aceite que no haya sido usado con otro alimento para que no transmita sabores indeseables. Para lograr una textura crocante es necesario tener el aceite a 180° y cocinarlos el tiempo necesario de acuerdo a su tamaño”, asegura Alejo Waisman, chef propietario de El Burladero.

La masa es a base de agua con una pizca de sal y harina (si, básicamente un engrudo). Se cocina unos minutos revolviendo fuertemente. Luego, fuera del fuego, se le añaden huevos, batiendo luego de cada adición. Hay quienes le agregan un poco de manteca al agua y otros que los hacen sin huevos. Es cuestión de gustos, de probar y elegir la receta que más guste a cada uno.

Torta fritas, como las que hacía la abuela. (JUANO TESONE)

Torta fritas, como las que hacía la abuela. (JUANO TESONE)

Galletitas horneadas para el mate

Este segmento se caracteriza por ser más «liviano» ya que durante la cocción no absoben materia grasa. Y no sólo eso, otra ventaja que tiene es que se preparan en menos tiempo y se conservan mucho más.

Las palmeritas se pueden preparar a base de hojaldre (si se dispone de tiempo y ganas de amasarlo desde cero) o simplemente usar una buena masa para tartas bien hojaldrada. Un poco de manteca y azúcar, se enrolla de ambos lados y ya estará listo el rollo para cortar y hornear unas palmeritas deliciosas.

Otro dulce que marida con la bebida a base de yerba son los alfajorcitos de maicena. Son apto celíacos y encantan a todo tipo de paladares. Aunque en estos tiempos el mate no se comparte, la receta que compartimos es de esas que forma tapas delgadas, no de esas enormes que son un masacote que requiere beber dos litros de agua para pasarlo. De manera que la bombilla no se va a tapar con indeseables.

La pastafrola, con cualquiera de sus rellenos, es genial para una merienda. Cortada en cuadraditos o porciones, con o sin coco en su borde, es una tarta simple, rendidora y delciosa. Al llevar manteca, es aconsejable que la masa esté fría al momento de estirarla, para que no se «desmaye» durante la cocción y quede bien prolijita.

Chipá, gran aliado del mate.

Chipá, gran aliado del mate.

¿Quién dijo que sólo los dulces se llevan bien con el mate? Los chipá, el pan con chicharrón y los bizcochitos de grasa son grandes aliados. De fácil preparación y sabor salado son fórmulas que no hay que olvidar. Los chipá se hacen con harina de mandioca, ingrediente irremplazable que se consigue en las dietéticas e incluso en las góndolas de harinas de los supermercados. La mezcla de quesos queda a gusto y piaccere de quien los cocine siendo indicado utilizar una mezcla de quesos de sabor intenso y otros suaves.

Acá están las fórmulas para que ningún mate quede sin compañía. Sean del team dulce o del salado, preparen todo casero y disfruten de sabores más saludables y económicos.

Recetas para el mate

Receta de Alfajores de maicena

Receta de Berlinesas (Bolas de fraile)

Receta de Bizcochitos de grasa

Receta de Chipá 

Receta de Churros

Receta de Donas

Receta de Palmeritas

Receta de Pan de leche

Receta de Pan con chicharrón

Receta de Pastafrola de membrillo

Receta de Pastafrola de batata

Receta de Pastafrola de dulce de leche

Receta de Rosquitas criollas

Receta de Torta invertida de manzana 

Receta de Tortas fritas

Receta de Tortitas negras

Receta de Waffles

Fuente:https://www.clarin.com/gourmet/tortas-fritas–churros–rosquitas-17-recetas-faciles-mate_0_WJKnEorJ8.html
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail