San Rafael, Mendoza lunes 02 de agosto de 2021

Inflación: los precios ya subieron 50% en un año en Mendoza

Inflación: los precios ya subieron 50% en un año en MendozaEl índice de mayo fue 3,6%, más alto que el nacional, pero menor que el de abril. Esparcimiento, educación e indumentaria, lo que más subió.

La inflación no da tregua. Según datos de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de Mendoza (DEIE) el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de mayo fue del 3,6%; es decir que durante el quinto mes de 2021 la inflación en la provincia fue menor que la registrada en abril (4,8%).

Pero, tal como ocurrió el mes pasado, la medición tomada en nuestra provincia mostró estar por encima de la inflación registrada por el Indec que fue del 3,3%. Mendoza en lo que va del año acumula una inflación del 21,5%, mientras que desde mayo de 2020 la escalada del IPC alcanza un 50%

“Claramente Mendoza no puede alejarse de la situación Argentina, que muestra números muy similares”, señaló el economista Alejandro Trape. Pero más allá de esta pequeña brecha, que se marcó en el quinto mes el año, ambos informes -tanto provincial como nacional-  señalaron una desaceleración de la inflación con respecto 4,8% del mes de abril (el porcentaje más alto desde diciembre de 2020).

En la medición de Mendoza incidieron los aumentos en los rubros: “esparcimiento”, con una suba respecto de abril del 8,4% y un acumulado en 2021 del 18,6%; “educación” que aumentó un 5,5% contra abril y acumula un 35,3% en total; “indumentaria”, con el 4,4% y el 26% esta temporada; “transporte comunicaciones” con un 4,4% contra abril y un acumulado del 21,5% tras asimilar la suba de los combustibles y el reordenamiento tarifario. En tanto que el rubro “atención médica y gastos para la salud” aumentó un 4% -a la par de la variación de abril- y acumula un 22,3% en 2021; casi un punto porcentual más que el 21,5% de inflación de 2021.

Razones macroeconómicas

“La inflación es un fenómeno de la macroeconomía, no es un fenómeno local. Lo que puede haber es una variación entre los índices de precios de las distintas regiones, pero en el largo plazo esa tenencias tenderán a unificarse”, señala el economista Carlos Rodríguez. Un ejemplo ello es el comportamiento de los precios del rubro “alimentos y bebidas”, que señalaron un aumento general del 2,8% respecto a abril (suma un 22,7% durante 2021), afectado por los aumentos del aceites, café, carnes, leche y otros productos lácteos, verduras y el pan.

Para explicar ese 50% de inflación acumulada, los técnicos coincidieron en que hay que temer en consideración el incremento de los alimentos a nivel internacional y su efecto en la balanza comercial. El economista Raúl Mercau le había explicado a Los Andes que la suba de los precios de los alimentos se debía al comportamiento externo de los commodities, que impctan en algunos de los consumos principales de la canasta alimentaria de los argentinos.

Al respecto, el economista Nicolás Aroma agregó: “No se puede subestimar; la situación de la inflación importada en los precios de los alimentos (por los aumentos de los commodities). También hay que decir que Estados Unidos y también Alemania han presentado un incremento de precios mensuales en niveles históricos”.

Para este asesor, que es integrante de los equipos técnicos del Partido Justicialista, para lograr una desaceleración más marcada sería necesario algunos controles sectoriales para poder aplicar planes antiinflacionarios.

Maniobras de freno

“La inflación está muy alta, en promedio del 50% anualizada. Entre las causas están la falta de credibilidad en la política económica, los aumentos del dólar, de los combustibles, la suba de determinados precios internacionales como el de la soja… es un combo de causa, pero la principal es política”, señaló Sebastián Laza, economista y asesor del Gobierno del Mendoza. Mientras que al hablar sobre la desaceleración agregó: “Hay que ver si esta baja en mayo se va a mantener, aún no es una tendencia, por lo pronto es un punto en un mes. Creo que es difícil; pero si puedo decir que está un poco más tranquilo el dólar”.

Por su parte, el economista y gerente de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM), Walter Carvalho, destacó: “En esta pequeña desaceleración respecto de la inflación de abril, ha tenido una explicación el control de los precios del rubro de alimentos y bebidas. Rubro que podría volver a tener un crecimiento considerable en la medición del IPC de junio movilizado por el impacto del aumento del precio de la carne y de los lácteos”. También el especialista detalló que un factor a tener en cuenta es el impacto del aumento de 5% en el precio de los combustibles en mayo (el último incremento programado hasta el mes de diciembre).

En tanto que, al referirse a la desaceleración, Aroma apuntó: “Las causas de la desaceleración tienen que ver con que terminaron de impactar los aumentos de combustibles que se venían dando   En los primeros meses del año, el dólar ha bajado la tasa de devaluación mensual y sigue en estado de control por parte del Gobierno nacional. Los precios importantes de la economía que impactan en el resto de precios, están siendo controlados: dólar, tarifas y salarios”.

En las vísperas de los anuncios del índice inflacionario del Indec de mayo, las estimaciones de los analistas y consultores preveían que el porcentaje mensual rondaría 3,5%, una cifra menor al 4,1% registrado de abril. Finalmente, el organismo nacional publicó una medición de 3,3% y de un acumulado del 21,5% para los primeros cinco meses.

Un anuncio oportuno

Como una avanzada, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas había adelantado previo a publicación de Indec que esta semana habrá importantes anuncios de medidas que tiendan a la desaceleración de la inflación. La atención estará puesta en el valor de los alimentos, una problemática de carácter internacional por la baja de producción, y en los costos logísticos de distribución.

Con los últimos números sobre la mesa y una visión más amplia, los economistas locales explicaban: “Efectivamente el problema de la pandemia incidió en el acumulado anual, pero también lo hicieron los ajustes tarifarios, el tipo de cambio y la emisión de dinero”, remarcó Trape, director del Centro de Investigaciones y Vinculación Económica de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCuyo.

En tanto que al evaluar las medidas para provocar una desaceleración, el autor del libro “Expectativas y Espejos” agregó que la receta que se espera, modere el crecimiento del gasto público en lo que resta del año, y deseo que “los tiempos políticos no prevalezcan por sobre la prolijidad que va llevando adelante Guzmán desde enero de 2021”.

Fuente:https://www.losandes.com.ar/economia/inflacion-los-precios-ya-subieron-50-en-un-ano-en-mendoza/

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail